¿Preocupado por tu salud? Visita nuestro blog sobre el coronavirus para encontrar todo lo que necesitas saber.

×
Todos los artículos del glosario de Your.MD han sido revisados por doctores cualificados.

Mi vagina, ¿es normal?

La Dr. Suzy Elneil, consultora en uroginecología y uroneurología en University College Hospital, Londres, ha trabajado con muchas mujeres. “Como las personas, las vaginas son completamente individuales”, dice. No hay dos vaginas iguales.

No se compare con nadie más; el aspecto de la vagina de otra mujer es normal para ella, pero no necesariamente tiene que ser normal para usted. La suya es única.

La vagina y la vulva

Algunos de los órganos sexuales de la mujer están dentro del cuerpo, como el útero, los ovarios y la vagina, y otros están por fuera.

Los órganos externos se conocen como vulva. Esto incluye la apertura de la vagina, los labios internos y externos (labia) y el clítoris, el cual se encuentra en la zona superior de la vagina.

La vagina es un tubo de aproximadamente 8 cm (3 pulgadas), el cual lleva al cuello uterino y por debajo a la vulva, donde se abre entre las piernas.

La vagina es muy elástica, con lo que puede estirarse con facilidad alrededor del pene del hombre o un bebé durante el parto.

“Las vaginas varían en su forma, tamaño y color”, dice la Dr. Elneil. “Algunas son pequeñas y con forma ovalada (de huevo), y algunas son grandes y cilíndricas, y los colores varían de un rosa suave a un rosa más rojizo, con un tono marrón. Lo importante es que la vagina funcione de manera normal”.

Los ejercicios de suelo pélvico pueden ayudar a mantener su vagina en forma. “Estos son buenos para mantener un buen suelo pélvico y pueden mejorar la función sexual”, añade.

“El ejercicio normal también mantiene la buena función vaginal, ya que caminar y correr ayudan a mantener la forma del suelo pélvico y a asegurar la buena salud en general”.

Diferentes tamaños de los labios

Algunas mujeres se preocupan del tamaño de sus labios (los labios en la parte exterior de la vagina), pero esto normalmente no es motivo de preocupación. Los labios varían entre una mujer y otra, con lo que no debe juzgar los suyos con los estándares de nadie mas.

“Los labios grandes solo son un problema médico si afectan la vida laboral, social o deportiva de la mujer”, explica la Dr. Elneil.

“El tamaño realmente no es un problema per se para la mayoría de mujeres. Sin embargo, para las ciclistas, la longitud y el tamaño de los labios pueden afectar su habilidad de sentarse cómodamente en el sillín, pero este es un problema poco común”.

Si está preocupada, hable con su médico.

Flujo vaginal

Es normal tener flujo vaginal, su textura y cantidad puede variar a lo largo del ciclo menstrual.

Si su flujo vaginal normal se vuelve diferente (por ejemplo, cambia de color u olor), esto podría ser señal de una infección, con lo que debe ir al médico.

Picor vaginal

Una vagina sana no debería picar. El picor puede ser señal de candidiasis u otra infección, pero también puede tener otras causas.

“El picor puede ser parte de un problema de salud general, como el eccema”, dice la Dr. Elneil. “O puede ser señal de otra patología en la piel, como el liquen escleroso.

“Todas necesitan tratamiento, con lo que si el picor persiste durante más de un mes, la debe revisar un médico o un ginecólogo. Necesitará ver su vulva, perineu (entre la vagina y el ano) y la vagina directamente”.

Mutilaciones genitales femeninas

La mutilación genital femenina (MGF) es un proceso mediante el cual se cortan los genitales de una mujer, ya sea por una lesión o un cambio, pero no hay ningún motivo médico para hacer esto. Es ilegal en el Reino Unido, además de abuso infantil.

La MGF es muy dolorosa y puede causar daños serios en la salud de las mujeres y niñas. También puede causar problemas a largo plazo con el sexo, los partos y la salud mental.

La MGF también se conoce como “circuncisión femenina” o “corte”, y en otros términos como sunna, gudniin, halalays, tahur, megrez y khitan.

Se practica por varios motivos culturales, religiosos y sociales en algunas familias y comunidades.

Normalmente se lleva a cabo en las niñas entre la infancia y los 15 años, más comúnmente antes de que empiece la pubertad.

En algunos casos, puede que las niñas y las mujeres no recuerden haber tenido la MGF, especialmente si se hizo cuando eran bebés.

Si creen que le han practicado la MGF, o está preocupada porque alguien más esté en riesgo, puede conseguir ayuda de un servicio de MGF; pregúntele a su médico, matrona u otro profesional de la salud en su área.

Lea más sobre la MGF.

Traducción del contenido original de la NHS por

¿Te ha sido útil este artículo?

Ir hacia arriba

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud