¿Preocupado por tu salud? Visita nuestro blog sobre el coronavirus para encontrar todo lo que necesitas saber.

×
Todos los artículos del glosario de Your.MD han sido revisados por doctores cualificados.

Cinco maneras de mantenerse saludable este invierno

Aquí hay cinco formas de asegurarse de que, incluso cuando su cuerpo le dice que hiberne, pueda mantenerse saludable y en forma, sin importar el clima.

Elimine el cansancio invernal

Muchas personas se sienten cansadas y lentas durante el invierno. Esto se debe a la falta de luz solar, que interrumpe nuestros ciclos de sueño y vigilia.

Pruebe estos consejos:

  • Salga al aire libre con luz natural tanto como sea posible
  • Duerma bien por la noche: váyase a la cama y levántese a la misma hora todos los días
  • Elimine el estrés con ejercicio o meditación: se ha demostrado que el estrés le puede hacer sentirse cansado

Lea más sobre cómo eliminar el cansancio invernal.

Coma más frutas y verduras

Cuando hace frío y está oscuro, puede ser tentador comer alimentos reconfortantes poco saludables. Sin embargo, es importante asegurarse de tener una dieta saludable e incluir cinco porciones de frutas y verduras al día.

Si tiene ganas de comer algo azucarado, pruebe con una mandarina o naranja.

Las verduras de invierno como las zanahorias y nabos se pueden asar, hacer puré o hacer sopa para una comida de invierno para toda la familia. Explore las variedades de frutas y verduras que normalmente no puede comer.

Lea más sobre [lo que cuenta para sus 5 porciones de fruta y verdura al día](/condition/es-es/5aday-whatcounts).

Beba más leche

Es más probable que se resfríe en invierno, así que asegúrese de que su sistema inmunitario esté en condiciones óptimas.

La leche y los productos lácteos como el queso, el yogur y el queso fresco son fuentes excelentes de:

  • Proteínas
  • Vitaminas A y B12
  • Calcio, que ayuda a mantener nuestros huesos sanos y fuertes

Elija la leche semidesnatada, al 1% o desnatada, en lugar de entera y yogures naturales bajos en grasas.

Lea más sobre la leche y los productos lácteos.

Pruebe actividades nuevas para toda la familia

No utilice los meses de invierno como excusa para quedarse en casa y hacer el vago. En lugar de esto, salga con toda la familia para probar alguna actividad nueva, quizá patinar sobre hielo o dar un paseo por la playa o por el parque.

El ejercicio regular ayuda a controlar su peso, fortalecer su sistema inmunitario y es una buena manera de romper la tensión que puede acumularse si la familia está constantemente encerrada dentro de la casa.

Lea más sobre los tipos de ejercicio para usted y su familia.

Desayune bien

El invierno es la temporada perfecta para la avena. Comer un tazón caliente en una mañana en la que haga frío no es solo una forma reconfortante de empezar el día, sino que también ayuda a aumentar la ingesta de alimentos ricos en almidón y fibra.

Estos alimentos proporcionan energía y ayudan a sentirse más lleno durante más tiempo, ayudando a evitar la tentación de picar a media mañana. La avena también contiene muchas vitaminas y minerales vitales.

Haga su avena con leche semidesnatada, al 1% o desnatada, o agua, y no agregue azúcar ni sal. Agregue un plátano en rodajas u otra fruta para darle más sabor y ayudarle a alcanzar su objetivo de 5 porciones al día.

Lea más ideas de desayunos saludables.

Traducción del contenido original de la NHS por

¿Te ha sido útil este artículo?

Ir hacia arriba

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud