Preservativos (masculinos y femeninos)

Introducción

Los preservativos son una forma de anticonceptivo de barrera. Previenen los embarazos evitando que el esperma alcance el óvulo.

Los preservativos también pueden ayudar a evitar que enfermedades de transmisión sexual (ETS), incluido el VIH, se transmitan de un compañero sexual a otro. Protegen contra las ETS cuando se usan durante el sexo con penetración (vaginal o anal) y el sexo oral.

Los preservativos son la única forma de anticonceptivo que protege tanto contra los embarazos como contra las ETS.

Es importante utilizar los preservativos correctamente, y evitar que el pene entre en contacto con la vagina antes de ponerse el preservativo, para evitar el riesgo de contagio de ETS entre parejas sexuales.

Descubre cómo usar un preservativo.

Si se usan correctamente, los preservativos masculinos tienen un 98% de efectividad en la prevención de embarazos. Se plantea que los preservativos femeninos tienen una efectividad del 95%.

Los preservativos se fabrican de goma de látex muy fina o de un plástico muy fino (poliisopreno o poliuretano). Cada envoltorio debe mostrar la marca Kitemark de la BSI en Reino Unido o el símbolo CE europeo como prueba de calidad, y debe declarar claramente la fecha de caducidad de los preservativos. No utilices preservativos pasados de fecha.

¿Qué preservativos son adecuados para mí y para mi pareja?

En el Reino Unido están disponibles tanto los preservativos masculinos como los femeninos y son adecuados para la mayoría de las personas. El preservativo masculino se coloca sobre el pene erecto de un hombre. El preservativo femenino se coloca dentro de la vagina y la recubre de forma flexible. Depende de la pareja decidir el tipo de preservativo que usar.

Hay muchas marcas y variedades de preservativos. Actualmente, solo hay una marca de preservativos femeninos, llamada FHC, disponible en España.

La mayoría de las personas puede utilizar los preservativos de forma segura. Sin embargo, pueden no ser el método anticonceptivo más adecuado para todo el mundo:

  • algunos hombres y mujeres son sensibles a los químicos de los preservativos masculinos de látex. Si esto es un problema, los preservativos de poliuretano tienen un riesgo menor de causar una reacción alérgica
  • es posible que los hombres que tienen dificultades para mantener la erección no puedan utilizar preservativos masculinos, ya que el pene debe estar erecto para evitar que el semen se salga del preservativo o que el preservativo se resbale
  • los preservativos femeninos pueden no ser el método anticonceptivo más adecuado para las mujeres que no se sientan cómodas al tocar sus genitales

Lea más acerca de consideraciones a la hora de usar preservativos.

¿Dónde puedo comprar preservativos?

Todo el mundo puede conseguir preservativos gratis, incluso si tienen menos de 16 años. Están disponibles en los siguientes lugares:

  • clínicas de planificación familiar
  • clínicas de salud sexual o de medicina genitourinaria
  • algunas consultas médicas
  • pubs y clubs gays

También se pueden adquirir preservativos masculinos y femeninos de:

  • farmacias
  • supermercados
  • gasolineras
  • máquinas expendedoras en baños públicos
  • páginas web
  • catálogos de compra por correo

Si compra preservativos online, asegúrese de comprarlos de una farmacia o de otro vendedor legítimo. Elija siempre preservativos que lleven la marca europea CE o la Kitemark de la BSI como señal de calidad.

Ten en cuenta

Es importante considerar qué forma de anticonceptivo es adecuado para usted y su pareja. Preocúpese de usar los preservativos correctamente, y considere utilizar otras formas de anticonceptivos para una protección más segura.

Ventajas

  • cuando se usan correcta y sistemáticamente, los preservativos son un método de prevención de embarazos fiable
  • ayudan a proteger a ambos compañeros de enfermedades de transmisión sexual (ETS), incluido el VIH
  • solo debe usarlos cuando practique el sexo. No necesitan una preparación previa y son adecuados para el sexo espontáneo
  • en la mayoría de los casos, el uso de preservativos no tiene efectos secundarios médicos. Algunas personas pueden ser alérgicas al látex, el plástico o los espermicidas, aunque es raro. Puede conseguir preservativos que tengan un menor riesgo de causar una reacción alérgica
  • los preservativos masculinos son fáciles de conseguir y vienen en una amplia variedad de formas, tamaños y sabores a conveniencia de cualquiera
  • los preservativos femeninos pueden insertarse hasta ocho horas antes del sexo, y significan que la mujer comparte la responsabilidad de usar preservativos con su compañero

Desventajas

  • algunas parejas descubren que usar preservativos interrumpe el sexo. Para evitarlo, intenta incluir el preservativo como parte de los preliminares
  • los preservativos son muy fuertes, pero pueden romperse o desgarrarse si no se usan adecuadamente
  • algunas personas pueden ser alérgicas al látex, el plástico o los espermicidas; sin embargo, puede conseguir preservativos que tengan un menor riesgo de causar una reacción alérgica
  • al usar un preservativo masculino, el hombre debe quitárselo tras haber eyaculado y antes de que el pene deje de estar erecto, manteniendo el preservativo firmemente en su lugar
  • al usar un preservativo femenino, el pene del hombre debe introducirse en el preservativo, y no entre el preservativo y la vagina. El extremo abierto del preservativo debe mantenerse fuera de la vagina
  • los preservativos femeninos  no están tan disponibles como los preservativos masculinos y son más caros de comprar

¿Hay algo que haga los preservativos menos efectivos?

El esperma a veces puede entrar en la vagina, no necesariamente durante el sexo, incluso al utilizar preservativos. Esto puede ocurrir si:

  • el pene toca la zona de alrededor de la vagina antes de ponerse el preservativo
  • el preservativo se rompe
  • el preservativo masculino se resbala
  • el preservativo femenino se empuja demasiado dentro de la vagina
  • el pene del hombre se introduce en la vagina, por fuera del preservativo femenino, por error
  • el preservativo resulta dañado por uñas afiladas o una joya
  • el uso de lubricantes con base de aceite, como aceite de bebé o vaselina, con preservativos de látex: esto puede dañar el preservativo
  • usa medicamentos para enfermedades como la candidiasis, como cremas, pesarios o supositorios: esto puede dañar los preservativos de látex y evitar que funcionen correctamente

Al igual que los preservativos, puedes usar otras formas de anticonceptivos, como la píldora anticonceptiva, para una protección extra contra embarazos. Sin embargo, otras formas de anticonceptivos no te protegerán contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Si el preservativo se rompe, habrá riesgo de ETS.

Espermicida y lubricantes

Espermicida

Algunos preservativos masculinos se lubrican con espermicida, un compuesto químico que mata el esperma. Estos preservativos se están retirando progresivamente ya que una investigación ha descubierto que el espermicida llamado Nonoxinol 9 no protege contra ETS como la clamidia y el VIH, e incluso puede aumentar el riesgo de infección.

Es mejor evitar el uso de preservativos lubricados con espermicida, o del espermicida como lubricante adicional.

Lubricante

Los preservativos vienen ya lubricados para hacerlos más fáciles de utilizar, pero es posible que quiera usar lubricante adicional. Esto se aconseja especialmente para el sexo anal, para reducir las posibilidades de que el preservativo se rompa.

Se puede utilizar cualquier tipo de lubricante con los preservativos masculinos o femeninos de poliuretano. Si utiliza preservativos de látex masculinos, no use lubricantes con base de aceite, como aceite corporal, vaselina o cremas, ya que pueden dañar el látex y aumentar las posibilidades de que el preservativo se rompa.

Si usa medicamentos en su zona genital, como cremas o pesarios para tratar la candidiasis, puede tener efecto en los preservativos de látex. Mire las instrucciones o pregunte a su médico si el tratamiento afectará a los preservativos de látex.

Cómo usar un preservativo

Los preservativos son una forma de anticonceptivo de barrera. Evitan que el esperma alcance un óvulo creando una barrera física entre los dos, por lo que previene los embarazos no deseados.

Los preservativos son la única forma de anticonceptivos que protegen tanto contra los embarazos como contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Ayudan a protegerse contra las ETS si se usan correctamente durante el sexo vaginal, anal u oral.

El pene no debe entrar en contacto con la vagina antes de haberse puesto un preservativo. Esto es debido a que el semen puede salir del pene antes de que un hombre haya eyaculado por completo (se corra). Si esto ocurre, o si el semen cae en la vagina mientras se utiliza un preservativo masculino o femenino, busque consejo acerca de anticonceptivos de urgencia de su médico o una clínica de salud sexual. Además, plantéese hacerse una prueba de ETS.

Es mejor usar otro método anticonceptivo además del preservativo. Esto protegerá contra embarazos no deseados si el preservativo se rompe o se sale.

Uso del preservativo masculino

El preservativo masculino se coloca sobre el pene erecto de un hombre y debe ponerse antes de que el pene entre en contacto con la vagina, el ano o la boca de su pareja. Para usar el preservativo masculino:

  • saque el preservativo del envoltorio con cuidado de no romper el preservativo con las uñas o con joyería. No abra el envoltorio con los dientes
  • sujete la punta del preservativo entre tu índice y tu pulgar, asegurándose de que esté del derecho y que no haya aire dentro
  • todavía sujetando la punta, coloque el preservativo sobre la punta del pene erecto
  • con cuidado, desenrolle el preservativo hacia abajo, hasta la base del pene
  • si el preservativo no se desenrolla, probablemente lo estés sujetando del revés. Si esto ocurre, tire el preservativo, pues ya puede tener esperma encima, y comience de nuevo con un nuevo preservativo
  • ras las relaciones sexuales, retire el pene mientras todavía esté erecto; al hacer esto, sujete el preservativo en la base del pene para asegurarse de que no se caiga
  • quite el preservativo del pene, con cuidado de no derramar semen. enrróllelo en un pañuelo y póngalo en la papelera. No lo tire por el váter
  • asegúrese de que el pene del hombre no vuelva a tocar los genitales de la pareja. Si vuelve a practicar el sexo, use un preservativo nuevo

Ponerse un preservativo no tiene por qué interrumpir el sexo, y mucha gente lo ve como una parte divertida de los preliminares.

Uso del preservativo femenino

El preservativo femenino está fabricado de poliuretano y se pone dentro de la vagina para evitar que el esperma llegue al útero. Debe ponerse en la vagina antes de que haya cualquier contacto entre la vagina y el pene. Puede ponerse hasta ocho horas antes del sexo.

  • saque el preservativo femenino del envoltorio, con cuidado de no romper el preservativo con las uñas o con una joya. No abra el envoltorio con los dientes
  • apriete el anillo más pequeño del extremo cerrado del preservativo con  sus dedos índice y tu pulgar.
  • usando el índice y el pulgar, empuje el preservativo tan dentro de la vagina como sea posible. Asegúrese de que el anillo más grande del extremo abierto del preservativo femenino cubra la zona alrededor de la apertura vaginal
  • el anillo exterior del preservativo debe estar fuera de la vagina en todo momento durante el sexo. Si el anillo exterior se introduce dentro de la vagina, pare, y vuelva a colocarlo en el lugar correcto
  • asegúrese de que el pene entre dentro del preservativo femenino, y no entre el preservativo y la vagina
  • después del sexo, gire ligeramente y tire del extremo del preservativo para sacarlo, con cuidado de no derramar esperma en la vagina. Enrolle el preservativo en un pañuelo y póngalo en la papelera. No lo tire por el váter

Si practica el sexo más de una vez, use un preservativo nuevo. Nunca reutilice los preservativos ni utilice dos preservativos juntos. Compruebe siempre la fecha de caducidad del envoltorio.

NHS Logo
Volver arriba