¿Preocupado por tu salud? Visita nuestro blog sobre el coronavirus para encontrar todo lo que necesitas saber.

×
Todos los artículos del glosario de Your.MD han sido revisados por doctores cualificados.

Anestesia local

Estos medicamentos se pueden usar para tratar patologías dolorosas, prevenir el dolor durante un procedimiento u operación o aliviar el dolor después de la cirugía.

A diferencia de los anestésicos generales, los anestésicos locales no le hacen perder el conocimiento. Esto significa que, en general, son más seguros, normalmente no requieren ninguna preparación especial antes de que se puedan usar y puede recuperarse más rápidamente.

Cómo funciona la anestesia local

La anestesia local impide que los nervios de una parte del cuerpo envíen señales al cerebro.

No podrá sentir ningún dolor después de recibir anestasia local, aunque es posible que sienta algo de presión o movimiento.

Normalmente, sólo se necesitan unos minutos para perder la sensibilidad en el área donde se administra el anestésico local. La sensación completa debería regresar unas horas más tarde, cuando el efecto del medicamento haya desaparecido.

Cómo se utiliza la anestesia local

Los dentistas, cirujanos, anestesistas y otros médicos suelen administrar anestésicos locales. Algunos medicamentos que contienen anestésicos locales suaves también están disponibles con receta o sin receta en las farmacias.

Dependiendo de para qué se utilicen, los anestésicos locales se pueden administrar en forma de inyecciones, cremas, geles, sprays o ungüentos.

Algunos de los usos principales de los anestésicos locales se describen a continuación.

Tratamiento del dolor 

A veces, las patologías levemente dolorosas, como las úlceras en la boca y el dolor de garganta, pueden tratarse con geles y aerosoles de venta libre que contienen un anestésico local.

Se pueden usar inyecciones de un anestésico local y medicamentos esteroides para tratar patologías más graves, como el dolor articular prolongado.

Prevención del dolor durante y después de la cirugía

Se puede usar un anestésico local junto con un medicamento sedante para mantenerlo relajado mientras se lleva a cabo una operación o procedimiento.

Los anestésicos locales se utilizan principalmente para procedimientos relativamente menores, como:

  • Un empaste o extracción de muelas del juicio
  • Una operación menor en la piel, como la eliminación de lunares, verrugas y verrugas
  • Algunos tipos de cirugía ocular, como la extracción de cataratas
  • Una biopsia; cuando se extrae una muestra de tejido para un examen más detenido bajo un microscopio

También se puede usar en ocasiones para una cirugía mayor cuando es importante que esté despierto, como durante ciertos tipos de cirugía cerebral, o para prevenir el dolor después de una operación mayor realizada bajo un anestésico general (ver más abajo).

Anestesia epidural y espinal 

Esta anestesia, conocida como epidural, se da cuando se inyecta continuamente un anestésico local a través de una aguja  en un área de la espalda baja llamada espacio epidural.

Un anestésico espinal es una única inyección en un espacio similar en la espalda.

Ambos tipos de anestésicos se pueden usar para adormecer grandes áreas del cuerpo al detener las señales de dolor que viajan a lo largo de los nervios de la columna.

A menudo se usan durante el parto para aliviar el dolor o si se necesita una cesárea.

También se pueden usar para reducir la cantidad de anestesia general necesaria durante algunas operaciones y pueden aliviar el dolor después. En algunos tipos de cirugía, como los reemplazos de rodilla y cadera, se pueden usar en lugar de un anestésico general.

Bloqueos de nervios periféricos

Un bloqueo de nervios es una inyección de un anestésico local para adormecer los nervios que ocupan una zona particular del cuerpo, como la mano, el brazo o la pierna.

Pueden usarse para realizar una operación sin necesidad de anestesia general, o para prevenir el dolor posterior.

A menudo se usa una ecografía para identificar el nervio correcto. La inyección no debería ser dolorosa y, por lo general, tarda unos 30 minutos en ser completamente eficaz.

Cuando se usan bloqueos de nervios periféricos y anestésicos epidurales o espinales en lugar de anestésicos generales, a menudo se combinan con sedación para que se sienta más relajado.

Riesgos y efectos secundarios de los anestésicos locales 

Los anestésicos locales son generalmente muy seguros y los problemas graves son poco comunes.

Es posible que sienta algunas molestias cuando se pone la inyección, una sensación de hormigueo a medida que desaparece el efecto del medicamento y posiblemente algunos hematomas, sangrado o dolor leve en el lugar donde se le puso la inyección, pero no debería experimentar ningún efecto secundario significativo.

Debe moverse con cuidado hasta que desaparezca el efecto de la anestesia, ya que es posible que no se dé cuenta si se ha hecho daño.

Algunas personas experimentan efectos secundarios temporales a causa de un anestésico local, como:

  • Mareos
  • Dolores de cabeza
  • Visión borrosa
  • Espasmos musculares
  • Entumecimiento continuo, debilidad u hormigueo

Estos problemas pasan generalmente, pero debe informar al profesional de la salud a cargo de usted si experimenta alguno.

En casos muy poco comunes, podría tener una reacción alérgica al anestésico local o desarrollar problemas graves como convulsiones (ataques) o un paro cardíaco (cuando el corazón deja de bombear sangre por el cuerpo).

Traducción del contenido original de la NHS por

¿Te ha sido útil este artículo?

Ir hacia arriba

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud