¿Preocupado por tu salud? Visita nuestro blog sobre el coronavirus para encontrar todo lo que necesitas saber.

×
Todos los artículos del glosario de Your.MD han sido revisados por doctores cualificados.

Trichomonas vaginalis (trocomoniasis)

Contenidos

Tricomoniasis

Contenidos

  • Introducción
  • Síntomas
  • Diagnóstico
  • Tratamiento
  • Prevención

Introducción

La tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) común, causada por un parásito protozoario llamado Trichomonas vaginalis. Afecta a hombres y mujeres y se puede tratar con antibióticos.

Esta infección puede ser difícil de diagnosticar, ya que puede que no muestre ningún síntoma y, cuando sí los presenta, son similares a los del resto de enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Los síntomas son más comunes en las mujeres que en los hombres. A veces pueden sentir dolor y picor alrededor de la vagina, y un flujo vaginal inusual, mientras que los hombres pueden sentir dolor después de orinar y eyacular. 

Acuda a su médico si nota algún síntoma de tricomoniasis, o si cree que ha podido estar expuesto a la infección. 

Si no desea ver a su médico, acuda a su centro de salud sexual más cercano; allí podrán hacerle las pruebas y, si es necesario, ofrecerle el tratamiento.

¿Qué causa la tricomoniasis?

La tricomoniasis es causada por un parásito protozoario (que vive de otro ser vivo) llamado Trichomonas vaginalis. Este organismo se aferra al revestimiento de la vagina. 

Este parásito se suele contagiar a través de las relaciones sexuales sin protección (sin preservativo). No es necesario tener muchas parejas sexuales para contagiarse; cualquier persona que sea sexualmente activa puede infectarse y contagiar a otras personas. 

La tricomoniasis no se puede transmitir por sexo oral ni anal, o a través de los besos, los abrazos, compartir vasos, platos o cubiertos, baño o toallas.

En casos muy poco comunes, la infección se puede transmitir al compartir juguetes sexuales. Sin embargo, lavar estos juguetes y cubrirlos con un preservativo cada vez que los utilice reducirá las probabilidades de que esto ocurra.

Tratamiento

Es poco probable que la tricomoniasis desaparezca sin tratamiento. A la mayoría de hombres y mujeres se les receta un antibiótico llamado metronidazol, el cual es muy efectivo. A las personas que no pueden tomar este antibiótico se le recetará otra medicación diferente.  

Es importante completar el curso completo de los antibióticos y evitar las relaciones sexuales hasta que la infección desaparezca del todo para prevenir infectarse de nuevo. 

Lea más sobre cómo se trata la tricomoniasis.

Complicaciones de la tricomoniasis

Las complicaciones de la tricomoniasis son poco comunes. Sin embargo, en ocasiones la infección puede debilitar la barrera mucosa en el cuello del útero. Esta mucosa ayuda a proteger a las mujeres de desarrollar infecciones en su órganos reproductivos. Si esta mucosa se debilita, aumentan sus probabilidades de contagiar VIH.

Por lo tanto, es importante que practique sexo seguro; siempre debe utilizar preservativo.

Lea más sobre cómo prevenir la tricomoniasis.

Embarazo

Si desarrolla tricomoniasis durante el embarazo, puede que su bebé sufra complicaciones. La tricomoniasis puede causar un parto prematuro, o hacer que el bebé tenga un peso muy bajo al nacer. 

Síntomas

Se cree que la tricomoniasis es muy común, pero muchas personas no notan síntomas; sin embargo, los síntomas son más comunes en las mujeres que en los hombres, y son parecidos a los de muchas de las otras enfermedades de transmisión sexual (ETS). Vaya al médico si nota alguno de los síntomas descritos a continuación.

Síntomas en las mujeres

La tricomoniasis afecta a la vagina y la uretra (el tubo por el que pasa la orina), causando los siguientes síntomas:

  • dolor, inflamación (hinchazón) y picor alrededor de la vagina; en ocasiones, también entre los muslos
  • flujo vaginal inusual con apariencia espesa, fina, espumosa o amarilla o verde
  • flujo vaginal más abundante de lo normal, que también puede tener un olor similar al del pescado
  • dolor o incomodidad al orinar
  • incomodidad durante las relaciones sexuales
  • dolor en la parte inferior del abdomen

Síntomas en los hombres

La tricomoniasis afecta la uretra (el tubo por el que pasa la orina) y, en algunos casos, la próstata (una glándula en el cuello de la vejiga que ayuda a producir el semen), causando cualquiera de los siguientes síntomas:

  • dolor después de orinar
  • flujo en el pene de apariencia fina y blanca
  • incomodidad al mantener relaciones sexuales

Diagnóstico

Si no desea ir a su médico habitual, puede ir a su centro de salud sexual más cercano, donde le podrán hacer las pruebas y tratar la infección. 

Examinación

Si su médico o enfermero cree que puede tener tricomoniasis, normalmente examinarán su zona genital. 

En las mujeres, la tricomoniasis puede causar manchas rojas en las paredes de la vagina y en su cérvix (el cuello del útero). 

En el caso de los hombres, su médico o enfermero examinará su pene para detectar cualquier signo de inflamación.

Análisis en el laboratorio

Después del examen físico, puede que su médico o enfermero deseen tomar muestras de la vagina o el pene con un hisopo (bastoncillo) y enviarlas al laboratorio para hacerle los análisis. Puede que los resultados tarden varios días en estar listos. 

Si su médico o enfermero tienen sospechas fuertes de que usted tiene tricomoniasis, puede que le recomienden comenzar un tratamiento antes de que reciba los resultados. De este modo se asegurarán de que tratan la infección lo antes posible para así reducir el riesgo de que se propague.   

A veces, el resultado de una revisión rutinaria puede mostrar que se han detectado “organismos consistentes con Trichomonas vaginalis”. Esto no significa, necesariamente, que tiene tricomoniasis, con lo que no debe asumir que tiene una enfermedad de transmisión sexual (ETS) hasta que no se haya hecho los análisis completos. 

En los hombres, también se puede tomar una muestra de orina para detectar la tricomoniasis.

Informar a sus parejas sexuales

Si los resultados muestran que tiene tricomoniasis, es importante que informe a su pareja sexual y todas las parejas sexuales que haya tenido recientemente, para que así se hagan las pruebas y sigan el tratamiento. El equipo médico del centro o su médico de cabecera podrán ayudarle a determinar a qué personas debe informar. 

También pueden darle un formulario que podrá rellenar anónimamente, en el que podrá explicarles que han estado expuestos a una ETS y recomendarles que se hagan las pruebas. Usted es libre de decidir si quiere informarles de a qué ETS se refiere.

Nadie le puede obligar a notificar a sus parejas sexuales, pero es altamente recomendable que lo haga. 

Si usted tiene tricomoniasis y se cura, no habrá necesidad de que informe a ninguna pareja sexual que tenga en el futuro.

Tratamiento

Si hay una probabilidad muy alta de que tiene tricomoniasis y tiene síntomas obvios, puede que su médico o especialista desee comenzar su tratamiento antes de que reciba los resultados.

Antibióticos y fungicidas

La tricomoniasis se suele tratar de manera rápida y fácil. La mayoría de personas necesitan un antibiótico llamado metronidazol, el cual es muy efectivo si se toma adecuadamente. Normalmente, necesitará tomarlo dos veces al día entre cinco y siete días. 

A veces este antibiótico se receta como una sola dosis concentrada. Sin embargo, esta dosis única no es recomendable para las mujeres embarazadas o dando el pecho.

El metronidazol puede causar náuseas, vómitos y un ligero sabor a metal en la boca. Lo más efectivo es tomarlo después de las comidas. Si vomita, llame a su médico, ya que el tratamiento no será efectivo.

No beba alcohol mientras toma metronidazol ni durante al menos 48 horas después de haber acabado el tratamiento; beber alcohol mientras toma este medicamento puede causar efectos secundarios graves.

Si es alérgico al metronidazol, puede que su médico le recete una sola dosis de otro antibiótico llamado tinidazol.

Mujeres embarazadas

Las mujeres embarazadas pueden tomar metronidazol sin riesgos. Sin embargo, las mujeres embarazadas que tenga efectos secundarios o estén preocupadas deberían consultar con su médico.

El inserto vaginal de clotrimazol es un tipo de medicamento fungicida. Es seguro para las mujeres embarazadas y muy útil para aliviar los síntomas de la tricomoniasis; sin embargo, es mucho menos efectivo que los antibióticos y es poco probable que cure la infección. Su médico tendrá que hacerle un seguimiento, y puede que necesite hacerse más pruebas para asegurarse de que la infección ha desaparecido del todo.

Revisiones posteriores

Si sigue el tratamiento de antibióticos correctamente, normalmente no necesitará un seguimiento posterior ni más pruebas de tricomoniasis. En cambio, si sus síntomas persisten aun después del tratamiento, o si su primera prueba dio negativo, puede que necesite hacerse más análisis para comprobar si sus síntomas son causados por otra enfermedad de transmisión sexual (ETS).

Si tiene relaciones sexuales sin protección antes de haber acabado el tratamiento, necesitará volver al médico o centro porque puede que se haya vuelto a contagiar. También debe volver si:

  • no completó su tratamiento
  • no tomó los antibióticos correctamente (como se le fue indicado)
  • vomitó poco después de haber tomado el antibiótico 

Puede que necesite más antibióticos, o un tratamiento diferente.

Parejas sexuales

No tenga relaciones sexuales mientras está tomando el tratamiento para la tricomoniasis, ya que podría volver a infectarse. 

Si su tratamiento fue el de una sola pastilla de antibióticos, debe evitar las relaciones sexuales durante los siete días siguientes.

También es importante que su pareja se haga las pruebas, ya que también debe seguir el tratamiento; si su pareja no se trata, hay un riesgo más alto de que usted vuelva a infectarse.

Prevención

Las siguientes medidas de precaución podrán ayudarle a protegerse de la tricomoniasis y la mayoría de ETS, incluyendo el VIH, la clamidia y la gonorrea. También evitarán que contagie a su pareja:

  • use preservativos (masculinos o femeninos) cada vez que tenga sexo vaginal o anal
  • si tiene sexo oral, cubra el pene con un preservativo o la vagina con un protector de látex o poliuretano
  • si es mujer y roza su vulva con la vulva de otra mujer, una de ustedes debe cubrir sus genitales con un protector
  • si no está seguro de cómo usar los preservativos adecuadamente lea más sobre cómo usar un condón
  • evite compartir juguetes sexuales; si los comparte, lávelos y cúbralos con un preservativo cada vez que los use

Si es una persona sexualmente activa, hágase revisiones de manera habitual. Puede pedir cita en su ambulatorio o su centro de salud sexual local. 

Si nota síntomas o señales de una ETS, evite las relaciones sexuales y acuda a su médico o a su centro de salud sexual lo antes posible. Si le han diagnosticado tricomoniasis, asegúrese de limpiar todos los juguetes sexuales que haya usado. También debe evitar compartirlos, para que la infección no se expanda.

Contenido producido pornhs.uk

¿Te ha sido útil este artículo?

Ir hacia arriba

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud