¿Preocupado por tu salud? Visita nuestro blog sobre el coronavirus para encontrar todo lo que necesitas saber.

×
Todos los artículos del glosario de Your.MD han sido revisados por doctores cualificados.

Enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Puede hacerse las pruebas para ETS en una clínica o centro de salud sexual, a través de su médico en su centro de atención primaria (CAP) o en un centro de planificación familiar.

Esta página contiene información general sobre dichas infecciones.

Clamidia

La clamidia es una de las ETS más comunes, y se puede transmitir fácilmente durante las relaciones sexuales. La mayoría de personas no sienten ningún síntoma, por lo que no son conscientes de que la tienen.

En las mujeres, la clamidia puede causar dolor o sensación de ardor al orinar, flujo inusual en la vagina, dolor en el abdomen durante o después de las relaciones sexuales o sangrado entre periodos. También puede causar menstruaciones abundantes.

En los hombres, la clamidia puede causar dolor o sensación de ardor al orinar, un flujo blanco, turbio o aguado en la punta del pene o dolor en los testículos.

También es posible tener clamidia en el recto (el ano), la garganta o los ojos.

La clamidia se puede diagnosticar fácilmente con un análisis de orina o analizando una muestra tomada de la zona afectada. Esta infección es fácil de tratar con antibióticos, pero puede llegar a causar daños serios si no se trata, incluyendo problemas de fertilidad.

Lea más sobre la clamidia.

Verrugas genitales

Las verrugas genitales son pequeños bultos en la piel que pueden crecer en la zona genital o anal. Son causadas por el virus del papiloma humano (VPH). Estas verrugas normalmente no causan dolor, pero puede que note picor o rojez en la zona afectada. En algunas ocasiones puede que sangren.

La penetración no es necesaria para contagiarse de esta infección, ya que el VPH se contagia con el contacto de piel a piel.

Hay varios tratamientos disponibles para las verrugas genitales, incluyendo cremas y crioterapia (para congelar las verrugas).

Lea más sobre las verrugas genitales.

Herpes genital

El herpes genital es una infección común causada por el virus del herpes simple (VHS), el cual también causa el herpes labial.

Algunas personas tienen síntomas del VHS unos días después de entrar en contacto con el virus. Suelen presentar ampollas pequeñas e indoloras, que pueden causar picor u hormigueo, o dolor al orinar.

Una vez que usted se ha infectado, el virus se mantiene inactivo la mayoría del tiempo. Sin embargo, hay ciertos factores que pueden reactivarlo y causar que las ampollas vuelvan a aparecer, aunque suelen ser más pequeñas y menos dolorosas.

Es más fácil comprobar si tiene HSV si presenta síntomas. Aunque no hay cura para los herpes genitales, los síntomas se suelen poder controlarusando medicamentos antivirales.

Lea más sobre los herpes genitales.

Gonorrea

La gonorrea es una infección bacteriana de transmisión sexual. Se contagia fácilmente a través de las relaciones sexuales sin protección. Alrededor de un 50% de las mujeres y un 10% de los hombres que se contagian no notan ningún síntoma y, por lo tanto, no son conscientes de que la tienen.

En las mujeres, la gonorrea puede causar dolor o una sensación de ardor al orinar, flujo inusual en la vagina (normalmente aguado, amarillento o verdoso), dolor en el abdomen durante o después de las relaciones sexuales y sangrado durante o después de las relaciones sexuales o entre menstruaciones. También puede causar menstruaciones más abundantes de lo normal.

En los hombres, la gonorrea puede causar dolor o una sensación de ardor al orinar, flujo blanco, amarillento o verde en la punta del pene o dolor en los testículos.

También es posible tener gonorrea en el recto, la garganta o los ojos.

La gonorrea se puede diagnosticar fácilmente a través de un análisis de orina o analizando una muestra de la zona afectada. Esta infección se puede tratar fácilmente con antibióticos, pero puede causar daños serios si se deja sin tratar, incluyendo la infertilidad.

Lea más sobre la gonorrea.

Sífilis

La sífilis es una infección bacteriana que, en las primeras fases, causa llagas indoloras pero altamente infecciosas en los genitales o alrededor de la boca. Estas llagas pueden tardar hasta seis semanas en desaparecer.

Puede que aparezcan síntomas secundarios posteriormente, los cuales pueden incluir erupciones cutáneas, una afección similar a la gripe o puede que desarrolle alopecia areata (pérdida de cabello en parches). Normalmente estos problemas desaparecerán al cabo de unas semanas; después de esto pasará una fase en la que no tendrá ningún síntoma.

La última etapa del sífilis suele darse al cabo de varios años, y puede causar condiciones médicas graves, como problemas cardíacos, parálisis o ceguera.

Los síntomas de la sífilis pueden ser difíciles de reconocer. Un simple análisis de sangre puede servir para diagnosticar la sífilis en cualquier estadío. Se puede tratar con antibióticos, normalmente con inyecciones de penicilina. Si se trata de forma adecuada, las etapas posteriores se pueden prevenir.

Lea más sobre la sífilis.

VIH

El VIH se suele contagiar a través de las relaciones sexuales sin protección. También se puede transmitir por contacto con sangre infectada, como por ejemplo al compartir jeringuillas para inyectarse esteroides o drogas.

El virus del VIH ataca y debilita el sistema inmunitario, lo cual reduce su eficacia para combatir infecciones y enfermedades. No hay cura para el VIH, pero existen tratamientos que permiten que las personas con esta enfermedad vivan una vida larga y con buena salud.

El SIDA es la fase final del VIH. En esta fase, el cuerpo ya no puede combatir las infecciones.

La mayoría de personas con VIH tienen un aspecto saludable y no presentan síntomas. Cuando el VIH se empieza a desarrollar en una persona, puede que experimente una enfermedad similar a la gripe con fiebre, dolor de garganta o erupciones cutáneas. Esto se conoce como seroconversión.

Un simple análisis de sangre puede detectar una infección por VIH. Además, algunas clínicas también ofrecen un análisis más rápido que solo requiere un pinchazo en el dedo o una muestra de saliva.

Lea más sobre el VIH y SIDA y cómo afrontar una prueba de VIH positiva.

Trichomonas vaginalis

Se conoce como trichomonas vaginalis a la ETS causada por un protozoo flagelado de la familia Trichomonadidae. Se puede transmitir fácilmente a través de las relaciones sexuales, y la mayoría de personas no son conscientes de que están infectadas.

En las mujeres, puede causar un flujo vaginal espumoso amarillento o aguado, con un olor desagradable, dolor o picor alrededor de la vagina y dolor al orinar.

En los hombres es poco común que cause síntomas. Puede que sienta dolor o sensación de ardor después de orinar, un flujo blanquecino en en el pene o inflamación en el prepucio.

Esta ETS puede ser difícil de diagnosticar, y puede que su médico le sugiera que vaya a una clínica especializada para que le hagan un análisis de orina o tomen una muestra de la zona afectada. Una vez que le hayan hecho el diagnóstico, si da positivo, esta infección se puede tratar fácilmente con antibióticos.

Lea más sobre el trichomonas vaginalis.

Ladillas

Las ladillas se pueden pasar de una persona a otra con facilidad, a través de contacto genital cercano. Suelen encontrarse en el vello púbico, pero pueden vivir en el pelo de las axilas, el vello corporal, la barba y en ocasiones en las cejas o las pestañas.

Las ladillas se arrastran de un pelo a otro, pero no saltan ni vuelan de persona a persona. Puede que le tome varias semanas empezar a notar síntomas. La mayoría de personas notan picor, y puede que también note las ladillas o los huevos que desprenden en los pelos.

Las ladillas se suelen poder eliminar fácilmente con cremas o champús especiales, disponibles en farmacias. No necesita eliminar el vello púbico ni el pelo en su cuerpo.

Lea más sobre las ladillas.

Sarna

La sarna es causada por ácaros diminutos que se agrupan en la piel. Se puede contagiar de una persona a otra con contacto cercano o contacto sexual, o a través de prendas de vestir, ropa de cama o toallas infectadas.

Si desarrolla sarna, lo más probable es que tenga un picor intenso que empeore de noche. Este picor puede ser en su zona genital, pero también suele ocurrir entre los dedos, en las muñecas y los tobillos, debajo de los brazos o en el cuerpo y los pechos.

Puede que tenga una erupción cutánea o granos pequeños. En algunas personas, la sarna puede confundirse con eccema. Suele ser muy difícil ver los ácaros.

La sarna se suele con éxito usando cremas o champús especiales, disponibles en farmacias. El picor a veces continúa durante un período corto de tiempo, incluso después de un tratamiento efectivo.

Lea más sobre la sarna.

Contenido producido pornhs.uk

¿Te ha sido útil este artículo?

Ir hacia arriba

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud