Bultos e inflamaciones

La mayoría de los bultos y las inflamaciones debajo de la piel son inofensivas y se pueden dejar sin tratamiento. Sin embargo, si usted desarrolla un nuevo bulto o inflamación, consulte a su médico para poder identificar la causa.

Una inflamación o un bulto doloroso que aparece repentinamente en uno o dos días pueden ser causados por una lesión o infección. Es probable que sea una infección si la piel alrededor del bulto se encuentra roja y caliente. Su médico puede aconsejarle sobre cómo cuidar esto.

A continuación, se detallan algunas de las razones más comunes por las que se presenta un bulto o una inflamación inexplicable debajo de la piel en las siguientes áreas del cuerpo:

  • Cara
  • Cuello o garganta
  • Pecho
  • Área de la ingle
  • Testículo
  • Ano (parte inferior)
  • Mano, muñeca o dedo
  • Hombros, espalda, pecho o brazo
  • Axila

Esta información debería darle una idea de lo que podría ser su bulto o inflamación. Sin embargo, no lo utilice para diagnosticarse. Siempre pregúntele a su doctor.

Inflamación o bulto en la cara

Un bulto o inflamación en la cara que no fue causada por una lesión suele ser uno de los siguientes:

  • paperas: una infección viral que generalmente afecta a los niños y causa hinchazón de las glándulas en el costado de la cara.
  • una reacción alérgica, por ejemplo, al maní o cacahuete, que causa hinchazón en las capas más profundas de la piel (angioedema)
  • un absceso dental, que hace que el lado de la boca se inflame
  • una piedra de la glándula salival: se forma cuando los químicos de la saliva se cristalizan y bloquean el flujo de saliva de una glándula salival cerca de la mandíbula, causando dolor e hinchazón alrededor de la mandíbula

Haga clic en los enlaces de arriba para obtener más información sobre estas condiciones.

Bultos en el cuello o garganta

Un bulto en el cuello o la garganta suele ser uno de los siguientes:

  • glándulas linfáticas inflamadas: por lo general es un signo de infección, como un resfriado o fiebre glandular; las glándulas tienden a desinflamarse al recuperarse.
  • quiste: un bulto inofensivo lleno de líquido que puede desaparecer por sí solo sin tratamiento (se sentirá como un guisante y rodará debajo de la piel cuando lo presione).
  • papiloma cutáneo: un crecimiento inofensivo, similar a una verruga que cuelga de la piel y se puede dejar sin tratamiento.
  • bocio: una inflamación anormal de la glándula tiroides en el cuello que hace que se forme un bulto en la garganta.

Haga clic en los enlaces de arriba para obtener más información sobre estas condiciones.

Bultos en los senos

Los bultos en los senos son comunes y tienen varias causas diferentes. Si bien la mayoría de los bultos en los senos no son cáncer de mama, cualquier cambio inusual en el pecho debe ser revisado por un doctor lo antes posible.

Las causas comunes de los bultos en los senos incluyen:

mastitis: tejido mamario doloroso e inflamado que a veces es causado por una infección

● conductos lácteos agrandados.

● crecimiento no canceroso (fibroadenoma)

● quiste: un bulto lleno de líquido inofensivo

lipoma: un bulto graso inofensivo

papiloma cutáneo: un crecimiento inofensivo, similar a una verruga, que a menudo se encuentra debajo del seno

Conozca más sobre bultos en los senos.

Bultos alrededor del área de la ingle

Las causas comunes de un bulto o bultos en el área de la ingle incluyen:

  • quistes: un bulto lleno de líquido inofensivo.
  • glándulas linfáticas inflamadas: por lo general es un signo de infección, como un resfriado o fiebre glandular; las glándulas tienden a desinflamarse cuando mejoran.
  • una hernia: una parte interna del cuerpo, como una parte del intestino, atraviesa una debilidad en el músculo o la pared del tejido circundante.
  • una vena agrandada, conocida como variz o vena safena, que es causada por una válvula defectuosa dentro de la vena (el bulto a menudo desaparece cuando uno se acuesta).
  • verrugas genitales: crecimientos pequeños y carnosos causados ​​por una enfermedad de transmisión sexual (ETS).

Haga clic en los enlaces de arriba para obtener más información sobre estas condiciones.

Bultos o inflamaciones en el testículo

La mayoría de los bultos testiculares son inofensivos y no son cancerosos. Menos de 4 en 100 (4%) de los bultos testiculares resultan ser cáncer de testículo.

Un bulto o hinchazón en el testículo suele ser uno de los siguientes:

  • Venas inflamadas y agrandadas dentro del escroto (varicoceles)
  • inflamaciones causadas por una acumulación de líquido alrededor del testículo (hidrocele)
  • un quiste en el epidídimo (el tubo largo y en espiral detrás de los testículos)

Conozca más sobre bultos e inflamaciones testiculares.

Bultos alrededor del ano (parte inferior)

Las inflamaciones anales o bultos suelen ser uno de los siguientes:

  • una hemorroide (pila): un vaso sanguíneo inflamado que puede colgar fuera del ano
  • un papiloma cutáneo: un crecimiento inofensivo que cuelga de la piel y se parece a una verruga
  • un absceso: una acumulación dolorosa de pus
  • un prolapso rectal, donde parte del recto (el extremo del intestino) sobresale del ano
  • verrugas genitales: crecimientos pequeños y carnosos causados ​​por una enfermedad de transmisión sexual (ETS)

Bultos en la mano, muñeca o dedo

Un bulto en la mano, la muñeca o el dedo es probablemente un quiste de ganglionar. Este es un tipo de quiste que se forma alrededor de las articulaciones o tendones.

Un quiste ganglionar generalmente aparece en la parte posterior de la muñeca. Está hecho de un fluido espeso como gelatina y se siente como un bulto suave debajo de la piel.

No está claro por qué se forman los quistes ganglionares, pero pueden estar relacionados con el envejecimiento o con una lesión en la articulación o el tendón.

Si el quiste no causa ningún dolor o molestia, se puede dejar y puede desaparecer sin tratamiento. De lo contrario, es posible que tenga que eliminarlo.

Algunas veces, pequeños bultos ásperos llamados verrugas se desarrollan en las manos. Las verrugas son causadas por una infección con el virus del papiloma humano (VPH) y son muy contagiosas. Sin embargo, generalmente son inofensivos y desaparecen sin tratamiento.

Bultos en el hombro, espalda, pecho o brazo.

Un bulto en el hombro, la espalda, el pecho o el brazo suele ser un lipoma o un quiste.

Un lipoma es un bulto blando y graso que crece debajo de la piel. Es bastante común, inofensivo y generalmente se puede dejar sin tratamiento. Cuando se presiona se debe sentir suave y "pegajoso”. Puede variar desde el tamaño de un guisante hasta unos pocos centímetros más ancho.

Un quiste es un saco debajo de la piel que contiene líquido, generalmente pus. Puede parecerse un poco a un lipoma, pero está cerca de la superficie de la piel (los lipomas están más profundos debajo de la piel). Los quistes son firmes al tacto. Pueden desaparecer sin tratamiento o es posible que necesite un drenaje.

Bultos en la axila

Es probable que un bulto en la axila sea un ganglio linfático inflamado, especialmente si usted también se siente mal y presenta otros signos de una infección. Las glándulas en la axila pueden inflamarse unos pocos centímetros en respuesta a una infección o enfermedad. Las glándulas inflamadas usualmente se desinflaman al recuperarse.

Es poco común que un bulto en la axila sea un linfoma (cáncer de las glándulas linfáticas), pero debe consultar a su médico si el bulto no se desinflama.

Un pequeño bulto en su axila que cuelga de la piel como una verruga es probablemente un papiloma cutáneo. Los papilomas cutáneos crecen donde la piel se frota contra la piel o la ropa, por lo que a menudo se ven debajo del brazo. Son muy comunes e inofensivos, y se pueden dejar sin tratamiento.

NHS Logo
Volver arriba