¿Preocupado por tu salud? Visita nuestro blog sobre el coronavirus para encontrar todo lo que necesitas saber.

×
Salud

Cuándo preocuparse por un dolor de cabeza

16 January 2020 in Salud

Según el Servicio Nacional de Salud (NHS) del Reino Unido, la mayoría de los dolores de cabeza se pueden tratar en casa, pero las cifras publicadas por The BMJ muestran que aproximadamente el 3% de los adultos del Reino Unido van al médico por un dolor de cabeza cada año.

Entonces, ¿este 3% está haciendo lo "correcto"?

Aquí le mostramos cómo determinar qué tan grave es su dolor de cabeza y si necesita atención médica.

¿Qué le ha provocado el dolor de cabeza?

Los dolores de cabeza pueden desarrollarse por varias razones. Algunos dolores de cabeza son provocados por el estrés, problemas con la vista o deshidratación. Otros son el resultado de beber demasiado alcohol o un síntoma de una enfermedad menor, como el resfriado común.

Los dolores de cabeza primarios como las migrañas, los dolores de cabeza en racimo o los dolores de cabeza tensionales pueden desencadenarse por las luces brillantes o una mala postura, e incluso hay evidencias que sugieren que ciertos tipos de dolores de cabeza pueden ser provocados por cambios en el clima o los productos químicos que se encuentran en algunos limpiadores domésticos.

La mayoría de los dolores de cabeza se pueden controlar en casa, pero es posible que necesite ir al médico si el dolor dura mucho tiempo o empeora después de tomar analgésicos.

En general, es seguro tratar un dolor de cabeza con analgésicos sin receta, reposo en cama o técnicas de relajación.

Algunos dolores de cabeza pueden ser un síntoma de una patología subyacente más grave, como la arteritis de células gigantes o la meningitis. Estos dolores de cabeza (a menudo llamados dolores de cabeza secundarios) deben ser tratados con urgencia por un profesional médico.

Síntomas preocupantes

Debe buscar atención médica inmediata si tiene dolor de cabeza y uno o más de los siguientes síntomas:

  • Pérdida de la visión
  • Somnolencia, confusión o problemas de memoria
  • Fiebre que le hace sentir calor y escalofríos
  • Rigidez en el cuello
  • Erupción cutánea
  • Vómitos inexplicables
  • Problemas de habla o equilibrio
  • Debilidad o entumecimiento en un lado de su cuerpo
  • Ojos rojos o dolorosos

También debe buscar atención médica inmediata si:

  • Su dolor de cabeza aparece repentinamente y es extremadamente doloroso
  • Tiene dolor de cabeza y recientemente ha sufrido una lesión grave en la cabeza

Los dolores de cabeza muy repentinos y severos pueden ser una señal de que está sufriendo una hemorragia en o alrededor del cerebro.

Los dolores de cabeza que se acompañan de fiebre, rigidez en el cuello, sensibilidad a la luz, erupciones cutáneas o vómitos inexplicables podrían ser una señal de que padece meningitis, una infección bacteriana grave que afecta el cerebro y la médula espinal.

Debe ir a urgencias si tiene dolor de cabeza y dolor en el cuero cabelludo, visión borrosa o dolor en la mandíbula, especialmente mientras o mastica.

Estos síntomas pueden ser una señal de que padece arteritis de células gigantes, una patología grave que ocurre cuando las arterias alrededor de la cabeza se hinchan o se inflaman.

Pida cita con un médico si:

  • El dolor de cabeza es recurrente
  • El dolor de cabeza interfiere con su vida diaria
  • El dolor de cabeza no desaparece cuando toma analgésicos
  • Tiene dolor de cabeza y uno o más de los siguientes síntomas: sensibilidad a las luces brillantes, náuseas o vómitos, una sensación punzante en la parte frontal o lateral de la cabeza

Su médico podrá diagnosticar el problema y ofrecer opciones de tratamiento para ayudarle a controlar su dolor de cabeza.

Puede encontrar más información sobre cómo controlar los dolores de cabeza leves a moderados en este artículo sobre el cuidado del dolor de cabeza en casa

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud

Ir hacia arriba