Migraña

Introducción

Las migrañas suelen ser cefaleas moderadas o fuertes que provocan un dolor punzante en un lado de la cabeza.

Muchas personas también experimentan otros síntomas, como náuseas, vómitos y una mayor sensibilidad a la luz o al sonido.

Las migrañas son un problema de salud común que afecta a una de cada cinco mujeres y a uno de cada quince hombres, aproximadamente. Suelen empezar a principios de la edad adulta.

Existen varios tipos de migrañas, que incluyen:

  • migraña con aura: la persona experimenta ciertos avisos justo antes de que empiece la migraña, como por ejemplo ver destellos
  • migraña sin aura: es el tipo más común, y la migraña comienza sin ningún tipo de aviso previo
  • Aura migrañosa sin dolor de cabeza, también conocida como migraña silenciosa: la persona ve un aura o experimenta otros síntomas de la migraña, pero no siente dolor de cabeza

Algunas personas tienen migrañas con frecuencia, incluso varias veces por semana. Otras personas solamente experimentan migrañas ocasionalmente. Es posible que pasen años entre un episodio de migraña y el siguiente.

Este artículo contiene respuestas prácticas a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son los síntomas de una migraña?
  • Distintos tipos de migrañas
  • ¿Qué provoca las migrañas?
  • ¿Cómo se tratan las migrañas?
  • Cuándo buscar asistencia médica para los síntomas de migraña
  • Cómo prevenir las migrañas

Cuando consultar a un médico

Debería consultar a su médico si experimenta síntomas de migraña graves o frecuentes.

Los analgésicos como el paracetamol o el ibuprofeno pueden ayudar a aliviar las migrañas. Sin embargo, no abuse de los analgésicos, ya que esto podría dificultar el tratamiento de los dolores de cabeza a largo plazo.

Debería pedir cita con su médico si experimenta migrañas frecuentemente (más de cinco días a la semana), aunque puedan tratarse con analgésicos, ya que quizá le convenga seguir un tratamiento preventivo.

Llame a una ambulancia inmediatamente si experimenta, o está con alguien que esté experimentando:

  • parálisis o debilidad en uno o ambos brazos y/o un lado de la cara
  • dificultad al hablar
  • un dolor de cabeza muy fuerte y repentino, que resulta cegador y la persona nunca ha experimentado anteriormente
  • dolor de cabeza acompañado de fiebre, rigidez en el cuello, confusión, convulsiones, visión doble y erupciones

Estos síntomas pueden indicar un problema más grave, como un accidente cerebrovascular o meningitis, y deberían ser examinados por un médico lo antes posible.

Más información sobre cómo diagnosticar las migrañas.

Causas de las migrañas

Se desconoce la causa exacta de las migrañas, aunque se cree que son el resultado de cambios temporales en las sustancias químicas, los nervios y los vasos sanguíneos del cerebro.

Aproximadamente la mitad de las personas que experimentan migrañas tienen algún familiar cercano con el mismo problema, lo que indica la genética podría tener algo que ver.

Algunas personas creen que los episodios de migraña están relacionados con algunos desencadenantes que pueden incluir:

  • comienzo de la menstruación
  • estrés
  • cansancio
  • algunas comidas o bebidas

Tratamiento de las migrañas

No existe una cura para las migrañas, pero hay una serie de tratamientos disponibles para reducir los síntomas.

Y son:

  • analgésicos: incluidos los medicamentos sin receta, como el paracetamol y el ibuprofeno
  • triptanos: medicamentos que pueden ayudar a invertir los cambios en el cerebro, que pueden ser la causa de las migrañas
  • antieméticos: medicamentos recetados a menudo para reducir las náuseas y los vómitos

Muchas personas experimentan alivio al dormir o acostarse en una habitación oscura durante los episodios de migraña.

Prevenir las migrañas

Si sospecha que hay algún desencadenante específico que está provocando sus migrañas, como el estrés o algún tipo de comida, evitar dicho desencadenante puede reducir el riesgo de experimentar migrañas.

Otros cambios como llevar un estilo de vida saludable que incluya hacer ejercicio, dormir y comer de forma regular, además de mantenerse hidratado y limitar las dosis de cafeína y alcohol también pueden ayudar.

Si sus migrañas resultan muy dolorosas o si ha intentado evitar los posibles desencadenantes y sigue experimentando los síntomas, su doctor puede recetarle un tratamiento que ayude a evitar futuros episodios.

Los medicamentos que se utilizan para prevenir las migrañas incluyen el fármaco antiepiléptico topiramato y propranolol, que se utiliza para tratar la hipertensión. Los síntomas de las migrañas pueden tardar varias semanas en mejorar.

Pronóstico

Las migrañas pueden afectar en gran medida su calidad de vida e impedir que lleve a cabo sus actividades cotidianas. Algunas personas sienten la necesidad de pasar varios días en cama.

Sin embargo, existen una serie de tratamientos eficaces que reducen los síntomas y ayudan a prevenir futuros episodios.

Es posible que los episodios de migraña empeoren a medida que pasa el tiempo, pero por lo general mejoran con el paso de los años en la mayoría de las personas.

Síntomas

Try checking your symptoms with our AI-powered symptom checker.

Puede intentar controlar sus síntomas gracias a nuestro verificador de síntomas inteligente.

El síntoma principal de las migrañas es, por lo general, un fuerte dolor en un lateral de la cabeza.

Se manifiesta como un dolor punzante moderado o fuerte, que empeora con el movimiento y le impide realizar actividades cotidianas.

En algunos casos, el dolor puede manifestarse en ambos lados de la cabeza, y puede extenderse a la cara o el cuello.

Otros síntomas

Otros síntomas que suelen estar relacionados con las migrañas incluyen:

  • náuseas
  • vómitos
  • mayor sensibilidad a la luz y al sonido: por eso muchas de las personas que experimentan migrañas optan por descansar en una habitación silenciosa y oscura

Algunas personas presentan otros síntomas que incluyen:

  • sudoración
  • problemas de concentración,
  • tener mucho calor o mucho frío
  • dolor abdominal (de barriga)
  • diarrea

No todas las personas que padecen de migrañas experimentan estos síntomas adicionales, y algunas personas pueden experimentarlos sin dolor de cabeza.

Los síntomas de las migrañas normalmente duran entre cuatro horas y tres días, aunque es posible que sienta mucho cansancio durante la semana siguiente.

Síntomas del aura

Aproximadamente una de cada tres personas con migraña experimenta síntomas de aviso temporales antes de que se produzca la migraña. Y son:

  • problemas de vista: como destellos, formas en zigzag o puntos ciegos
  • adormecimiento o sensación de hormigueo: normalmente empieza en la mano y sube por el brazo antes de llegar a la cara, los labios y la lengua
  • mareos o pérdida de equilibrio
  • dificultad al hablar
  • pérdida de conocimiento, aunque es poco frecuente

Los síntomas del aura normalmente tardan unos cinco minutos en manifestarse, y pueden durar hasta una hora. Algunas personas pueden experimentar un aura seguida de un dolor de cabeza leve, o sin ningún tipo de dolor de cabeza.

Cuando consultar a un médico

Consulte a su médico si experimenta síntomas de migraña graves o frecuentes, que no pueden tratarse con el uso ocasional de analgésicos sin receta como el paracetamol.

Sin embargo, no abuse de los analgésicos, ya que esto podría dificultar el tratamiento de los dolores de cabeza a largo plazo.

Debería pedir cita con su médico si experimenta migrañas frecuentemente (más de cinco días a la semana), aunque puedan tratarse con analgésicos, ya que quizá le convenga seguir un tratamiento preventivo.

Llame a una ambulancia inmediatamente si experimenta, o está con alguien que esté experimentando:

  • parálisis o debilidad en uno o ambos brazos y/o un lado de la cara
  • dificultad al hablar
  • un dolor de cabeza muy fuerte y repentino, que resulta cegador y la persona nunca ha experimentado anteriormente
  • dolor de cabeza acompañado de fiebre, rigidez en el cuello, confusión, convulsiones, visión doble y erupciones

Estos síntomas pueden indicar un problema más grave, como un accidente cerebrovascular o meningitis, y deberían ser examinados por un médico lo antes posible.

Causas

Se desconoce la causa exacta de las migrañas, aunque se cree que son el resultado de una actividad cerebral anormal, que puede provocar cambios en las señales neuronales, las sustancias químicas y los vasos sanguíneos del cerebro.

No se sabe bien qué provoca estos cambios en la actividad cerebral, pero es posible que genéticamente haya personas más propensas a sufrir migrañas como consecuencia de un elemento desencadenante específico.

Elementos desencadenantes de las migrañas

Hay muchos posibles factores que pueden desencadenar las migrañas, y pueden ser hormonales, emocionales, físicos, alimenticios, ambientales y medicinales.

Estos desencadenantes son completamente individuales, pero llevar un diario puede ayudar a identificar si hay algún patrón desencadenante. A veces puede resultar complicado identificar si se trata de un factor desencadenante, o si lo que está experimentando es realmente uno de los primeros síntomas de un episodio de migraña.

Cambios hormonales

Algunas mujeres experimentan migrañas durante la menstruación, posiblemente debido a los cambios hormonales (como el nivel de estrógenos) que se producen en ese momento.

Este tipo de migrañas suele producirse entre dos días antes de que comience su menstruación, y hasta tres días después. Algunas mujeres solamente experimentan migrañas únicamente durante este periodo, lo que se conoce como migraña menstrual pura. Sin embargo, la mayoría de las mujeres también las experimentan en otros momentos, y entonces recibe el nombre de migraña relacionada con la menstruación.

En muchas mujeres, las migrañas mejoran tras la menopausia, aunque otras empiezan a experimentar migrañas con la menopausia, o tienen migrañas más fuertes.

Desencadenantes emocionales:

  • estrés
  • ansiedad
  • tensión
  • trauma
  • depresión
  • emoción

Desencadenantes físicos:

  • cansancio
  • dormir mal
  • trabajar por turnos
  • mala postura
  • tensión en el cuello o los hombros
  • jet lag
  • baja presión arterial (hipoglucemia)
  • ejercicio vigoroso, si no está acostumbrado

Desencadenantes alimenticios:

  • saltarse las comidas, comer tarde, o de forma irregular
  • deshidratación
  • alcohol
  • el aditivo alimenticio tiramina
  • productos con cafeína, como el té y el café
  • alimentos como el chocolate, los cítricos y el queso

Desencadenantes ambientales:

  • luces intensas
  • pantallas que parpadean, como una televisión o un ordenador
  • fumar (o habitaciones en las que hay humo)
  • ruidos fuertes
  • cambios en el clima, como cambios de humedad o temperaturas muy frías
  • olores fuertes
  • ambientes cargados

Medicación:

  • algunos tipos de pastillas para dormir
  • la píldora anticonceptiva combinada
  • Terapia de reemplazo hormonal (TRH), que se utiliza a veces para aliviar los síntomas relacionados con la menopausia

Diagnóstico

No existe ninguna prueba específica para diagnosticar las migrañas. Para poder proporcionar un diagnóstico preciso, su médico debe identificar un patrón de dolores de cabeza recurrentes acompañados de los síntomas relacionados.

Las migrañas pueden ser impredecibles, y a veces se producen sin que se manifiesten los demás síntomas. En ocasiones, obtener un diagnóstico fiable puede llevar tiempo.

Consulta con su médico

En su primera visita, su doctor le hará una exploración médica y comprobará su vista, coordinación, reflejos y percepción. Esto permitirá descartar otros posibles problemas que estén causando sus síntomas.

Su doctor puede preguntarle si el dolor de cabeza:

  • es en un lado de la cabeza
  • se manifiesta como un dolor punzante
  • es tan fuerte que le impide llevar a cabo actividades cotidianas
  • empeora al realizar actividad física o moverse
  • va acompañado de náuseas y vómitos
  • va acompañado de sensibilidad a la luz y al ruido

Diario de migrañas

Llevar un diario de sus episodios de migraña durante algunas semanas puede ayudar con el diagnóstico. La información que debe anotar incluye:

  • fecha
  • hora
  • qué estaba haciendo cuando empezaron las migrañas
  • cuánto duró el episodio
  • sus síntomas
  • qué medicamento ha tomado (si ha tomado alguno)

Tomar demasiados analgésicos puede ser uno de los principales motivos que dificultan el tratamiento de las migrañas. Esto recibe el nombre de cefalea por abuso de analgésicos. Le resultará muy útil llevar un registro de qué analgésicos ha tomado, y con qué frecuencia. No tome analgésicos durante más de 10 días al mes a largo plazo.

En las mujeres, también puede resultar útil anotar cuándo empieza su menstruación, ya que de esta manera su doctor podrá identificar posibles desencadenantes.

Más información sobre llevar un diario de migrañas en la página web de _The Migraine Trust._

Remisión a un especialista

Es posible que su doctor decida que debe ver a un neurólogo (un especialista en enfermedades del cerebro y del sistema nervioso) para realizar una evaluación más detallada y elegir un tratamiento si:

  • el diagnóstico no está claro
  • experimenta migrañas durante 15 o más días al mes (migrañas crónicas)
  • el tratamiento no ayuda a aliviar los síntomas

Tratamiento

Actualmente no existe una cura para las migrañas, pero hay una serie de tratamientos disponibles para aliviar los síntomas.

Encontrar el tratamiento adecuado puede llevar algo de tiempo. Es posible que tenga que probar diferentes tipos o combinaciones de medicamentos para encontrar los más efectivos.

Si los analgésicos sin receta no alivian sus migrañas, su médico puede recetarle algo más fuerte.

Durante un episodio

La mayoría de la gente experimenta alivio durmiendo o descansando en una habitación oscura durante un episodio de migraña.

Otras personas sienten alivio al comer algo, o empiezan a encontrarse mejor después de vomitar.

Analgésicos

En muchos casos, los analgésicos sin receta como el paracetamol, las aspirinas y el ibuprofeno, pueden ayudar a reducir los síntomas.

Resultan más eficaces si se toman cuando aparecen los primeros síntomas de un episodio de migraña, ya que así se absorben rápidamente en sangre y alivian los síntomas.

No es recomendable esperar a que el dolor de cabeza empeore antes de tomar los analgésicos, ya que en tal caso suele ser demasiado tarde para que el medicamento funcione. Los analgésicos solubles (los pastillas que se disuelven en un vaso de agua) son una buena alternativa, ya que son absorbidos por la sangre rápidamente.

Si no puede tragar los analgésicos orales porque tiene náuseas o vómitos, los supositorios pueden ser una buena alternativa. Se trata de cápsulas que se insertan en el ano (cápsulas rectales).

Advertencias

Al tomar analgésicos sin receta, asegúrese siempre de leer las instrucciones del envase y respetar las dosis recomendadas.

Los menores de 16 años no deberían tomar aspirinas a menos que lo recomiende un profesional sanitario. También se desaconseja el uso de aspirinas e ibuprofeno a personas con un historial de problemas de estómago, como úlceras estomacales, o problemas de hígado o riñones.

Es frecuente que los analgésicos empeoren los síntomas de las migrañas. Esto se conoce como «cefalea por abuso de medicación» o «cefalea por abuso de analgésicos».

Consulte a su doctor si tiene que utilizar analgésicos con frecuencia, o si los analgésicos sin receta no hacen ningún efecto. Su médico puede recetarle analgésicos más fuertes, o recomendar el uso de analgésicos con triptanos (más información a continuación). Si su médico sospecha que el uso de analgésicos puede estar provocándole cefaleas, puede recomendarle que deje de usarlos.

Triptanos

Si los analgésicos corrientes no ayudan a aliviar los síntomas de sus migrañas, concierte una cita con su médico. Es posible que le recomiende tomar analgésicos junto con un tipo de medicamento conocido como triptanos, y quizá algún medicamento para las náuseas (consultar a continuación).

Los triptanos son un tipo de fármaco diseñado especialmente para tratar las migrañas. Se cree que funcionan neutralizando los cambios que se producen en el cerebro, y que pueden causar migrañas.

Hacen que los vasos sanguíneos del cerebro se contraigan (se estrechen). Esto neutraliza la dilatación (ensanchamiento) de los vasos sanguíneos, que podría ser parte del proceso que provoca las migrañas.

Los triptanos están disponibles en pastillas, inyecciones y aerosoles nasales.

Los efectos secundarios más comunes de los triptanos incluyen:

  • sensaciones de calor
  • presión
  • hormigueo
  • sofocos
  • sensación de pesadez en la cara, las extremidades o el pecho

Algunas personas también experimentan náuseas, sequedad en la boca y mareos. Estos efectos secundarios suelen ser leves y mejorar por sí solos.

Al igual que ocurre con otros analgésicos, tomar demasiados triptanos puede provocar cefaleas por abuso de medicación.

Seguramente su médico proponga una cita de seguimiento una vez que haya terminado la primera parte de su tratamiento con triptanos. De esta forma podrá evaluar si eficacia, y si ha tenido algún efecto adverso.

Si la medicación le ha ayudado, seguramente deba continuar el tratamiento. Si no ha resultado eficaz o le ha provocado efectos secundarios no deseados, es posible que su doctor le recomiende otro tipo de triptanos, ya que los pacientes pueden responder de distinta manera.

Medicamentos para las náuseas

Los medicamentos para las náuseas, conocidos como antieméticos, pueden resultar útiles en el tratamiento de las migrañas, aunque no experimente náuseas o vómitos. Su médico le recetará estos medicamentos, que pueden tomarse acompañados de analgésicos y triptanos.

Al igual que ocurre con los analgésicos, los medicamentos para las náuseas funcionan mejor si se toman al aparecer los primeros síntomas de migraña. Normalmente se comercializan en forma de pastilla, aunque también están disponibles en supositorio.

Los efectos secundarios de los antieméticos pueden incluir mareos y diarrea.

Medicamentos combinados

Puede comprar una serie de medicamentos combinados para la migraña sin receta en su farmacia local. Estos medicamentos contienen tanto analgésicos como antieméticos. Si no está seguro de cuál le conviene más, pregunte a su farmacéutico.

También puede resultar muy eficaz combinar un triptano con otro analgésico, como por ejemplo el ibuprofeno.

Muchas personas optan por la comodidad de los medicamentos combinados. Sin embargo, es posible que la dosis de analgésicos o medicamentos contra las náuseas no sea suficiente como para aliviar sus síntomas. En ese caso, lo mejor es tomar analgésicos y antieméticos por separado. Así podrá controlar fácilmente la dosis de cada uno.

Acupuntura

Si la medicación no resulta apropiada o si no le ayuda a prevenir las migrañas, quizá pueda probar la acupuntura.

El NICE recomienda una serie de hasta 10 sesiones en un periodo de cinco a ocho semanas. Más información sobre acupuntura.

Consultar a un especialista

Si los tratamientos anteriores no dan resultados a la hora de controlar sus migrañas, su doctor puede derivarle a una clínica especializada en migrañas para establecer una evaluación y un tratamiento más especializados.

Además de los medicamentos mencionados anteriormente, un especialista puede recomendarle otros tratamientos como la estimulación magnética transcraneal.

Estimulación magnética transcraneal

En enero de 2014, el Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia Clínica (NICE) aprobó el uso de un tratamiento llamado estimulación magnética transcraneal (EMT) para tratar y prevenir las migrañas.

La EMT consiste en aplicar un pequeño dispositivo eléctrico en la cabeza, que suministra una serie de impulsos magnéticos. No está claro por qué la EMT es eficaz contra las migrañas, pero los estudios demuestran que aplicar este tratamiento al principio de una migraña puede reducir su gravedad. También puede utilizarse junto con los medicamentos mencionados anteriormente, sin crear ningún tipo de interferencia con ellos.

Sin embargo, la EMT no es una cura para las migrañas, y no es eficaz en todos los casos. No existen suficientes pruebas de su eficacia, y las que existen se limitan a los pacientes que experimentan migraña con aura.

Tampoco hay suficientes pruebas de los posibles efectos del tratamiento a largo plazo, a pesar de que los estudios realizados acerca de este tratamiento hasta ahora solamente han demostrado efectos secundarios menores y temporales, que incluyen:

  • ligeros mareos
  • somnolencia y cansancio
  • temblor muscular que hace que resulte difícil mantenerse en pie
  • irritabilidad

El NICE recomienda ponerse en manos de especialistas en cefaleas y centros especializados para la administración de EMT, debido a los pocos datos que se poseen sobre sus posibles efectos secundarios a largo plazo. Su especialista llevará un registro de su experiencia con el tratamiento.

Para más información, consulte este artículo de NHS Choices: El NICE aprueba la terapia magnética contra las migrañas.

Tratamiento en mujeres embarazadas y en periodo de lactancia

Por lo general, los tratamientos contra la migraña deberían reducirse lo máximo posible si está embarazada o en periodo de lactancia. Como alternativa, lo más recomendable es intentar identificar y evitar posibles desencadenantes de la migraña.

Si sigue necesitando recurrir a la medicación, su doctor puede recetarle una dosis baja de analgésicos como el paracetamol. En algunos casos, es posible el uso de fármacos antiinflamatorios o triptanos. Consulte a su médico o a su obstetra antes de empezar a tomar medicación si está embarazada o en periodo de lactancia.

Prevención

Existen varias maneras de reducir sus probabilidades de experimentar migrañas.

Identificar y evitar los desencadenantes

Una de las mejores maneras de prevenir las migrañas es reconocer qué está provocando los episodios, e intentar evitarlo.

Es posible que experimente migrañas después de comer ciertos alimentos o en épocas de estrés, y evitando esto podrá prevenir las migrañas. Más información sobre los posibles desencadenantes de las migrañas.

Llevar un diario de migrañas puede ayudarle a identificar posibles desencadenantes, y llevar un registro de la eficacia de la medicación.

Intente incluir los siguientes datos en su diario de migrañas:

  • la fecha del episodio
  • la hora a la que empezó el episodio
  • cualquier señal de aviso
  • sus síntomas (y si había o no un aura)
  • qué medicamento ha tomado
  • cuándo terminó el episodio

Medicamentos y suplementos

También existen medicamentos que le ayudarán a prevenir las migrañas. Suele hacerse uso de estos medicamentos si ha intentado evitar los posibles desencadenantes, pero todavía experimenta migrañas.

Su doctor también puede recetarle estos medicamentos si sufre de episodios de migraña graves, o si los sufre a menudo.

A continuación presentamos algunos de los medicamentos que se utilizan para prevenir las migrañas.

Topiramato

El topiramato es un tipo de fármaco diseñado originalmente para prevenir episodios convulsivos en pacientes epilépticos, pero actualmente se utiliza con más frecuencia para tratar las migrañas. Está demostrado que previene las migrañas, y su dosis habitual es de una pastilla al día.

Los pacientes con problemas de riñones o de hígado deben utilizar topiramato con precaución. También puede provocar daños al feto si lo toma durante el embarazo, además de reducir la eficacia de los anticonceptivos hormonales, así que asegúrese de consultar a su médico sobre métodos anticonceptivos alternativos si debe tomar topiramato.

Los efectos secundarios del topiramato pueden incluir:

  • pérdida de apetito
  • náuseas
  • vómitos
  • estreñimiento o diarrea
  • mareo
  • somnolencia
  • problemas para dormir

Propranolol

El Propranolol es un fármaco utilizado originalmente para tratar la angina y la hipertensión, pero también resulta efectivo a la hora de prevenir las migrañas. La dosis habitual es de una pastilla al día.

Los pacientes que padezcan de asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y problemas cardiacos no deben tomar propranolol. Las personas que padezcan de diabetes deben utilizarlo con precaución.

Los efectos secundarios del propranolol pueden incluir:

  • frío en manos y pies
  • hormigueo
  • problemas para dormir
  • cansancio

Toxina botulínica tipo A

En junio de 2012, el NICE recomendó el uso de un fármaco llamado toxina botulínica tipo A por parte de especialistas en cefaleas para prevenir migrañas en adultos con migrañas crónicas (a largo plazo).

La toxina botulínica tipo A es un tipo de neurotoxina (toxina nerviosa) que paraliza los músculos. No está del todo claro por qué este tratamiento resulta efectivo contra las migrañas.

El NICE recomienda este tratamiento a personas con migrañas crónicas (cefaleas que duran como mínimo 15 días cada mes, durante al menos 8 de los cuales el paciente experimenta migrañas) no han respondido a al menos tres tratamientos preventivos anteriores.

Según las directrices del NICE, la toxina botulínica tipo A debe inyectarse en puntos de la cabeza y la parte posterior del cuello (de 31 a 39 puntos). El tratamiento puede repetirse cada 12 semanas.

Prevenir las migrañas relacionadas con la menstruación

Las migrañas relacionadas con la menstruación suelen producirse entre dos días antes de que comience su menstruación, y hasta tres días después. Dado que este tipo de migrañas son relativamente predecibles, es posible prevenirlas utilizando tratamientos hormonales o no hormonales.

Tratamientos no hormonales

Los tratamientos no hormonales recomendados son:

  • Fármacos antiinflamatorios no esteroides (AINE): un tipo de analgésico común
  • triptanos: medicamentos que neutralizan el ensanchamiento (dilatación) de los vasos sanguíneos, que se considera un factor contribuyente de las migrañas

Estos medicamentos se toman en forma de pastillas, de dos a cuatro veces al día, desde el principio de la menstruación o dos días antes de que empiece, y hasta el último día de sangrado.

Tratamientos hormonales

Los tratamientos hormonales recomendados son:

  • los anticonceptivos hormonales combinados, como la píldora anticonceptiva combinada, el parche o el anillo vaginal
  • los anticonceptivos que contienen solamente progesterona, como las píldoras anticonceptivas con progesterona, los implantes o las inyecciones
  • parches o geles de estrógenos, que pueden empezar a utilizarse tres días antes del principio de su menstruación, y continuar con su uso durante siete días

Los anticonceptivos hormonales no suelen utilizarse para prevenir las migrañas relacionadas con la menstruación en mujeres que experimentan síntomas de aura, ya que pueden aumentar el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular. Obtenga más información sobre las complicaciones de las migrañas.

Acupuntura

Si la medicación no resulta apropiada o si no le ayuda a prevenir las migrañas, quizá pueda probar la acupuntura.

El NICE recomienda una serie de hasta 10 sesiones en un periodo de cinco a ocho semanas. Más información sobre acupuntura.

Complicaciones

Las migrañas están relacionadas con un ligero aumento del riesgo de accidente cerebrovascular isquémico, y un aumento muy bajo del riesgo de problemas de salud mental.

Accidente cerebrovascular

Se produce un accidente cerebrovascular isquémico cuando un coágulo sanguíneo o algo de materia grasa bloquea el suministro de sangre al cerebro.

Existen estudios que demuestran que las personas que experimentan migrañas (especialmente migrañas con aura) tienen un riesgo dos veces mayor de sufrir un accidente cerebrovascular isquémico en algún momento en comparación con las personas que no padecen de migrañas. Sin embargo, el riesgo sigue siendo bajo.

No está muy claro por qué los accidentes cerebrovasculares isquémicos están ligados a las migrañas.

Píldora anticonceptiva

Utilizar la píldora anticonceptiva combinada aumenta el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular isquémico. Por lo general, los profesionales de la medicina no recomiendan a las mujeres que padecen de migrañas con aura utilizar la píldora anticonceptiva combinada.

Normalmente las mujeres que padecen de migrañas sin aura pueden tomar la píldora anticonceptiva combinada de forma segura, a menos que presenten otros factores de riesgo de accidente cerebrovascular como hipertensión o un historial clínico familiar de enfermedades cardiovasculares.

Si toma la píldora anticonceptiva combinada y tiene síntomas de aura, consulte a su médico sobre métodos anticonceptivos alternativos.

Problemas de salud mental

Las migrañas están relacionadas con un aumento muy bajo del riesgo de sufrir problemas de salud mental, como:

NHS Logo
Volver arriba