¿Preocupado por tu salud? Visita nuestro blog sobre el coronavirus para encontrar todo lo que necesitas saber.

×
Todos los artículos del glosario de Your.MD han sido revisados por doctores cualificados.

Adicción: ¿qué es?

La adicción se define como la falta de control sobre hacer, tomar o usar algo hasta el punto en el que puede ser dañino. 

La adicción normalmente se asocia con el juego, las drogas el alcohol y la nicotina, pero es posible ser adicto a prácticamente cualquier cosa, incluyendo:

  • El trabajo: las personas adictas al trabajo están obsesionadas con trabajar hasta el punto en el que sufren agotamiento físico. Si su relación, familia y vida social están viéndose afectadas y nunca se toma vacaciones, puede que sea adicto al trabajo.
  • Internet: según ha incrementado el uso de los ordenadores y los teléfonos móviles, también ha incrementado el número de adictos al uso de internet por el ordenador y el móvil. Hay personas que pueden pasar horas cada día y noche navegando por internet o jugando juegos mientras descuidan otros aspectos de su vida.
  • Disolventes: el abuso de sustancias volátiles se da cuando usted inhala sustancias como pegamento, aerosoles, petróleo o el combustible de los mecheros para obtener una sensación de intoxicación. El abuso de disolventes puede ser fatal.
  • Comprar: comprar puede volverse una adicción cuando compra cosas que no necesita o quiere sentirse bien. Esto va seguido de los sentimientos de culpa, vergüenza o desesperación.

¿Qué causa las adicciones?

Hay muchos motivos por los que pueden comenzar una adicción. En el caso de las drogas, el alcohol y la nicotina, estas sustancias afectan cómo se siente, física y mentalmente. Estos sentimientos pueden ser agradables y crear una fuerte urgencia de volver a consumir la sustancia de nuevo.

Las apuestas (el juego) pueden resultar en un sentimiento similar al de estar “colocado” después de ganar, seguido de una urgencia fuerte de volver a intentar ganar y recrear este sentimiento. Esto puede convertirse en un hábito que puede volverse muy difícil de parar.

Ser adicto a algo significa que no tenerlo causa síntomas de abstinencia o un "descenso". Debido a que esto puede ser desagradable, es más fácil seguir consumiendo o haciendo lo que se anhela, por lo que el ciclo continúa.

A menudo, una adicción se sale de control porque necesita cada vez más para satisfacer un antojo y alcanzar el "alto".

Cómo pueden afectarle las adicciones

La tensión de manejar una adicción puede dañar seriamente su vida laboral y sus relaciones. En el caso del abuso de sustancias (por ejemplo, drogas y alcohol), una adicción puede tener graves efectos psicológicos y físicos.

Algunos estudios sugieren que la adicción es genética, pero también se cree que los factores ambientales, como estar cerca de otras personas con adicciones, aumentan el riesgo.

Una adicción puede ser una forma de bloquear problemas difíciles. El desempleo y la pobreza pueden provocar adicción, junto con el estrés y la presión emocional o profesional.

Obtener ayuda para las adicciones 

La adicción es una condición tratable. Sea cual sea la adicción, hay muchas maneras de buscar ayuda. Puede consultar con su médico o consultar a una organización especializada en ayudar a personas con adicciones.

Para obtener más información sobre el tratamiento, el apoyo y los consejos disponibles para las personas que padecen adicción, lea las Preguntas y Respuestas sobre el tratamiento de la adicción.

¿Te ha sido útil este artículo?

Ir hacia arriba

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud