¿Preocupado por tu salud? Visita nuestro blog sobre el coronavirus para encontrar todo lo que necesitas saber.

×
Salud

Cuándo consultar a un médico por fiebre

26 December 2019 in Salud

La fiebre puede hacer que se encuentre bastante mal. No solo puede hacer que se tenga calor y esté sudoroso un minuto y tenga frío y escalofríos al siguiente, sino que también se asocia con síntomas como dolor muscular y fatiga.

Las investigaciones muestran que la mayoría de las fiebres mejoran por sí solas. El Servicio Nacional de Salud (NHS) del Reino Unido recomienda tratar la fiebre bebiendo muchos líquidos, manteniendo el cuerpo fresco y usando analgésicos sin receta para controlar los dolores y molestias.

Sin embargo, la fiebre a veces puede ser una señal de que su cuerpo está luchando contra una enfermedad grave, por lo que es importante saber a qué señales debe prestar atención y cuándo preocuparse.

¿Cómo saber si tiene fiebre?

Su temperatura corporal cambia a lo largo del día. La mayoría de los adultos tienen una temperatura corporal promedio de alrededor de 37°C, pero cualquier temperatura entre 36,5°C y 37,2°C se considera normal.

Si su temperatura supera los 38°C, tiene fiebre (37,5°C en los niños). Puede controlar su temperatura corporal con un termómetro digital. Si no tiene un termómetro, toque su frente con el dorso de su mano para ver si siente calor.

¿Por qué tiene fiebre?

La fiebre no es una enfermedad, es parte de la defensa natural de su cuerpo contra las infecciones. Se cree que el aumento de la temperatura corporal dificulta la supervivencia de los gérmenes dañinos.

La fiebre a menudo puede ser causada por infecciones virales menores como el resfriado común. Otras causas incluyen una infección en el estómago (gastroenteritis viral), amigdalitis o gripe.

A veces, la fiebre puede ser causada por algunas patologías no infecciosas como la artritis reumatoide, un coágulo de sangre o la enfermedad autoinmune lupus. También es posible tener fiebre después de recibir una vacuna o someterse a una cirugía (fiebre postoperatoria).

Si en general está en forma y es saludable, debería poder controlar la mayoría de las enfermedades menores en casa. Sin embargo, deberá consultar con su médico si sus síntomas sugieren una enfermedad más grave.

Cuándo consultar con su médico

Si tiene una fiebre que está empeorando, está por encima de 39,5°C o ha durado más de 5 días y/o está preocupado por sus síntomas, debe consultar con un médico de inmediato.

También debe buscar atención médica de emergencia si responde "sí" a cualquiera de las siguientes preguntas:

  1. ¿Está débil, mareado, somnoliento o confundido?
  2. ¿Tiene calambres musculares nuevos o graves?
  3. ¿Tiene el cuello rígido y/o sensibilidad a las luces brillantes?
  4. ¿Tiene erupciones inexplicables en su cuerpo?
  5. ¿Tiene dolor de garganta y le cuesta tragar saliva o babea?
  6. ¿Tiene problemas para respirar?
  7. ¿Ha tenido un ataque o convulsión?
  8. ¿Tienes mucha sed?
  9. ¿Su orina es más oscura de lo normal o le duele orinar?
  10. ¿Ha viajado recientemente al extranjero?
  11. ¿Tiene dolor de cabeza o de pecho?
  12. ¿Vomita mucho?
  13. ¿Ha tenido dolor abdominal o sangre en las heces?
  14. ¿Alguna parte de su cuerpo está roja, caliente o hinchada?
  15. ¿Ha ingerido algún veneno, toxinas o pastillas?

Si responde que sí a cualquiera de estas preguntas, consulte a un médico de inmediato. Una fiebre intensa o muy alta puede hacer que los músculos del cuerpo sufran espasmos incontrolables (convulsiones). La fiebre con rigidez en el cuello, dolor de cabeza y sarpullido pueden ser un signo de meningitis, una enfermedad grave que afecta el tejido que rodea el cerebro.

Nota: Debe consultar a un médico si tiene fiebre y:

Tiene un sistema inmunitario debilitado debido a patologías y medicamentos, como:

  • Quimioterapia
  • Medicación para la esteroides
  • VIH
  • Tratamiento para inmunodeficiencia
  • Tiene una patología preexistente como asma, diabetes o enfermedad pulmonar crónica

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud

Ir hacia arriba