¿Preocupado por tu salud? Visita nuestro blog sobre el coronavirus para encontrar todo lo que necesitas saber.

×
Todos los artículos del glosario de Your.MD han sido revisados por doctores cualificados.

Consejos sexuales para personas con dolor crónico

Pero vivir con dolor crónico no debe significar que los placeres del sexo están fuera de su alcance.

La actividad sexual, cuando es adecuada, puede proporcionar una cierta cantidad de alivio temporal del dolor. La clave está en volver a practicar alguna forma de sexo lo antes posible.

Cuanto más lo evite, mayor será el miedo a reanudar el sexo, y se puede volver una espiral descendente.

Además, la pérdida de intimidad puede separar a las parejas y estropear su relación.

Planifique el sexo con anticipación

Si tiene dolor crónico, el sexo espontáneo nunca será fácil.

La planificación y preparación para el sexo puede no parecer romántica, pero es la mejor manera de lograr tener una vida sexual satisfactoria.

Puede que a menudo experimente más dolor en ciertos momentos del día. Por lo tanto, puede ser útil tener relaciones sexuales cuando su cuerpo está en su mejor momento, cuando sus músculos duelen menos y sus articulaciones no están tan rígidas, y cuando está menos cansado.

Muchas personas prefieren la intimidad justo antes de irse a dormir por la noche, pero para las personas con dolor crónico, este puede ser el peor momento.

Planee pasar tiempo con su pareja por la tarde, o en cualquier momento del día que sienta menos dolor.

Consejos para tener relaciones sexuales más cómodas

Si toma medicamentos para controlar su dolor, intente planear las relaciones sexuales para cuando el efecto de su medicamento esté en su momento más efectivo.

Pruebe posturas diferentes que disminuyan la tensión física, como acostado de lado.

Puede ser de ayuda calentar la cama de antemano, usando una manta eléctrica, para aliviar las molestias musculares y articulares.

También podría hacer algunos estiramientos suaves y usar sábanas de poliéster o seda para que sea más fácil girar y moverse en la cama.

Alternativas a las relaciones sexuales

Si las relaciones sexuales no son una opción, existen alternativas como:

  • Masturbarse el uno al otro
  • Sexo oral
  • Juguetes sexuales

No subestime el placer y la sensación de intimidad que puede tener:

  • Tocar y ser tocado
  • Abrazarse
  • Masajearse
  • Besarse

Por ejemplo, podrían darse una ducha juntos o masajearse mutuamente si uno de ustedes se da un baño.

Hable abiertamente con su pareja

Hable abierta y honestamente con su pareja sobre cómo el dolor afecta su experiencia con el sexo y qué quiere de su relación.

Elija el momento adecuado para tener esta conversación. Puede ser mejor hablarlo durante la cena o mientras dan un paseo, por ejemplo, en lugar de estar en la cama o en una situación íntima.

Cuándo buscar ayuda

Si su dolor es tan intenso que afecta su capacidad de tener una vida sexual satisfactoria, hable con su médico.

Es posible que necesite un plan de control del dolor diferente o más fuerte.

Algunos tipos de medicamentos tienen efectos secundarios que pueden afectar su deseo sexual y su capacidad para tener relaciones sexuales. Su médico puede recomendarle una alternativa o ajustar su medicación actual.

Si es necesario, su médico puede remitirle para recibir asesoramiento sexual profesional.

Lea nuestros [10 consejos de autoayuda para vencer el dolor].

Traducción del contenido original de la NHS por

¿Te ha sido útil este artículo?

Ir hacia arriba

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud