¿Preocupado por tu salud? Visita nuestro blog sobre el coronavirus para encontrar todo lo que necesitas saber.

×
Todos los artículos del glosario de Your.MD han sido revisados por doctores cualificados.

Anormalidades en las uñas

Consulte con su médico si sus uñas han cambiado de color, textura, forma o grosor y no sabe por qué (por ejemplo, no se ha lesionado las uñas ni se las ha mordido).

A continuación tiene algunas de las razones más probables para los siguientes problemas en las uñas:

  • Uñas frágiles o quebradizas
  • Uñas descoloridas
  • Uñas blancas
  • Uñas gruesas o que crecen demasiado
  • Uñas sueltas
  • Uñas con forma de cuchara
  • Picaduras o abolladuras en las uñas
  • Ranuras que atraviesan el ancho de las uñas
  • Yemas de los dedos y uñas inusualmente curvados
  • Líneas blancas que atraviesan las uñas
  • Rayas blancas que bajan por la uña
  • Pequeñas rayas rojas o marrones debajo de las uñas
  • Una uña destruida
  • Pliegue de la uña infectada (piel dolorosa, roja e hinchada junto a la uña)

Uñas frágiles o quebradizas

Las uñas frágiles o quebradizas a menudo son solo un signo de envejecimiento o exposición prolongada al agua o productos químicos como detergentes y esmaltes de uñas.

Usar guantes le ayudará a protegerse las uñas mientras sus manos están expuestas al agua. El uso regular de crema hidratante en los dedos y las uñas también ayudará a protegerlas.

A veces, las uñas frágiles o quebradizas pueden ser causadas por:

  • Una infección por hongos en las uñas: esta es a menudo la causa de las uñas de los pies quebradizas, y se pueden eliminar siguiendo un tratamiento antifúngico
  • Una afección en la piel llamada liquen plano, la cual solo puede afectar las uñas
  • Hipotiroidismo e hipertiroidismo, por la que la glándula tiroides no produce suficientes hormonas o produce demasiadas
  • Psoriasis en las uñas, una enfermedad crónica de la piel que puede hacer que las uñas se desmoronen

La artritis reactiva es una causa menos común de uñas quebradizas. Es una reacción inusual del sistema inmunitario que afecta las articulaciones, los músculos y otras partes del cuerpo después de una infección. Si tiene una combinación de síntomas que afectan diferentes partes de su cuerpo, su médico podría considerar esta enfermedad.

Uñas descoloridas

Las causas más comunes de las uñas amarillas son las infecciones micóticas (fúngicas) de las uñas o la psoriasis ungueal.

Las uñas amarillas también pueden ser causadas por cualquiera de los siguientes motivos:

  • Aplicación frecuente de esmalte de uñas
  • Linfedema: una enfermedad crónica que causa inflamación cutánea
  • Daño permanente a las vías respiratorias causado por bronquiectasias, cómo una enfermedad pulmonar crónica
  • Sinusitis, inflamación del revestimiento de los senos paranasales
  • Inflamación de la glándula tiroides, la cual se encuentra en el cuello
  • Tuberculosis: una infección bacteriana que afecta los pulmones
  • Ictericia (coloración amarillenta de la piel), causada por enfermedad hepática
  • Algunos medicamentos, como la mepacrina o el caroteno
  • La paroniquia crónica: una infección de el pliegue ungueal

Las uñas verdinegras pueden ser causadas por un crecimiento excesivo de bacterias llamadas pseudomonas, particularmente debajo de las uñas sueltas. Se puede tratar aplicando gotas antibióticas debajo de las uñas o remojando las uñas afectadas en una solución antiséptica o de vinagre.

Las uñas grises pueden ser causadas por medicamentos, como los antipalúdicos o la minociclina.

Las uñas marrones a veces pueden ser causadas por la enfermedad de la tiroides, el embarazo, la desnutrición y el uso frecuente de esmalte de uñas.

Gota roja o amarilla debajo de la uña

Si la decoloración parece una gota de aceite debajo de la uña o es de color salmón, es posible que tenga psoriasis en las uñas.

Uñas mitad blancas, mitad marrones

Las uñas que están mitad blancas y mitad marrones (marrones cerca de las puntas) pueden ser un signo de insuficiencia renal, por la que los riñones dejan de funcionar correctamente.

Este vínculo no se entiende del todo, pero una teoría es que la insuficiencia renal provoca cambios químicos en la sangre que estimulan la liberación de melanina (un pigmento de la piel) en el lecho ungueal. También es posible que la insuficiencia renal provoque un aumento en la cantidad de pequeños vasos sanguíneos en el lecho ungueal.

Se estima que hasta el 40% de las personas con insuficiencia renal tienen las uñas "mitad y mitad". A veces también ocurren en personas con SIDA y en aquellas que han recibido quimioterapia.

Uñas blancas

Si la mayor parte de la uña se ha vuelto blanca y no es porque se haya desprendido del lecho ungueal, es probable que se trate de una infección micótica de la uña o un signo de disminución del suministro de sangre al lecho ungueal, lo que causa algo conocido como "las uñas de Terry".

Las uñas de Terry suelen ser blancas con puntas enrojecidas u oscuras y pueden ser un signo de una amplia gama de condiciones médicas, las que incluyen:

  • Cirrosis hepática (cicatrización y daño del hígado): aproximadamente el 80% de las personas con cirrosis tienen las uñas de Terry
  • Insuficiencia hepática, renal o cardíaca
  • Diabetes
  • Anemia por deficiencia de hierro, por la que la falta de hierro en el cuerpo lleva a una reducción en la cantidad de glóbulos rojos
  • Quimioterapia
  • Tiroides hiperactiva, por la que la glándula tiroides produce demasiadas hormonas
  • Malnutrición

Uñas gruesas o que crecen demasiado

Una causa común de las uñas gruesas es una infección en las uñas por hongos. Esto también puede causar que se vuelvan descoloridas y frágiles (leer más arriba).

Otras causas posibles de las uñas gruesas o que crecen demasiado son:

  • Psoriasis: una enfermedad crónica que también causa parches enrojecidos y escamosos en la piel
  • Presión de los zapatos durante un largo periodo de tiempo, si estos son demasiado pequeños o estrechos alrededor de los dedos de los pies
  • Artritis reactiva, una reacción del sistema inmunitario que afecta las articulaciones, los músculos y otras partes del cuerpo después de una infección

Uñas que han crecido demasiado y con forma de cuerno

A veces, las uñas de los dedos de los pies crecen tanto y se vuelven tan gruesas que tienen aspectos de garras y es casi imposible cortarlas con un cortauñas normal. Este problema en las uñas, conocido como onicogrifosis (“uñas con forma de cuerno de carnero”) se da en personas mayores o como respuesta a que sus uñas estén expuestas a presión durante un largo periodo de tiempo. Un podólogo general puede ayudar, pero a veces un podólogo más especializado o un médico tienen que retirar la uña.

Uñas sueltas

Es normal que una uña del pie se suelte y se caiga después de una lesión en el dedo. Otra causa común de una uña suelta es practicar la manicura con demasiada frecuencia o limpiar el interior de la uña con un objeto afilado.

De manera menos común, una uña suelta también puede ser signo de una de las siguientes condiciones médicas:

  • Una infección por hongos en la uña
  • Psoriasis en la uña
  • Verrugas que se agrupan alrededor de la uña del dedo
  • Hipertiroidismo
  • Sarcoidosis: una enfermedad provocada por la formación de granulomas en diferentes órganos y tejidos del cuerpo
  • Amiloidosis, enfermedad producida por la acumulación de proteína amiloide en los órganos
  • Problemas con el tejido conectivo, tejido importante por el soporte de órganos y tejidos.
  • Mala circulación. Por ejemplo, causada por el tabaco o por el fenómeno de Raynaud (una enfermedad que afecta la suministración de sangre a los dedos de las manos y los pies, se manifiesta con palidez en los dedos,)
  • Una reacción alérgica a un medicamento (normalmente un tipo de antibiótico) o cosméticos para las uñas

La uña suelta se debería cortar hasta donde empieza a estar suelta, para así permitir que la uña se vuelva a pegar de nuevo según crece. No debería limpiarse las uñas con nada que no sea un cepillo limpiauñas suave.

Uñas con forma de cuchara (coiloniquia)

Si sus uñas tienen un aspecto curvado hacia adentro (coiloniquia), puede que tenga uno de los siguientes desórdenes:

  • Anemia por deficiencia de hierro
  • Hemocromatosis, por la que el cuerpo retiene demasiado hierro
  • El fenómeno de Raynaud
  • [Lupus eritematoso[(https://www.your.md/es-es/condition/lupus): una enfermedad inusual por la que el sistema inmunitario reacciona contra las propias células, los propios tejidos y órganos del cuerpo

Picaduras o abolladuras en las uñas

Las picaduras o abolladuras en la superficie de las uñas puede ser signo de cualquiera de las siguientes condiciones médicas:

  • Psoriasis
  • Eczema: una enfermedad crónica de la piel que causa que esta se vuelva enrojecida, seca, agrietada y tenga picores
  • Artritis reactiva
  • Alopecia areata: una enfermedad que causa clapas temporales de calvicie en el cuero cabelludo, que son aproximadamente del tamaño de una moneda grande

Ranuras en las uñas (líneas de Beau)

Las líneas o ranuras que van de izquierda a derecha por la uña se conocen como líneas de Beau. Pueden darse como resultado de:

  • Una enfermedad pasada: la línea se forma en el momento en el que tiene la enfermedad
  • Recibir quimioterapia
  • Una lesión anterior
  • Haber estado expuesto a temperaturas muy altas, si tiene el fenómeno de Raynaud

Las enfermedades, las lesiones o las temperaturas bajas pueden interrumpir el crecimiento de las uñas y causar ranuras en su base.

Las ranuras suelen ser visibles unos meses después, cuando las uñas ya han crecido y han ascendido dentro de la uña hasta volverse visibles. Suele tomar entre cuatro y seis meses hasta que la uña crezca del todo, y de seis a doce meses para las uñas de los pies.

Yemas de los dedos y uñas inusualmente curvados

Los dedos llamados “en palillo de tambor” o acropaquia son el resultado del engrosamiento del tejido de la punta de los dedos. Las uñas se curvan alrededor de las yemas redondeadas.

La acropaquia se cree estar relacionada al aumento de flujo sanguíneo de la parte distal de los dedos. Puede ser hereditario y completamente inofensivo. Sin embargo, su nueva aparición , puede ser signo de muchas enfermedades posibles, incluyendo:

  • Enfermedad pulmonar o cardíaca de larga duración, como el cáncer de pulmón, la bronquiectasias o endocarditis
  • Síndrome del colon irritable: una enfermedad crónica que causa inflamación en el revestimiento del intestino
  • Cáncer de estómago o de colon
  • Cirrosis (fibrosis del hígado)
  • Policitemia: una enfermedad por la que la sangre es demasiado espesa

Rayas blancas que bajan por las uñas

Los puntos o rayas blancas son algo normal y nada de lo que preocuparse, pero las rayas blancas paralelas que van a lo largo de toda la uña, conocidas como líneas de Muehrcke, son señal de niveles bajos de proteína en la sangre. Al contrario de las líneas de Beau, no tienen ranuras. Pueden darse como resultado de una enfermedad del hígado o malnutrición.

Rayas oscuras que bajan por la uña

Las rayas oscuras que bajan por la uña (melanoniquia linear) son algo comunes en las personas de color de más de 20 años de edad, y en la mayoría de casos es perfectamente normal.

Sin embargo, las líneas oscuras no deberían ignorarse, ya que a veces pueden ser una forma de cáncer de piel que afectan el lecho de las uñas, llamado melanoma subungueal. Es importante que su médico las revise para descartar un melanoma.

El melanoma subungueal suele afectar solo a las uñas. También puede verse que la raya cambie de apariencia, por ejemplo, puede volverse más ancha u oscura con el tiempo y la pigmentación también puede afectar la piel de los alrededores (pliegue de las uñas).

Rayas rojas o marrones debajo de la uña

Si tiene una raya pequeña roja o marrón debajo de las uñas, es probable que se trate de hemorragias astilladas, rayas de sangre causadas por vasos sanguíneos diminutos.

Unas cuantas astillas debajo de la uña no son nada de lo que preocuparse, y lo más probable es que hayan sido causadas por una lesión en la uña. Sin embargo, si varias de sus uñas están afectadas, puede ser señal de lupus eritematoso, psoriasis, una infección en las válvulas del corazón (endocarditis) u otra condición subyacente.

Una uña destruida

Las uñas pueden destruirse por:

  • Una lesión, incluyendo morderse las uñas
  • Condiciones en la piel, como la psoriasis o liquen plano
  • Crecimiento excesivo en el tejido de alrededor de la uña, el cual suele ser inofensivo; por ejemplo, a causa de una verruga
  • Crecimiento excesivo en el tejido de alrededor de la uña, causado por cáncer de piel (esto es poco común)
  • Síndrome de la rótula ungueal: una enfermedad genética poco común que puede causar que falten algunas uñas, normalmente en el nacimiento

Vaya al médico si una de sus uñas está destruida y no recuerda habérsela lesionado.

Pliegue de la uña dolorosa, roja e hinchada (paroniquia)

La paroniquia es la inflamación del pliegue de la uña (la piel y el tejido suave que marca y soporta la uña).

Las causas más comunes son las infecciones, lesiones o irritaciones, y es alrededor de tres veces más común en las mujeres que en los hombres. A veces se asocia con una enfermedad subyacente en la piel, como el eccema o la psoriasis, u otra condición médica, como la diabetes o el VIH.

La paroniquia puede desarrollarse en una horas (paroniquia aguda). Si dura más de seis semanas, se conoce como paroniquia crónica.

Paroniquia aguda

La paroniquia aguda infecciosa suele empezar con una lesión menor en el pliegue de la uña, como a raíz de morderse las uñas, limpiarlas por dentro o las manicuras. El área afectada se verá enrojecida, y cálida, tierna e hinchada. Después de un tiempo, se puede formar pus alrededor de la uña y puede que la levante.

La paroniquia suele ser resultado de una infección por Estafilococos, pero a veces puede ser causada por el virus responsable de los herpes (virus del herpes simple). En este caso, se conoce como herpes ungueal.

El tratamiento para la paroniquia incluye cremas o pastillas antibióticas. Si hay una gran acumulación de pus, un drenaje quirúrgico puede ayudar. Con tratamiento, el pliegue de la uña afectado puede curarse en unos días. Si no se trata o no responde al tratamiento, el problema puede volverse crónico.

Paroniquia crónica

La paroniquia crónica suele afectar a las personas que tienen las manos metidas en agua durante largos periodos de tiempo, o que han estado en contacto con químicos, como personal de limpieza, camareros de bar, trabajadores de comedores o personas que trabajan en pescaderías.

Puede que comience en el pliegue de una uña pero puede afectar a varios dedos. Los pliegues afectados se hinchan, y puede que se enrojezcan y duelan de vez en cuando, normalmente después de estar expuestos al agua. El lecho de la uña se engruesa y se vuelve puntiaguda gradualmente, según crece, y puede volverse amarilla o verde y frágil.

Vaya al médico si su condición se vuelve severa. Puede que le recete pastillas o una crema antibiótica. En algunos casos, puede que le remitan a un dermatólogo (doctor especialista de la piel).

Pueden pasar meses hasta que la paroniquia desaparezca, y puede pasar hasta un año hasta que sus uñas vuelvan a la normalidad. Mantener las manos secas y calientes, usar crema de manos con frecuencia y no morderse las uñas puede ayudar.

Contenido producido pornhs.uk

¿Te ha sido útil este artículo?

Ir hacia arriba

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud