¿Preocupado por tu salud? Visita nuestro blog sobre el coronavirus para encontrar todo lo que necesitas saber.

×
Todos los artículos del glosario de Your.MD han sido revisados por doctores cualificados.

Quiste de Baker

La hinchazón puede causar:

  • Dolor en la rodilla y la pantorrilla
  • Acumulación de líquido alrededor de la rodilla
  • Bloqueo ocasional o chasquido en la articulación de la rodilla

Sin embargo, es posible que no cause ningún síntoma aparte del bulto.

En casos poco comunes, un quiste de Baker puede estallar (romperse) y hacer que el líquido se filtre hacia la pantorrilla. Esto puede causar dolor agudo, hinchazón y enrojecimiento en la zona.

¿Qué causa los quistes de Baker?

El daño en la rodilla causado por una lesión relacionada con el deporte o un golpe en la rodilla puede provocar el desarrollo de un quiste de Baker.

Un quiste de Baker también puede darse a causa de una serie de patologías que incluyen:

  • La osteoartritis; generalmente relacionada con la edad y el "desgaste" de las articulaciones, que afecta en particular a las rodillas, las caderas, las manos y el dedo gordo del pie
  • La artritis reumatoide, un tipo menos común de artritis que se da cuando el sistema inmunitario ataca las articulaciones
  • Gota; un tipo de artritis que generalmente afecta el dedo gordo del pie, causada por la acumulación del producto de desecho ácido úrico en la sangre

Los quistes de Baker son más comunes en mujeres que en hombres , probablemente porque las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar osteoartritis y artritis reumatoide. Suele aparecer en personas mayores de 40 años, aunque puede afectar a personas de cualquier edad, incluyendo niños.

Cuándo consultar con su médico

Debe consultar con su médico si su quiste le causa problemas y no desaparece. En general, pueden diagnosticarle un quiste de Baker examinando su rodilla y haciendo preguntas sobre sus síntomas.

También preguntarán si tiene alguna enfermedad relacionada con el problema, como la [artritis].

Se le puede recomendar más pruebas para descartar otras patologías más graves, como un tumor o un aneurisma (un bulto en una sección de un vaso sanguíneo). Estas pruebas pueden incluir una ecografía o una exploración por imágenes de resonancia magnética (IRM).

Tratamiento del quiste de Baker

Puede reducir la hinchazón y aliviar el dolor con analgésicos sin receta, vendas o una bolsa de hielo (una bolsa de guisantes congelados envuelta en un paño de cocina funciona también).

Es importante que cualquier enfermedad subyacente se controle adecuadamente, ya que el quiste puede desaparecer cuando se trata la patología que lo causa.

En algunos casos, puede ser necesaria una cirugía para drenar el quiste o extirparlo.

Lea más sobre el tratamiento del quiste de Baker.

Tratamiento

Puede tratar los quistes de Baker usted mismo en casa. Solo se necesita tratamiento adicional si el quiste le impide usar la rodilla correctamente o le causa un dolor que no desaparece.

Para tratar un quiste de Baker:

  • Tome medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINEs), como ibuprofeno, para reducir la hinchazón y el dolor en la rodilla afectada
  • Póngase una compresa de hielo en la rodilla durante 10-20 minutos para reducir la hinchazón; pruebe también con un bolsa de guisantes congelados envuelta en un pañuelo (nunca ponga hielo directamente sobre la piel)
  • Descanse la rodilla 
  • Use vendas de compresión para apoyar la articulación de la rodilla; se pueden comprar farmacias

Tratamientos adicionales

Consulte con su médico para un tratamiento adicional si su quiste todavía causa problemas después de haber probado los tratamientos mencionados anteriormente.

Una opción de tratamiento es inyectar corticosteroides directamente en la rodilla afectada. Esto le ayuda a reducir la inflamación y la hinchazón.

Tratamiento de un quiste roto

En casos poco comunes, un quiste de Baker puede estallar, haciendo que el líquido se filtre hacia la pantorrilla. Esto puede causar dolor agudo e hinchazón en la pantorrilla. El líquido se reabsorberá gradualmente en el cuerpo en unas pocas semanas.

Los analgésicos recetados, generalmente una combinación de paracetamol y codeína, se pueden usar para controlar cualquier dolor. Consulte con su médico para obtener una receta.

Cirugía para reparar el daño en la rodilla

Si hay muchos daños en la articulación de la rodilla causado por una patología como la osteoartritis o una lesión física, es posible que se necesite cirugía para solucionar el problema de la articulación. Esto generalmente se realiza mediante un tipo de cirugía llamada artroscopia. Esto le permite al cirujano mirar dentro de una articulación y reparar o eliminar cualquier daño.

Traducción del contenido original de la NHS por

¿Te ha sido útil este artículo?

Ir hacia arriba

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud