¿Preocupado por tu salud? Visita nuestro blog sobre el coronavirus para encontrar todo lo que necesitas saber.

×
Todos los artículos del glosario de Your.MD han sido revisados por doctores cualificados.

Zonas de peligro en las dietas

Hay momentos difíciles cuando está tratando de perder peso: sus amigos van a comprar comida basura después de una noche de fiesta. ¿Qué hace usted?

No quiere parecer un aguafiestas, pero tampoco quiere poner en peligro la pérdida de peso que ha logrado hasta ahora.

Las zonas de peligro de la dieta están en todas partes: el cansancio, el estrés y las sobras de los niños son solo algunas.

Luego está el alcohol: una bebida o dos no solo contienen calorías adicionales, sino que también pueden hacer que un picoteo alto en grasa parezca más atractivo.

Entonces, ¿cómo debe manejar estas situaciones?

Planificación de la zona de peligro

"Un poco de indulgencia está bien", dice la nutricionista Lyndel Costain de la Asociación Dietética Británica.

El truco es asegurarse de que la indulgencia no se convierta en la norma. Puede hacerlo siendo consciente de las zonas de peligro de pérdida de peso y planificando con anticipación.

Y si comete un error, recuerde que puede volver a encarrilarse: no hay necesidad de darse por vencido.

Conozca sus factores desencadenantes de la alimentación

A menudo, son los desencadenantes emocionales los que llevan a comer en exceso. Nicola Wraight, portavoz de una importante organización de pérdida de peso, dice que la clave es reconocer los factores desencadenantes de la alimentación.

"Es importante identificar las emociones específicas que inician la sobrealimentación y desarrollar estrategias para afrontar la situación sin consumir alimentos", dice. "Si está estresado, trate de darse un capricho con una manicura o salir a caminar.”

"También hay entornos desencadenantes como el cine, donde puede comprar palomitas, chocolate y golosinas. Pero puede minimizar la probabilidad de comer en exceso si planifica con anticipación y se lleva picoteos más saludables."

También es importante recordar que todos somos diferentes cuando se trata de resistir esas tentaciones.

"Si cae en la tentación, recuerde que mañana será otro día", dice Nicola. "Los cambios que está haciendo en su estilo de vida tendrán beneficios para la salud a largo plazo".

Sea flexible

Planificar con anticipación no debe significar ser rígido acerca de la pérdida de peso. Según el Dr. Mike Green, especialista en psicología de la alimentación de la Universidad de Aston, un enfoque flexible para controlar las calorías es mucho más sensato. 

El Dr. Green explica que si impone restricciones extremadamente rígidas sobre lo que come, es más susceptible a un momento imprudente en el que se salga de la dieta, se sienta culpable y tenga la tentación de dar por completo.

En su lugar, el Dr. Green recomienda un enfoque diferente. "Si se encuentra en una situación donde la presión está en comer ese pastel o un aperitivo, no tiene que rechazarlo todo el tiempo", dice.

"Pero si sí que come el aperitivo, limite lo que come después para que, distribuido a lo largo de varios días, sus calorías sigan reduciéndose".

Lea más sobre [cómo comer bien cuando está fuera de casa].

Es su elección

Cuando se trata de comer y beber, siempre puede elegir. "Deténgase, piense y tome una decisión consciente antes de comer", dice Lyndel Costain.

"Elegir realmente si come algo evitará que se sienta privado y reducirá el riesgo de un pensamiento destructivo de “todo o nada” que dice que debe ceñirse a una dieta extremadamente rígida o no hacer nada.

"Considere los contratiempos como oportunidades de aprendizaje que le ayudan a hacer las cosas de manera diferente la próxima vez. No lo haga solo: busque apoyo y orientación. Hable con su médico si cree que necesita ayuda adicional."

Traducción del contenido original de la NHS por

¿Te ha sido útil este artículo?

Ir hacia arriba

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud