Tétanos

Introducción

El tétanos es una infección grave y a la vez extraña causada por una bacteria que usualmente se produce cuando una herida abierta se contamina.

Sin un tratamiento adecuado, es probable que las complicaciones del tétanos se desarrollen, lo que puede llevar a consecuencias fatales.

¿Qué causa el tétanos?

Es causado por una tipo de bacteria llamada Clostridium tetani, la cual puede vivir en diferentes sustancias tales como:

  • tierra
  • polvo en el hogar
  • desechos animales y humanos, como por ejemplo los excrementos

La bacteria del tétanos suele entrar en el organismo a través de una herida en la piel o por medio de una quemadura grave. Una vez dentro, se multiplica y libera un tipo de veneno poderoso llamado neurotoxina.

La neurotoxina altera el funcionamiento normal de los nervios, causando síntomas como rigidez y espasmos musculares.

Consulte más sobre las causas del tétano y quién puede estar en riesgo.

Otros síntomas del tétanos pueden ser:

  • rigidez y espasmos musculares en los músculos de la mandíbula, denominado con frecuencia trismo
  • dificultad para tragar (disfagia)

Diagnóstico del tétano

Se le puede hacer un diagnóstico fiable si ha tenido recientemente una herida acompañada de espasmos musculares dolorosos o rigidez muscular.

La prueba, que se realiza con una espátula, puede ayudar a confirmar si se trata del tétanos, en caso de que haya alguna duda sobre el diagnóstico. En esta prueba se inserta una espátula en la parte posterior de la garganta. La espátula causará un acto reflejo nauseoso de manera que usted intentará sacar la misma de la boca pero si tiene la infección, la espátula causará espasmos en los músculos de la garganta y la morderá.

Tratamiento contra el tétanos

Si usted tiene una herida profunda que pueda contaminarse con la bacteria del tétanos y ha sido vacunado, se administrará un medicamento llamado inmunoglobulina antitetánica (TIG) como medida de precaución.

En caso de que usted tenga la vacuna y desarrolle de igual forma la infección por tétanos, necesitará trasladarse a un hospital para someterse a un tratamiento que suele involucrar una combinación de medicamentos tales como: antibióticos, relajantes musculares y antitoxina.

Un respirador (máquina que asiste en la respiración) puede usarse para prevenir sofocos en el paciente.

La mayoría de las personas sobrevive a la infección, aun cuando la enfermedad puede durar hasta cuatro meses para conseguir una recuperación total.

Lea más sobre tratamiento contra el tétanos.

Vacunación contra el tétanos

La aplicación completa de la vacuna contra el tétanos consta de cinco dosis. Las primeras tres se administran en la vacuna llamada pentavalente en bebés a los dos, tres y cuatro meses de edad.

Después de la administración anterior, se sigue con un refuerzo de la vacuna contra el tétanos, llamada vacuna cuádruple, que se administra aproximadamente a los cuatro años de edad.

Por último, se administra un refuerzo final contra el tétanos a niños entre 13 y 18 años de edad como parte del refuerzo en la edad adolescente con la vacuna triple.

Después de finalizar el ciclo completo de las cinco dosis, usted deberá tener inmunidad de por vida contra el tétanos. Sin embargo, si usted o su hijo tienen una herida profunda, lo mejor es consultar con un médico.

Si no está seguro de si ha tenido las cinco dosis completas, por ejemplo, porque ha nacido en otro país, comuníquese con su médico para que le asesore.

Vacunación contra el tétanos para viajes

El tétanos se encuentra en todo el mundo. Cualquier lugar donde la atención médica no esté disponible, si usted se lastima, dicho lugar se considera un área de alto riesgo.

La vacuna contra el tétanos generalmente se recomienda para cualquier persona que:

  • no haya sido vacunada antes
  • no haya tenido las dosis completas de la vacuna (cinco dosis)
  • que vaya a viajar a un país con centros de salud limitados y cuya última dosis de la vacuna haya sido administrada hace más de 10 años

Consulte más sobre vacunación contra el tétano.

Síntomas

Try checking your symptoms with our AI-powered symptom checker.

Síntomas

Los síntomas del tétanos generalmente se desarrollan entre 4 y 21 días después de la infección con la bacteria Clostridium tetani (período de incubación). El período de incubación promedio es de aproximadamente 10 días.

La mayoría de los casos de tétanos ocurren en aquellas personas que:

  • no completaron el cronograma de vacunación (las tres dosis iniciales seguidas por dos refuerzos que se dan con 10 años de diferencia). 
  • se inyectan drogas ilegales, como por ejemplo la heroína

Rigidez y espasmos musculares

La rigidez en los músculos de la mandíbula suele ser el primer síntoma del tétanos en desarrollo lo que, a veces, se conoce como trismo. Puede dificultarle abrir la boca.

Los espasmos musculares y la rigidez se extienden desde la mandíbula hasta el cuello y las extremidades durante 24 a 72 horas.

Los espasmos musculares en el cuello pueden dificultar el trago  (disfagia). En los casos más graves, podrían desarrollarse grandes dificultades respiratorias que pueden provocar asfixia.

Otros síntomas

Otros síntomas asociados con una infección por tétanos incluyen:

  • temperatura alta (fiebre) of 38C (100.4F) o por encima
  • sudoración
  • taquicardia (latidos rápidos)
  • presión arterial alta (hipertensión)

Si el tétanos no es tratado a tiempo, puede causar complicaciones graves que lleven a consecuencias fatales como por ejemplo una  insuficiencia cardiaca.

Consulte más sobre complicaciones por tétanos.

Causas

El tétanos es causado por la bacteria Clostridium.

Las esporas de la Clostridium tetani pueden vivir durante mucho tiempo fuera del cuerpo, y se encuentran muy esparcidas en el medio ambiente. Se encuentran comúnmente en el excremento de animales como caballos y vacas, y en suelos contaminados.

Una vez la bacteria del tétano se encuentra dentro del cuerpo, se multiplica rápidamente y libera tetanospasmina, un tipo de veneno conocido como neurotoxina. Si la tetanospasmina ingresa al torrente sanguíneo, puede extenderse por todo el cuerpo, causando el desarrollo de los síntomas del tétanos.

Las neurotoxinas bloquean las señales nerviosas que se envían desde el cerebro a la médula espinal y luego a los músculos, lo cual causa los espasmos musculares y la rigidez muscular asociada con el tétanos.

Cortes y heridas en la piel

Una de las formas más comunes en que la bacteria del tétanos entra al cuerpo es a través de un corte o una herida punzante. Incluso las heridas punzantes menores, como las que se realizan al perforar la piel con la espina de una rosa, podrían permitir que la bacteria entre a su cuerpo.

Las bacterias del tétanos crecen y se reproducen en lugares donde hay poco o nada de oxígeno. Es por eso que la infección a menudo ocurre en cortes y heridas profundas. Por esta razón, para ayudar a prevenir el desarrollo de una infección de tétanos, asegúrese siempre de que estás heridas se limpien a fondo.

Otros puntos de entrada

Además de entrar al cuerpo a través de cortes y heridas, la bacteria del tétanos también puede hacerlo a través de:

  • laceraciones: rasgaduras o divisiones en la piel causadas por un traumatismo cerrado, como un golpe en la piel o un objeto afilado como un cuchillo o un vidrio roto
  • abrasiones: heridas causadas por un daño de fricción que puede ser causado por una herida después de caer de una bicicleta y rasgarse en la rodilla
  • quemaduras
  • mordedura de animales
  • piercings y tatuajes corporales (cuando se usan equipos contaminados)
  • heridas en los ojos

Grupos de riesgo

Algunos grupos de personas, como viajeros y las que se inyectan drogas, pueden tener un mayor riesgo de desarrollar tétanos.

Viajeros

Si tiene pensado viajar al exterior, asegúrese de que sus vacunas estén al día. Dependiendo de la zona a la que se dirija, podría necesitar dosis adicionales de ciertas vacunas.

Consulte más sobre vacunas para viajeros.

Si viaja a un área remota donde los servicios médicos pueden ser de difícil acceso, y su última vacuna contra el tétanos se le administró hace más de 10 años, debe recibir una dosis de refuerzo (incluso si ya ha recibido las cinco dosis completas, como precaución, en caso de que tenga una herida que sea vulnerable a una infección por tétanos y no haya atención médica apropiada disponible.

Consulte más acerca de vacunas contra el tétanos.

Personas que usan jeringas para consumir drogas

Las personas que se inyectan drogas ilegales como, por ejemplo, la heroína o la metanfetamina tienen un mayor riesgo de desarrollar tétanos. Los traficantes de drogas a menudo mezclan este tipo de drogas con un químico llamado quinina, que pudiera estar contaminada por la bacteria del tétanos.

Diagnóstico

El diagnóstico del tétanos suele ser sencillo, porque los síntomas se reconocen fácilmente, pues pocas otras condiciones de salud causan espasmos musculares dolorosos como el tétanos.

Por lo general, se puede hacer un diagnóstico fiable si alguien ha tenido recientemente una herida o lesión similar y que luego de eso, presente espasmos musculares dolorosos y rigidez muscular.

Prueba de la espátula

La prueba de la espátula confirma la infección por tétanos, en caso de haber dudas sobre ello. Se trata de insertar una espátula en la parte posterior de la garganta dentro de la boca.

Si usted no está infectado, el acto reflejo será expulsar la misma de la boca. Sin embargo, si hay infección, la espátula causará un espasmo en los músculos de la garganta y le hará morderla.

Tratamiento

Es muy importante tratar el tétanos rápidamente para prevenir que se desarrollen complicaciones de la infección.

Existen dos tipos de tratamiento contra el tétanos:

  • tratamiento preventivo: para aquellas personas que piensan que están vacunadas total o parcialmente contra el tétanos y que tienen una lesión que las hace vulnerables a una infección por tétanos
  • tratamiento sintomático: para aquellas personas que han desarrollado los síntomas de una infección activa por tétanos

Tratamiento Preventivo

Las heridas que son vulnerables a una infección por tétanos se llaman heridas propensas al tétanos.

Heridas propensas al tétanos

Las heridas propensas al tétanos incluyen:

  • heridas o quemaduras que requirieron cirugía, cuyo inicio se retrasó por seis horas o más
  • heridas o quemaduras que causan una pérdida significativa de tejido
  • herida por punción, particularmente tras haberse contaminado con tierra o excremento
  • heridas que contienen cuerpos extraños, causadas por ejemplo por el diente de una animal
  • fracturas óseas que pueden haber dejado huesos vulnerables a la infección
  • heridas y quemaduras en pacientes con sepsis sistémica (una caída de la presión arterial como resultado de una infección bacteriana grave)

Se recomienda un medicamento llamado inmunoglobulina tetánica (TIG) cuando se tiene una herida propensa al tétanos y existe un alto riesgo de que pueda contaminarse con la bacteria. Por ejemplo, cuando la herida tiene contacto con el suelo o desechos de animales.

El uso del medicamento TIG se recomienda aun cuando sus dosis de vacunación estén al día, ya que puede haber un pequeño riesgo de que la vacuna ya administrada no ofrezca una inmunidad total contra el tétanos.

Inmunoglobulina tetánica

La inmunoglobulina antitetánica (TIG) es un medicamento que contiene anticuerpos capaces de matar a la bacteria del tétanos. Los anticuerpos son células que combaten las infecciones. La inmunoglobulina antitetánica se administra en forma de inyección en un músculo y brinda protección inmediata a corto plazo contra el tétanos. Parece que es seguro su uso en mujeres embarazadas, incluso en mujeres lactantes.

Una vez administrada la inmunoglobulina antitetánica, usted podría presentar cierta incomodidad a corto plazo tras la inyección. Existen otros efectos secundarios que no son comunes tales como:

  • dolor en el pecho
  • falta de aliento
  • mareos
  • hinchazón de la cara
  • úlceras bucales
  • temblores en el cuerpo
  • dolores en las articulaciones

Hable con su médico de cabecera si presenta algunos de los efectos secundarios mencionados anteriormente.

Dependiendo de si sus dosis de vacunas han sido suministradas en su totalidad, podría necesitar un refuerzo de la vacuna contra el tétanos.

Tratamiento de los síntomas del tétanos

Si una persona desarrolla los síntomas del tétanos, necesitará ser hospitalizada.

Los tres principales medicamentos usados para tratar los síntomas del tétanos son:

  • tranquilizantes
  • relajantes musculares
  • bloqueadores neuromusculares (NBAs por sus siglas en inglés)

Tranquilizantes

Los sedantes o tranquilizantes son un tipo de medicación que le hace sentir física y mentalmente relajado, ya que relajan los músculos y esto puede ayudar a aliviar y prevenir la rigidez muscular.

Los efectos secundarios de los tranquilizantes incluyen:

  • somnolencia
  • irritabilidad
  • depresión
  • movimientos temblorosos y marcha inestable (ataxia)
  • hiperactividad
  • ver y escuchar cosas que no son reales (alucinaciones)

Relajantes musculares

Los relajantes musculares son un tipo de medicación que permite relajar los músculos. Suelen utilizarse cuando el tratamiento con sedantes ha sido retirado (este medicamento puede ser adictivo, por lo que no se recomienda su uso prolongado).

Usted tomará relajantes musculares para frenar el regreso de los síntomas una vez se haya reducido la dosis de sedantes.

Bloqueadores neuromusculares (NBAs por sus siglas en inglés)

Los bloqueadores neuromusculares (NBAs) son un tipo de medicamento que bloquea las señales nerviosas que van desde el cerebro a los músculos, lo que lleva a la incapacidad de mover ciertos músculos (parálisis) y que puede resultar beneficioso en personas con espasmos severos en los músculos y rigidez muscular.

Por lo general, se recetan bloqueadores neuromusculares llamados vecuronio. El vecuronio causa parálisis en los músculos que se usan para respirar, por lo que se brinda asistencia en la respiración antes de que se pueda administrar.

Prevención de propagación posterior de la neurotoxina

La inmunoglobulina antitetánica se puede usar para prevenir que la neurotoxina tetanospasmina cause más daño e interrupción en su sistema nervioso. Los antibióticos como la penicilina (o metronidazol si es alérgico a la penicilina) también se usan para tratar de matar cualquier bacteria y evitar que se liberen más toxinas.

Cirugía

Si la herida propensa al tétano es muy grande, podría ser necesaria una cirugía para remover lo más que se pueda de la parte del músculo afectada. Esto se realiza por medio de una intervención quirúrgica llamada desbridamiento.

El desbridamiento implica la limpieza de una herida abierta mediante la eliminación de material extraño, como suciedad y excremento, así como también de cualquier tejido muerto. En el caso de una infección por tétanos, el desbridamiento eliminará cualquier bacteria tetánica restante.

Alimentación y respiración

El aumento de la actividad muscular causada por el tétanos significa que una persona con la infección necesita consumir una gran cantidad de calorías. A menudo, se requiere una ingesta de 3.500 a 4.000 calorías, y más 150g de proteína al día.

Si tragar es difícil o no es posible, se requerirá administrar alimento en forma líquida a través de un tubo conectado al estómago o mediante hidratación intravenosa. También se puede necesitar ayuda en la respiración usando un respirador (máquina que ayuda a respirar).

Complicaciones

Si una infección por tétanos es grave, se pueden desarrollar varias complicaciones:

Muerte cardiaca súbita

La muerte cardiaca súbita es la complicación más grave causada por el tétanos. Es la causa principal de muerte en personas que sufren esta enfermedad.

La muerte cardiaca súbita se refiere al momento en que el corazón deja de latir repentinamente y puede ocurrir por una variedad de razones y que, por lo general, ocurre en personas que ya tenían la enfermedad muy avanzada (estando bajo cuidados intensivos).

La muerte cardiaca súbita no debe confundirse con un ataque cardiaco, en el cual el flujo sanguíneo hacia el corazón se ve restringido, lo que ocasiona que el músculo del corazón sufra daños.

Embolia pulmonar

Como ocurre en todas las personas muy enfermas, los pacientes con tétanos están en riesgo de tener una embolia pulmonar.

Una embolia pulmonar es una complicación grave y potencialmente mortal, causada por un bloqueo en un vaso sanguíneo en los pulmones que puede afectar la respiración y la circulación. Por lo tanto, es vital que se administren inmediatamente medicamentos anticoagulantes y, si es necesario, aplicar una oxigenoterapia.

Consulte más sobre tratamiento de embolia pulmonar.

Neumonía por aspiración

En vista de que las personas con tétanos tienen dificultad para tragar (disfagia) debido a la rigidez muscular y los espasmos, existe el riesgo de que pequeñas cantidades de saliva se depositen en los pulmones causando una infección conocida como neumonía por aspiración.

La neumonía por aspiración se trata con antibióticos.

Falla renal severa

Los espasmos musculares severos asociados con la infección por tétanos pueden causar una condición conocida como rabdomiólisis.

Con esta enfermedad, los tejidos musculares se descomponen, lo que lleva a que la proteína llamada mioglobina se infiltre dentro de la orina, ocasionando un daño renal severo, en el que los riñones pierden la mayoría de sus funciones.

NHS Logo
Volver arriba