Cistitis (infección de la vejiga)

Introducción

La cistitis es una inflamación de la vejiga causada generalmente por una infección en la misma.

Es un tipo común de infección del tracto urinario (ITU) , especialmente en mujeres y usualmente es más una molestia que una razón grave de que preocuparse. De hecho, en los casos más leves, los pacientes se mejoran por sí solos en pocos días.

A pesar de lo anterior, algunas personas experimentan episodios de cistitis frecuentes que podrían necesitar de un tratamiento a largo plazo.

Existe, además, una posibilidad de que una cistitis lleve a una infección renal en algunos casos y, por esta razón, es importante acudir al médico si los síntomas no mejoran.

Señales y síntomas

Los síntomas de las cistitis incluyen:

  • dolor, sensación de ardor o escozor al orinar
  • necesidad de orinar con frecuencia y con más urgencia de lo normal
  • la orina es oscura, turbia y huele fuerte
  • dolor en el bajo vientre
  • malestar general, dolores y cansancio

Los posibles síntomas en niños incluyen altas temperaturas (fiebre) de 38C (100.4F) o más, debilidad, irritabilidad, reducción del apetito y vómitos.

Consulte más sobre los síntomas de la cistitis.

Cuándo acudir al médico

Las mujeres no necesitan acudir al médico en casos de cistitis leve, ya que con frecuencia los síntomas desaparecen sin tratamiento. Puede tratar de tomar sus propias medidas, como las que se indican más abajo, o consulatr a su farmacéutico.

Consulte a su médico si:

  • no está seguro de tener cistitis
  • los síntomas no mejoran a los pocos días
  • tiene episodios de cistitis con frecuencia
  • tiene síntomas severos, como sangre en la orina, fiebre o dolor en el lugar
  • está embarazada y presenta síntomas de cistitis
  • es hombre y tiene síntomas de cistitis
  • su hijo o hija tiene síntomas de cistitis

Su médico estará capacitado para diagnosticar si se trata de cistitis con tan solo hacer preguntas sobre los síntomas. Podría solicitar un análisis de orina para confirmar el diagnóstico.

¿Qué causa la cistitis?

Se piensa que la mayoría de los casos ocurren cuando una bacteria que vive de manera inofensiva en la piel ingresa a la vejiga por media de la uretra (conducto que lleva la orina fuera del cuerpo).

No existe una certeza de cómo ocurre, pero se piensa que puede causarse:

  • durante relaciones sexuales
  • cuando va al baño y se limpia el área inferior, especialmente cuando lo hace de atrás hacia adelante
  • al insertar un tampón o catéter urinario (un tubo muy delgado insertado dentro de la uretra para drenar la vejiga)
  • al insertar un diafragma como anticonceptivo

Las mujeres pueden contraer cistitis con más frecuencia que los hombres porque su ano (recto) está más cerca de su uretra y su uretra es mucho más corta, lo que significa que las bacterias pueden ingresar a la vejiga más fácilmente.

Consulte más sobre las causas de la cistitis.

Tratamiento de la cistitis

Si consulta a su médico por presentar cistitis, generalmente le recetará antibióticos para tratar la infección. Estos deberían comenzar a tener efecto en un día o dos.

Si ha tenido cistitis antes y no siente que necesita ver a su médico, puede tratar los síntomas en casa.

Hasta que se sienta mejor, tomar paracetamol o ibuprofeno podría aliviar los síntomas

  • beba abundante agua
  • repose una botella de agua caliente sobre su bajo vientre o entre sus muslos
  • evite tener relaciones sexuales

A algunas personas les resulta útil comprar productos de venta libre que reducen la acidez en la orina (como el bicarbonato sódico o citrato de potasio), pero nada indica que sean efectivos.

Si continúa con los síntomas de la cistitis, su médico le dará otra receta para antibióticos que puede llevar a la farmacia, de manera que no tenga que acudir de nuevo a su consulta. También le puede recetar una dosis baja de antibióticos para que las tome por varios meses de manera continua.

Consulte sobre tratamiento de la cistitis.

Prevención de la cistitis

Si padece de cistitis con frecuencia, existen algunos métodos que puede intentar para evitar que regresen los síntomas. Sin embargo, no se tiene claro qué tan efectivas sean estas medidas.

Estas medidas incluyen:

● no utilizar jabón en gel, jabón o talco que estén perfumados para lavar sus genitales; elija las variantes sin perfume

● darse duchas en vez de bañerse, ya que se evita la exposición prolongada de los genitales ante los químicos de sus productos de higiene

● ir al aseo tan pronto cuando sea necesario orinar y vaciar la vejiga completamente

● mantenerse bien hidratado; tomar abundantes líquidos puede ayudar a evitar que la bacteria se multiplique en su vejiga

● limpiar siempre su parte inferior de adelante hacia atrás cuando vaya al baño

● vaciar su vejiga completamente después de tener relaciones sexuales

● no usar diafragma como anticonceptivo; elija otro método en vez de este

● usar ropa interior hecha de algodón en vez de material sintético como el nailon y no usar pantalones vaqueros o pantalones muy apretados

Tomar zumo de arándano ha sido recomendado de manera tradicional para reducir el riesgo de contraer la cistitis. Sin embargo, muchos estudios han demostrado que no existe una diferencia significativa.

Síntomas de cistitis en adultos

Try checking your symptoms with our AI-powered symptom checker.

La cistitis en adultos puede causar:

● dolor, ardor y escozor al orinar 

● necesidad de orinar con mayor frecuencia y urgencia de la normal

● sensación de querer orinar de nuevo, aunque acabe de hacerlo

● la orina es de color oscuro, turbia y con un olor fuerte

● dolor en el bajo vientre 

● sensación de malestar, dolor y cansancio

● sangre en la orina

En adultos la cistitis, por lo general, no produce temperatura alta (fiebre). Por ello, si presenta fiebre de 38°C (100.4F) o más y dolor en la parte baja de la espalda y los costados, puede ser una infección en los riñones.

Síntomas de cistitis en niños

Puede ser difícil reconocer si un niño tiene cistitis, porque los síntomas pueden ser vagos y al ser pequeños no pueden comunicar fácilmente cómo se sienten.

Los posibles síntomas de cistitis en niños pequeños pueden incluir:

Los niños con cistitis a veces también pueden tener síntomas que generalmente tienen los adultos, como dolor al orinar, orinar con más frecuencia de lo normal y dolor en vientre. 

Cuándo acudir al médico

Debe consultar a su médico si su niño tiene síntomas de cistitis por primera vez.

La cistitis normalmente no es una razón para preocuparse, pero existen otras afecciones que tienen síntomas similares. Por esta razón, es importante tener un diagnóstico adecuado si no está seguro de qué podría tener. 

Si es mujer y ha tenido episodios de cistitis anteriormente, no es necesario que acuda a su médico de nuevo. Es una enfermedad muy común en las mujeres, y cuando es leve suele desaparecer por sí sola. Consulta con un farmacéutico si necesita asesoramiento sobre tratamiento de la cistitis.

Sin embargo, debe consultar a su médico si sus síntomas son graves o si no comienzan a mejorar en unos días, si tiene cistitis con frecuencia o si está embarazada.

Los niños y los hombres siempre deben ser examinados por un médico si tienen síntomas de cistitis, ya que la afección es menos común y podría ser más grave en estos grupos.

Causas de la cistitis

La cistitis generalmente es causada por una infección bacteriana, aunque a veces ocurre cuando la vejiga está irritada o dañada por otra razón. 

Infecciones bacterianas

Se cree que la mayoría de las infecciones ocurren cuando las bacterias que viven inofensivamente en el intestino o en la piel ingresan a la vejiga a través de la uretra (tubo que lleva la orina fuera del cuerpo) y comienzan a multiplicarse.

La cistitis es mucho más común en mujeres que en hombres, probablemente porque el ano (el recto) está más cerca de la uretra en las mujeres y la uretra es mucho más corta.

No siempre es evidente cómo entran las bacterias en la vejiga, pero puede deberse a:

  • tener relaciones sexuales
  • limpiar su parte inferior después de ir al baño, en especial si lo hace de atrás hacia adelante
  • insertar un tampón o catéter urinario (tubo delgado insertado dentro de uretra para drenar la vejiga)
  • usar diafragma como método anticonceptivo

¿Qué puede incrementar el riesgo?

Existen un gran número de factores que pueden incrementar la posibilidad de desarrollar una infección en su vejiga.Algunos de estos factores se presentan a continuación:

Incapacidad de vaciar la vejiga

Si usted no puede vaciar la vejiga completamente, cualquier bacteria que logre entrar puede que no se elimine cuando vaya al baño y podrá multiplicarse con mayor facilidad. 

No podrá vaciar la vejiga completamente si usted:

  • tiene algún bloqueo en su sistema urinario, como cálculos en la vejiga
  • está embarazada, ya que el feto podría estar presionando la vejiga
  • (en hombres) si tiene una próstata agrandada que presione la uretra

Menopausia

Para las mujeres que ya tienen la menopausia, o están a punto de entrar en esa etapa, el revestimiento de la uretra puede encogerse y adelgazarse, debido a la falta de la hormona estrógeno.

El equilibrio natural de las bacterias en la vagina también puede cambiar, lo que puede permitir que las bacterias potencialmente dañinas se vuelvan más comunes.

Estos cambios pueden hacer que la uretra sea más vulnerable a la infección, que podría extenderse a la vejiga.

Diabetes

Si tiene diabetes, condición en la que el nivel de azúcar en la sangre es muy alto, usted es más propenso a contraer cistitis .

El alto nivel de azúcar en la orina crea un ambiente adecuado para que las bacterias se multipliquen.Así pues, cualquier bacteria que entre a la vejiga posiblemente cause una cistitis. 

Otra causas de la cistitis

La cistitis también puede ser causada por daño o irritación en la uretra y la vejiga. 

Puede ser el resultado de:

  • fricción tras relaciones sexuales
  • agentes irritantes químicos como, por ejemplo, los jabones y geles de baños perfumados
  • daño causado por un catéter o cirugía en la vejiga 
  • radioterapia en la pelvis o tratamiento con ciertos medicamentos quimioterapéuticos
  • cambios voluntarios en los genitales de una mujer por temas religiosos, sociales y culturales (práctica ilegal llamada mutilación de genitales MGF)

La cistitis ha sido relacionada también con el uso recreacional de la droga Ketamina. 

Tratamiento de la cistitis

La cistitis leve generalmente desaparecerá por sí sola en unos pocos días, aunque a veces es posible que deba tomar antibióticos.

Consulte a su médico para obtener asesoramiento y tratamiento si:

● no está seguro de si tiene cistitis

● sus síntomas no comienzan a mejorar en unos pocos días

● tiene cistitis con frecuencia

● tiene síntomas graves, como sangre en la orina

● está embarazada y tiene síntomas de cistitis

● es un hombre y tienes síntomas de cistitis

● su hijo tiene síntomas de cistitis

Las mujeres que han tenido cistitis anteriormente no necesitan ver a su médico si la afección regresa, ya que los casos leves a menudo mejoran sin antibióticos. Puede probar las medidas de autoayuda a continuación o pedirle consejo a su farmacéutico.

Medidas que puede intentar usted mismo

Si ya ha tenido cistitis antes y no siente que necesita ver a su médico, los siguientes consejos pueden ayudarle a aliviar sus síntomas hasta que la afección desaparezca:

  • tomar analgésicos de venta libre, como el paracetamol o ibuprofeno; siempre lea el folleto de información que trae el medicamento y verifique todo con su farmacéutico si no está seguro
  • beba abundante agua; se cree que puede ser útil para sacar la infección de la vejiga y muchas personas piensan que es beneficioso, aunque no se tiene claro si realmente es eficaz
  • use una botella de agua caliente: repose una botella de agua caliente sobre el bajo vientre o entre sus muslos puede aliviar molestias
  • no tenga relaciones sexuales hasta que se sienta mejor, ya que podría empeorar la condición

Algunas personas piensan que beber zumo de arándano o usar productos que reducen la acidez de la orina (como el bicarbonato de sodio o el citrato de potasio) reducen los síntomas, pero no hay evidencia que sugiera que sean efectivos.

Estos productos tampoco son adecuados para todos. Consulte con su médico o farmacéutico antes de probarlos si está tomando algún otro medicamento.

Antibióticos

En algunos casos, su médico puede recetarle un tratamiento con antibióticos. El tratamiento generalmente implica tomar una pastilla o cápsula dos o cuatro veces al día durante tres días.

Los antibióticos deberían comenzar a tener un efecto bastante rápido. Llame a su médico si los síntomas no han comenzado a mejorar en unos pocos días.

La mayoría de las personas no experimentarán ningún efecto secundario del tratamiento con antibiótico. Sin embargo, los posibles efectos secundarios pueden incluir sensación de malestar, picazón, sarpullido y diarrea.

Si tiene cistitis recurrente

Si continúa con la cistitis (conocida como cistitis recurrente), su médico puede recetarle antibióticos de reserva o antibióticos continuos.

Un antibiótico de reserva se prescribe en una receta que puede llevar a una farmacia la próxima vez que tenga síntomas de cistitis, sin necesidad de visitar a su médico para que le dé una.

Se toman antibióticos continuos durante varios meses para prevenir nuevos episodios de cistitis. Estos pueden ser recetados:

● si la cistitis generalmente ocurre después de tener relaciones sexuales, es posible que le receten antibióticos para tomar dentro de las dos horas después de haber tenido relaciones sexuales

● si la cistitis no está asociada con tener relaciones sexuales, es posible que le den un antibiótico en dosis bajas para que tome durante un período de prueba de seis meses

Su médico también puede recomendar algunas medidas a tomar para prevenir la cistitis, aunque no está claro qué tan efectivas sean.

NHS Logo
Volver arriba