¿Preocupado por tu salud? Visita nuestro blog sobre el coronavirus para encontrar todo lo que necesitas saber.

×
Todos los artículos del glosario de Your.MD han sido revisados por doctores cualificados.

Consejos para nuevos pacientes con enfermedad renal

De hecho, la perspectiva en la mayoría de los casos es más tranquilizadora. La enfermedad renal es común y generalmente estable (no va a empeorar). Menos de 1 de cada 20 personas con esta patología alguna vez tendrán una insuficiencia renal y necesitrán diálisis o un trasplante de riñón.

"Las personas que acaban de enterarse de que tienen enfermedad renal deben tratar de no entrar en pánico", dice Tim Statham de la Federación Nacional del Riñón (NKF). "Una función renal alterada no necesariamente causa una insuficiencia renal. Puede haber una causa perfectamente normal, como su edad. Como con otros órganos, la función renal disminuye de forma natural a medida que envejece."

"Enterarse de que tiene la enfermedad renal puede ser bastante desafiante", agrega Fiona Loud de la Asociación Británica de Pacientes Renales. "Es una buena idea pedirle a su médico consejos sobre cómo podría afectarle y orientación sobre cómo cuidar sus riñones de ahora en adelante".

Consejos sobre el estilo de vida para la enfermedad renal

Aunque su enfermedad renal es poco probable que empeore o que le cause problemas graves en el día a día, es una advertencia sobre su salud en el futuro. Esto se debe a que la enfermedad renal, incluso si es leve y estable, le pone automáticamente en un riesgo más alto que el promedio de tener una enfermedad cardíaca y un ictus.

Si tiene una enfermedad renal, se beneficiará al mejorar su estilo de vida y cuidar su corazón aún más que la población en general. Su médico le apoyará y aconsejará, y usted puede ayudarse haciendo lo siguiente:

  • Pierda peso y haga ejercicio regularmente (al menos 150 minutos por semana, si es un adulto promedio). Averigüe su peso es saludable utilizando [esta herramienta] para verificar su IMC. Lea más sobre [cómo perder peso].
  • Deje de fumar
  • Mantenga una dieta sana y equilibrada. Si tiene una enfermedad renal grave, un nutricionista le aconsejará si necesita seguir una dieta especial. Lea sobre [cómo lograr una dieta equilibrada].
  • Reduzca la sal en su dieta para ayudar a mantener baja la tensión arterial y evite los sustitutos de la sal también. Lea más sobre [cómo reducir la sal].
  • Tenga mucho cuidado de mantener su tensión arterial y azúcar en la sangre a niveles normales si tiene diabetes o tensión arterial alta.
  • Beba agua de manera normal cuando lo desee, a menos que su médico o nutricionista le indique lo contrario. No hay evidencias de que beber agua o líquidos adicionales ayude si tiene una enfermedad renal. Lea más sobre la [cantidad de agua que debe beber].

Aquí hay más información sobre cómo cuidarse si tiene una enfermedad renal.

Vacunas y enfermedad renal

Es importante que esté vacunado contra:

  • La gripe (todos los años)
  • La neumonía

La enfermedad renal le pone en mayor riesgo de contraer la gripe. También hay una posibilidad mayor de contraer la gripe de que cause enfermedades más graves, como bronquitis y la neumonía.

Las vacunas contra la gripe y la neumonía son gratis en su ambulatorio para pacientes con enfermedad renal. La vacuna contra la gripe está disponible cada otoño a partir de septiembre. La vacuna contra la neumonía en general solo se necesita una sola vez, pero algunas personas necesitan dosis de refuerzo cada cinco años.

Lea más sobre [la vacuna contra la gripe].

Lea más sobre [la vacuna contra la neumonía].

Si tiene insuficiencia renal, debe vacunarse contra la hepatitis B antes de comenzar la diálisis o someterse a un trasplante de riñón.

Lea más sobre [la vacuna contra la hepatitis B].

Medicamentos y enfermedad renal

Si tiene enfermedad renal, es importante tener cuidado con los medicamentos de farmacia, ya que algunos pueden ser potencialmente dañinos. Lea más sobre [los remedios de farmacia y enfermedad renal].

Los problemas renales empeoran por la tensión arterial alta (hipertensión) y la diabetes. Si también tiene cualquiera de estos problemas, su médico probablemente le recetará pastillas diarias a largo plazo para prevenir el daño renal.

En general, se recetan pastillas para bajar la tensión arterial llamadas inhibidores de la ECA. Estas protegen los riñones, pero a veces pueden causar tos. Si esto sucede, se puede usar un grupo similar de pastillas conocidas como bloqueadores del receptor de angiotensina (BRA).

Aunque tanto los inhibidores de la ECA como los BRA protegen sus riñones, pueden causar problemas si está deshidratado, por lo que debe consultar con su médico o farmacéutico si tiene diarrea y vómitos.

Debido a que la enfermedad renal le pone en mayor riesgo de enfermedad cardiovascular (infartos e ictus), su médico puede ofrecerle medicamentos llamados estatinas. Las estatinas reducen el nivel de colesterol en la sangre, reduciendo el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Si tiene enfermedad renal, su médico puede alterar las dosis de los medicamentos que está tomando para otras enfermedades. También pueden aconsejarle que deje de tomar temporalmente algunos de sus medicamentos recetados si está con diarrea, vómitos o fiebre. Eso es para evitar el riesgo de una mayor deshidratación o daño a los riñones.

Sin embargo, nunca debe dejar de tomar medicamentos recetados sin consultar primero con un médico o farmacéutico. Es importante reiniciar sus medicamentos una vez que esté mejor.

Enfermedad renal severa

A veces no es posible evitar que la enfermedad renal empeore. Si su enfermedad renal ya es grave o está en declive, su médico le remitirá a un equipo de especialistas en los riñones en un hospital, que elaborará un plan de tratamiento para usted.

Esto puede incluir seguir una dieta especial y tomar medicamentos adicionales, como el tratamiento con hierro para prevenir la anemia y los suplementos de vitamina D para tener huesos y músculos sanos.

El equipo de médicos, enfermeros, nutricionistas, trabajadores sociales y farmacéuticos del hospital le ayudará a prepararse para la posibilidad de someterse a diálisis o un trasplante de riñón.

Más información y apoyo para pacientes renales

Lea más sobre cómo se lleva a cabo el tratamiento de la enfermedad renal y cómo vivir con esta enfermedad.

Existen organizaciones locales de apoyo para pacientes renales administradas por pacientes renales en la mayoría de los hospitales; puede solicitar los detalles en su hospital local si lo desea.

Traducción del contenido original de la NHS por

¿Te ha sido útil este artículo?

Ir hacia arriba

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud