¿Preocupado por tu salud? Visita nuestro blog sobre el coronavirus para encontrar todo lo que necesitas saber.

×
Todos los artículos del glosario de Your.MD han sido revisados por doctores cualificados.

Otitis externa

¿Qué es la otitis externa?

La otitis externa es una enfermedad que causa inflamación (rojez e hinchazón) en el canal externo del oído; canal que conecta la parte exterior de oído con el tímpano.

La otitis externa se suele conocer como “oído de nadador”, ya que estar expuesto al agua puede hacer el canal del oído más vulnerable a la inflamación (la otitis externa es una de las patologías más comunes que afectan a los nadadores de competición).

Los síntomas de la otitis externa incluyen:

  • Dolor de oído, que puede variar de leve a severo
  • Secreciones purulentas o pus del oído
  • Algún nivel de pérdida de pérdida de oído temporal

Normalmente solo afecta un oído.

Con tratamiento, estos síntomas deberían desaparecer a los dos o tres días.

En algunos casos, los síntomas pueden permanecer durante varios meses, lo cual se conoce como otitis externa crónica. Los síntomas de la otitis externa crónica suelen ser mucho más leves.

Lea más sobre los síntomas de la otitis externa.

¿Qué causa una otitis externa?

La exposición frecuente al agua incrementa el riesgo de desarrollar otitis externa. Esto se debe a que el agua retira la cera de sus oídos, causando mucho picor. Si usted trata de rascarse dentro del oído, la piel sensible del canal se lesiona, provocando una infección.

El agua en el oído también crea un ambiente húmedo, lo cual fomenta el crecimiento de bacterias.

Otras causas incluyen:

  • Un espinilla dentro del oído
  • Una infección fúngica
  • Algo que factor iritante en el canal del oído, como un sonotone o un auricular

Lea más sobre las causas de la otitis externa.

Tratamiento para la otitis externa

Si cree que puede tener otitis externa consulte con su médico, ya que tiende a durar varias semanas si no se trata.

Los analgésicos se usan junto con tratamiento tópico para tratar la inflamación subyacente y cualquier infección.

En casos muy graves de infección, se pueden recetar antibióticos (que toma como cápsula, pastilla o jarabe), como la flucloxacilina.

Lea más sobre el tratamiento de la otitis externa.

¿A quién le afecta?

La otitis externa es relativamente común. Se estima que alrededor del 10% de la población se verá afectada en algún momento de su vida.

La infección es ligeramente más común en las mujeres que en los hombres (posiblemente porque más mujeres nadan más regularmente).

Las personas con ciertas patologías de largo plazo (crónicas), como el eccema, el asma o la rinitis alérgica, tienen un mayor riesgo de desarrollar otitis externa.

Cómo prevenir la otitis externa

Si usted es un nadador habitual, considere obtener un buen gorro de nadador para cubrirse los oídos y protegerlos del agua. No se recomiendan los tapones para los oídos, ya que pueden dañar los canales auditivos.

Asegúrese de que sus canales auditivos estén limpios de agua después de nadar, bañarse o ducharse.

Lea más sobre cómo prevenir la otitis externa.

Complicaciones de la otitis externa

Las complicaciones de la otitis externa son poco frecuentes, pero algunas pueden ser muy graves.

Una complicación poco común y potencialmente mortal de la otitis externa es la infección que se extiende al hueso subyacente; esto se conoce como otitis externa maligna y puede requerir tratamiento quirúrgico.

Lea más sobre las complicaciones de la otitis externa.

¿Cuáles son los síntomas de la otitis externa?

La mayoría de los casos de otitis externa son causados ​​por inflamación (enrojecimiento e hinchazón) del canal auditivo externo, y causan los siguientes síntomas:

  • Dolor de oído
  • Sensación de presión y taponamiento dentro del oído
  • Enrojecimiento e hinchazón del oído externo y del canal auditivo, lo cual puede ser muy doloroso
  • Piel escamosa dentro y alrededor del canal auditivo, que puede que se despegue
  • Secreción del oído, que puede ser fina y acuosa o parecida al pus
  • Picazón e irritación en y alrededor del canal auditivo
  • Hipersensibilidad al mover el oído o la mandíbula
  • Hinchazón y dolor en las glándulas (ganglios linfáticos) de la garganta
  • Algun grado de pérdida de audición

Puede desarrollar otitis externa como resultado de la infección de un folículo piloso por bacterias, que luego se convierte en una pústula(espinilla) u ocasionalmente un forúnculo. Esto se conoce como otitis externa localizada.

Es posible que pueda ver el grano o el forúnculo si se mira con un espejo: a menudo tendrá colección de secreción purulenta en el centro. (No intente apretar la espinilla o el forúnculo, ya que esto podría provocar la propagación de la infección en otras zonas).

Otros síntomas incluyen:

  • Dolor de oído intenso, particularmente cuando mueve la oreja
  • Pérdida de audición ocasional, que puede ocurrir si la espinilla o el forúnculo obstruyen el canal auditivo
  • Glándulas tiernas y dolorosas detrás de las orejas

## Otitis externa de larga duración (otitis externa crónica)

En algunos casos, por razones que no siempre están claras, los síntomas de la otitis externa puede persistir durante varios meses y, en algunos casos, años.

Esto se conoce como otitis externa crónica, que tiene síntomas diferentes, los cuales incluyen:

  • Un picor constante dentro y alrededor de su canal auditivo, que a menudo es el síntoma principal
  • Malestar y dolor en el oído que empeora cuando lo mueve: el dolor normalmente es mucho más leve en comparación con otros tipos de otitis externa
  • Secreción fina y acuosa que sale de su oído
  • Falta de cera
  • Acumulación de piel gruesa y seca en su canal auditivo, conocida como estenosis, que puede estrechar su canal auditivo y afectar su audición

La secreción ocurre cuando un líquido como el pus supura de una parte de su cuerpo.

La inflamación es la respuesta del cuerpo a una infección, irritación o lesión, que causa enrojecimiento, hinchazón, dolor y, a veces, sensación de calor en el área afectada.

Causas de la otitis externa

Hay varias diferentes causas de otitis externa, así como varios factores que hacen que sea más probable que ocurra. Estos se describen a continuación.

Infección bacteriana

La infección bacteriana es una causa común de otitis externa aguda. Las bacterias que causan la infección generalmente son Pseudomonas aeruginosa o Staphylococcus aureus. En casos de otitis externa crónica, puede haber una infección leve y continua, la cual es difícil de diagnosticar.

Dermatitis seborreica

La dermatitis seborreica es una enfermedad cutánea común por la que las áreas de la piel que son naturalmente grasas (sebáceas), como el costado de la nariz, la frente y el cuero cabelludo, se irritan e inflaman (se hinchan). Esto puede contribuir al desarrollo de otitis externa.

Infección del oído medio

Si ha tenido una infección del oído medio, como la otitis media, es posible que su oído haya estado produciendo secreciones durante un período prolongado de tiempo. En algunos casos, esta descarga de secreciones puede causar otitis externa.

Infección fúngica

Los tipos de hongo que puede causar otitis externa incluyen la variedad Aspergillus y la variedad Candida albicans, que también causa candidiasis oral.

Si ha estado usando gotas antibacterianas o corticosteroides tópicos (medicamentos para el oído que alivian la hinchazón) durante un período prolongado para tratar otra infección, puede desarrollar una infección fúngica secundaria que puede causar otitis externa.

Reacciones alérgicas e irritantes

La otitis externa a veces puede ser causada por una reacción alérgica o irritante a un agenteque entra en contacto con los oídos, como medicamentos para los oídos, tapones o champú. Si usa un sonotone, es posible que sude el interior de su oído, lo que a veces puede causar otitis externa.

Tratamiento incompleto

Si está recibiendo tratamiento para la otitis externa aguda y no completa su tratamiento, puede desarrollar otitis externa crónica (de larga duración).

Posibles desencadenantes de la otitis externa

Los siguientes factores no son causas directas de la otitis externa, pero pueden hacer que el desarrollo de la infección sea más probable.

Humedad excesiva

Es más probable que tenga otitis externa si un líquido entra al canal auditivo. El agua puede eliminar la cera de los oídos dentro de las orejas y provocar picazón. Si se rasca dentro de las orejas, la piel puede dañarse, lo que hace que el canal externo sea más vulnerable a las infecciones.

La humedad también proporciona un ambiente ideal para el crecimiento de bacterias (y en menor grado de hongos). El vínculo entre la exposición al agua y la otitis externa es la razón por la cual la infección a menudo se denomina "oído de nadador".

Nadar (especialmente en aguas sucias o contaminadas), sudar y estar en ambientes húmedos puede aumentar su riesgo de desarrollar otitis externa.

Daño en el oído

Su canal auditivo es muy sensible y puede dañarse fácilmente al rascarse, limpiarse en exceso, inyectarse líquidos en los oídos e introducir bastoncillos de algodón. También puede causar daño el uso de audífonos, tapones o auriculares de forma incorrecta o excesiva.

Productos químicos

Sus posibilidades de contraer otitis externa aumentan si usa productos que contienen productos químicos dentro o cerca de los oídos, como aerosoles para el pelo, tintes y suavizantes de cera cerca o en el oído.

Patologías subyacentes de la piel

Además de que la dermatitis seborreica es un factor de riesgo potencial para la otitis externa, las patologías subyacentes de la piel como la psoriasis, el eccema y el acné también pueden aumentar el riesgo de desarrollar la infección.

Alergias

Si tiene rinitis alérgica o asma, también puede tener un mayor riesgo de desarrollar otitis externa.

Sistema inmunitario debilitado

Si tiene una patología que debilita su sistema inmunitario, como diabetes, VIH o SIDA, o si ha recibido ciertos tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia, puede tener un mayor riesgo de desarrollar otitis externa.

Inflamación

La inflamación es la respuesta del cuerpo a una infección, irritación o lesión, que causa enrojecimiento, hinchazón, dolor y, a veces, sensación de calor en el área afectada.

¿Cómo se diagnostica la otitis externa?

Consulte con su médico si cree que puede tener otitis externa. Le preguntarán acerca de sus síntomas y si utiliza algún elemento que se inserte en sus oídos, como audífonos o tapones para los oídos.

Examen en el oído

Su médico puede usar un instrumento que tiene una luz en un extremo, conocido como otoscopio, para examinar su oído externo y su canal auditivo. Revisarán su oído en busca de enrojecimiento e inflamación (hinchazón).

Durante el examen, su médico también puede verificar si hay piel escamosa, cualquier signo visible de una infección fúngica y si su tímpano (membrana timpánica) está perforado o no (tiene un agujero).

Escobillón estéril para recogida de muestra del oído

Si tiene episodios recurrentes de otitis externa o si el medicamento que le han recetado previamente no ha funcionado, su médico puede tomar una muestra de su oído con un escobillón estéril. Esto ayudará a determinar si su infección es bacteriana o fúngica para poder indicarle el medicamento apropiado.

Las bacterias son organismos unicelulares que viven en el cuerpo. Algunos pueden causar enfermedades y otros forman parte de la microflora del organismo.

¿Cuál es el tratamiento para la otitis externa?

Existen varias opciones de tratamiento para la otitis externa que se pueden dividir en tres categorías principales:

  • Tratamientos que puede usar para ayudar a controlar los síntomas en su casa
  • Tratamientos que le puede proporcionar su médico
  • Tratamientos que le puede proporcionar un especialista

Controlar sus síntomas en casa

Los siguientes consejos deberían ayudar aliviar los síntomas (hasta cierto punto) y prevenir complicaciones.

  • Evite mojar el oído afectado. Puede ser útil usar un gorro de ducha mientras se ducha o se baña. Elimine cualquier flujo o restos frotando suavemente el oído externo con un algodón, con cuidado de no dañarlo; no pegue algodón o un bastoncillo de algodón dentro del oído, ya que esto podría dañarlo.
  • Retire cualquier objeto de su oído afectado que pueda causar una reacción alérgica, como audífonos, tapones para los oídos y pendientes.
  • Use analgésicos, como paracetamol o ibuprofeno, para aliviar el dolor de oído. Sin embargo, no debe tomar ibuprofeno si es asmático o tiene problemas estomacales, como úlceras estomacales (pasadas o presentes). Si no está seguro de si debe tomarlo, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico. Los niños menores de 16 años no deben tomar aspirina.
  • Colocar una gasa tibia o un paño sobre la oreja afectada también puede ayudar a aliviar el dolor.
  • Evite nadar hasta que esté seguro de que la infección ha desaparecido.

Tratamientos que su médico puede proporcionarle

Aunque la otitis externa puede desaparecer por sí sola, esto puede llevar varias semanas sin tratamiento.

Su médico generalmente puede recetar gotas farmacológicas para los oídos que aceleran el proceso de curación. Principalmente existen cuatro tipos de gotas para los oídos usadas para tratar la otitis externa:

  • Gotas antibióticas, que pueden tratar una infección bacteriana subyacente
  • Gotas corticosteroides, que pueden ayudar a reducir la inflamación
  • Gotas antimicóticas, que pueden tratar una infección fúngica subyacente
  • Gotas ácidas para el oído, el ambiente ácido puede ayudar a eliminar las bacterias

A veces, es posible que le den fármacos que combinan estos tratamientos, , como gotas para los oídos con antibióticos y corticosteroides.

Aplicación de las gotas

Las gotas para los oídos puede que no funcionen tan bien si no se usan de manera correcta, por lo que es importante aplicarlas correctamente. Lo ideal es que le pida a otra persona que le aplique las gotas, ya que esto hace que el proceso sea mucho más fácil.

Usted (o su ayudante) deberá seguir estos pasos:

  • Retire suavemente cualquier flujo, cera o debris de su oído externo y canal auditivo con un hilo de algodón (no use un bastoncillo de algodón)
  • Caliente las gotas para los oídos sosteniéndolas en las manos durante unos minutos; las gotas frías pueden provocar mareo
  • Acuéstese de lado con la oreja afectada hacia arriba antes de aplicar las gotas directamente en su canal auditivo externo y luego retire hacia atrás suavemente de la oreja para ayudar la introducción de las gotas y sacar el aire atrapado
  • Permanezca acostado durante 3-5 minutos para asegurarse de que las gotas para los oídos no salgan del canal auditivo
  • Deje el canal auditivo abierto para que se seque.

Otros tratamientos

Otros tratamientos que su médico puede proporcionarle incluyen:

  • Recetar analgésicos con poder analgésico más fuerte, como la codeína para casos severos
  • Antibióticos, en pastillas o cápsulas para tratar una infección grave: un antibiótico llamado flucloxacilina generalmente es el tratamiento de elección
  • Tratamiento para patologías de la piel subyacentes que pueden agravar su otitis externa, como dermatitis seborreica, psoriasis o eczema
  • Si le crece un forúnculo dentro del oído, su médico puede decidir drenarlo con una aguja estéril y retirar el pus; esto se conoce como incisión y drenaje (nunca intente hacerlo usted mismo)

Tratamiento especializado

Su médico puede remitirle a un especialista si sus síntomas son graves o no responden al tratamiento.

Una opción es eliminar el cerumen de sus oídos para ayudar a que las gotas para los oídos sean más efectivas. Esto se puede hacer de varias maneras, como:

  • Inyectar o irrigar, se inyecta agua a través deuna jeringa en el canal auditivo para desalojar y eliminar cualquier cera del oído
  • Microsucción, por la que se usa un pequeño dispositivo de succión para extraer cualquier cera del oído, secreción y residuos de su oído externo y canal auditivo
  • Uso de un bastoncillo seco para limpiar suavemente cualquier cera del oído del canal auditivo

También puede necesitar una mecha para el oído, que es un tapón de gasa de algodón suave cubierto con medicamento e insertado en su canal auditivo.

Una mecha en el oído permite que el medicamento llegue al final de su canal auditivo. Debe cambiarse cada dos o tres días.

Los antibióticos son medicamentos que se pueden usar para tratar infecciones causadas por microorganismos, generalmente bacterias u hongos. Los ejemplos de antibióticos incluyen amoxicilina, estreptomicina y eritromicina.

La descarga de secreción es cuando un líquido como el pus rezuma de una parte de su cuerpo.

El dolor es una sensación física o emocional desagradable que su cuerpo produce como una señal de advertencia de que ha sido dañado.

La inflamación es la respuesta del cuerpo a una infección, irritación o lesión, que causa enrojecimiento, hinchazón, dolor y, a veces, sensación de calor en el área afectada.

Cómo prevenir la otitis externa

Puede tomar varias medidas para evitar la otitis externa y evitar que se repita. Estos se describen a continuación.

Evite dañar sus oídos

  • No inserte bastoncillos de algodón u otros objetos en sus oídos. La cera funciona de manera natural y los bastoncillos de algodón solo deben usarse para barrer alrededor de su oído externo (pinna).
  • Si la acumulación de cerumen es un problema, haga que un profesional de la salud lo retire.

Mantenga sus oídos secos y limpios

  • No permita que el agua, jabón o champú entren dentro de sus oídos cuando los lave. Use un gorro de baño mientras se ducha o se baña.
  • Después del lavado, séquese los oídos con un secador de pelo a temperatura baja. Nunca introduzca las esquinas de una toalla dentro de sus oídos para secarlos porque esto puede causar daños.
  • Si nada regularmente, use un gorro de natación que cubra sus oídos o use tapones para los oídos

Trate y prevenga otras patologías de la piel

  • Si desarrolla otitis externa y tiene una disposición alérgica (una tendencia a desarrollar alergias), informe a su médico o enfermera. Las gotas para los oídos que contienen ciertas sustancias, como la neomicina o el propilenglicol, tienen más probabilidades de causar una reacción alérgica que otras. Su médico, enfermera de práctica o farmacéutico puede aconsejarle sobre qué gotas para el oído son las más adecuadas para usted
  • Si tiene una reacción alérgica a algo que se coloca dentro de los oídos, como audífonos, tapones para los oídos o pendientes, retire tal objeto. Una reacción alérgica leve generalmente desaparecerá por sí sola. El uso de productos hipoalergénicos (productos que tienen un menor potencial de causar reacciones alérgicas) también puede ayudar
  • Pida consejo médico para cualquier otra patología de la piel, como la psoriasis o el eczema, para que puedan tratarse con el medicamento adecuado
  • Intente usar gotas para los oídos acidificantes o spray para ayudar a mantener sus oídos limpios, particularmente antes y después de nadar. Pueden ayudar a prevenir la recurrencia de la otitis externa y están disponibles sin receta en la mayoría de las farmacias.

La otitis externa ¿puede causar otros problemas?

Las complicaciones asociadas con la otitis externa suelen ser poco frecuentes. Sin embargo, las siguientes complicaciones a veces pueden ocurrir:

Abscesos

Los abscesos suelen ser lesiones purulentas dolorosas que pueden formarse dentro y alrededor del oído afectado después de una infección. Por lo general, se curan por sí solos, pero, en algunos casos, su médico puede necesitar drenar el pus de ellos.

Estenosis del canal auditivo

La estenosis es el nombre dado a la acumulación de piel gruesa y seca en el canal auditivo, que puede ocurrir si tiene otitis externa crónica.

Puede afectar su audición, porque la acumulación de piel hace que su canal auditivo se estreche. En casos raros, puede causar sordera. La estenosis del canal auditivo puede tratarse con gotas para los oídos.

Tímpano inflamado o perforado

Es posible que cualquier infección se propague a su tímpano.

En algunos casos, la infección puede causar que se acumule pus dentro del oído interno y puede perforar (rasgar) el tímpano. Esto se conoce como tímpano perforado.

Los síntomas incluyen:

  • Pérdida auditiva temporal
  • Dolor de oído o molestias
  • Secreción de mucosidad del oído que
  • Sonido o zumbido en el oído (tinnitus)

En muchos casos, un tímpano perforado sanará sin tratamiento en aproximadamente dos meses. Si no muestra signos de curación después de este tiempo, se puede recomendar la cirugía.

Celulitis

La celulitis es una infección bacteriana de la piel que puede ocurrir después de la otitis externa. Es cuando las bacterias, que normalmente viven inofensivamente en la superficie de su piel, ingresan a las capas más profundas de la piel a través de áreas dañadas, como las causadas por la otitis externa.

La celulitis hace que las áreas afectadas de la piel se vuelvan rojas, dolorosas, calientes y sensibles al tacto.

Otros síntomas incluyen:

  • Náuseas
  • Escalofríos
  • Temblores
  • Sensación general de malestar

La mayoría de los casos de celulitis pueden tratarse con un tratamiento de antibióticos de siete días.

Si la celulitis ocurre en una persona que ya estaba muy enferma o que es muy vulnerable a los efectos de la infección, es posible que deba ingresar al hospital como medida de precaución.

Otitis externa maligna

La otitis externa maligna es una complicación grave pero muy poco común de la otitis externa, en la cual la infección se propaga al hueso que rodea el canal auditivo.

La otitis externa maligna generalmente afecta a los adultos más que a los niños. En particular, los adultos que están inmunocomprometidos (tienen un sistema inmunitario debilitado) tienen un mayor riesgo de desarrollarlo. Esto incluye a las personas que reciben tratamiento de quimioterapia o que tienen una afección de salud crónica (a largo plazo), como diabetes, VIH o SIDA.

Si tiene otitis externa maligna, es posible que tenga uno o más de los siguientes síntomas:

  • Dolor de oído intenso y dolores de cabeza
  • Hueso expuesto visible en el canal auditivo
  • Parálisis del nervio facial del, donde la musculatura de su cara cae del lado del oído afectado

Sin tratamiento, la otitis maligna externa puede ser fatal. Sin embargo, puede tratarse eficazmente con antibióticos y cirugía para eliminar cualquier tejido dañado.

Contenido producido pornhs.uk

¿Te ha sido útil este artículo?

Ir hacia arriba

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud