¿Preocupado por tu salud? Visita nuestro blog sobre el coronavirus para encontrar todo lo que necesitas saber.

×
Salud

Citología: ¿hay algo de lo que preocuparse?

28 August 2019 in Salud

La citología (también conocida como prueba de Papanicolau) es un examen de rutina que se emplea para comprobar si hay algún cambio anormal en las células de su útero. Esta prueba no es una prueba para diagnosticar cáncer, pero puede ayudar a los médicos a identificar actividad precancerosa en sus células.

En algunos casos,la citología también se usa para el VPH; una familia de virus que es conocida por cambiar el DNA celular y causar el desarrollo de cáncer de cuello uterino.

Según la NHS del Reino Unido, las citologías son una de las mejores maneras de protegerse contra el cáncer de cuello uterino. Estudios independientes demuestran que las citologías pueden incrementar de forma significativa el porcentaje de recuperación de cáncer de cuello uterino, lo que significa que acudir a su citología de rutina podría salvarle la vida.

Sin embargo, las estadísticas publicadas por la NHS muestran que solo un 25-30% de las mujeres que candidatas a hacerse la citología no acuden a las citas porque:

  • Están avergonzadas de enseñar su cuerpo
  • Les da terror enterarse de que tienen cáncer
  • No están seguras de qué esperar del proceso

Para ayudarle a superar cualquier duda que lleve arrastrando, este artículo le enseñará el proceso de una citología común para saber de forma exacta qué esperar ese día.

¿Por qué es importante la citología?

En el Reino Unido, aproximadamente 2.300 son diagnosticadas con cáncer de cuello uterino cada año. Esto significa que se diagnostican ocho o nueve casos cada día.

El cáncer de cuello uterino normalmente se desarrolla en las células que revisten la superficie del útero, pero puede expandirse a sus nódulos linfáticos y los tejidos que lo rodean. El cáncer de cuello uterino es responsable de aproximadamente un 1% de todas las muertes femeninas por cáncer. Tenga en cuenta que:

  • El cáncer de cuello uterino es más común entre mujeres activamente sexuales de 35-44 años
  • Puede que no muestre síntomas hasta que el cáncer haya alcanzado un estado avanzado
  • El cáncer de cuello uterino puede tratarse si se detecta en un estado temprano, y de ahí la importancia de las citologías, en las que se toma una pequeña muestra de las células del útero y se examina para encontrar señales precancerosas o actividad de cáncer.

De acuerdo con los estudios publicados por la NHS, las citologías de rutina para el cáncer de cuello uterino pueden prevenir una proporción significativa de casos de cáncer de uterino. Y el porcentaje de cáncer de cuello uterino ha disminuido desde que se introdujeron las citologías en el Reino Unido.

Si es una mujer de entre 25 y 64 años, una citología de rutina puede ser importante para protegerse del cáncer de cuello uterino.

Si cree que tiene una citología pendiente y no está segura de si se la ha hecho, póngase en contacto con su médico. Puede averiguar si le toca hacerse la prueba y, si es así, pedir cita.

¿Qué ocurre durante la citología de rutina?

En el Reino Unido, se invita a las mujeres a que acudan a su primera citología cuando cumplen 25 años. Si nunca le habían hecho una, puede que se sienta nerviosa por ir, o no esté segura de qué esperar durante la cita.

La mayoría de citologías duran menos de 5 minutos. Su enfermera le pedirá que vaya detrás de una cortina y se desvista de la cadera hacia abajo.

Entonces, le darán una bata para ponerse sobre el cuerpo, y le pedirán que se tumbe con las rodillas dobladas; pies juntos, rodillas separadas.

En este momento, su enfermera le insertará un espéculo (una herramienta médica) con delicadeza dentro de la vagina, usando una pequeña cantidad de lubricante. El espéculo se abrirá para que la enfermera pueda ver su útero, y le insertará un pequeño cepillo a través de este hasta llegar al útero. El cepillo se rotará varias veces para tomar una pequeña muestra de las células, y después se retira.

Después de que le toman la muestra, se pondrá en un pequeño colector de muestras que contiene un líquido. Entonces la dejarán sola para que se vista.

¿Y los resultados?

Los resultados de su citología se envían por correo. La NHs trata de enviar los resultados a las dos o tres semanas después de la prueba. A veces puede tardar más, así que trate de no preocuparse si los resultados no llegan a tiempo.

Un 94% de las mujeres reciben un resultado negativo, lo que significa que no se detectaron células anormales. Si tiene un resultado negativo, no tiene que hacer nada más hasta su propia citología, a no ser que se haya detectado algo fuera de lo normal, como una infección.

Aproximadamente un 2% de las mujeres reciben un resultado “inconcluyente”, lo que quiere decir que la muestra que se tomó no se pudo analizar adecuadamente. Esto no quiere decir, necesariamente, que haya algo malo, pero sí deberá volver a hacerse otra prueba.

Si recibe el resultado se informa como anormal, se han detectado algunos cambios celulares. Un resultado anormal no siempre quiere decir que tiene cáncer.

Su carta debería proporcionar información detallada sobre los pasos a seguir, y siempre puede llamar a su médico si quiere discutir sus resultados.

Superar la ansiedad

Un estudio realizado por la Jo’s Cervical Cancer Trust ha descubierto que un número significativo de mujeres evitan la visita médica para la citología porque tienen ansiedad, vergüenza de ser examinadas o aterradas del proceso de la prueba.

Es normal sentirse así, pero hay cosas que puede hacer para aliviar estos sentimientos. Si ha estado evitando su citología, lea esta sección y contacte con su médico para pedir una cita.

Sobrellevar el miedo

Es perfectamente normal sentirse aterrada o ansiosa por acudir a su primera citología. Los exámenes médicos pueden ser intimidantes y mucha gente tiene miedo de la idea de que le toquen sus zonas más íntimas.

Sin embargo, la citología se llevará a cabo por un profesional de la salud entrenado para llevar a cabo este proceso. El proceso puede causar algo de incomodidad, pero el dolor serio es muy inusual.

Recuerde: el proceso de la citología normalmente dura menos de cinco minutos y usted tiene el control del proceso completo.

Usted tiene el control del procedimiento, con lo que si le duele en cualquier momento, simplemente pídale al profesional de la salud que pare. Quizá pueden ajustar su técnica, cambiar el speculum a uno más pequeño, usar más lubricante para que no le duela o ayudarle a relajarse.

Pruebe hacer ejercicios de respiración profunda para combatir la ansiedad. Respirar profundamente puede ayudarle a relajarse, especialmente si practica estos ejercicios antes y durante la prueba. Las técnicas de relajación, como respirar profundamente, también pueden ayudar a mejorar su experiencia de la citología.

Superar la vergüenza

Según la encuesta publicada por Jo’s Trust, un 35% de las mujeres dicen que evitarían la citología porque les da vergüenza su cuerpo, están acomplejadas por la apariencia de su vulva o están preocupadas por si huele “normal”.

Estas preocupaciones son comprensibles, pero el profesional de la salud que le haga la prueba no va a prestar atención a su apariencia, y es poco probable que recuerden siquiera cómo se veía su cuerpo después de terminar el examen. También debe saber que:

  • La mayoría de veces son enfermeras quienes toman las pruebas, y ellas entienden cómo se siente exponer la parte más íntima del cuerpo a una persona desconocida
  • No hay ningún problema si quiere traer a una amiga o familiar con usted
  • Le darán una bata de modestidad

Puede hablar con el profesional de salud sobre sus preocupaciones, quien hará todo lo posible por crear un ambiente cómodo para usted
Todas las vaginas tienen un aspecto diferente, con lo que no hay motivo para sentir vergüenza sobre la suya. Tampoco hay ningún motivo por el que tenga que pensar que debe depilarse o hacerse la cera antes de la prueba. Las citologías están diseñadas para prevenir el cáncer, y su profesional de la salud se enfocará en:

  • Asegurarse de que está cómoda
  • Mantener su dignidad
  • Obtener una buena muestra

Sobrellevar la ansiedad de los resultados de la citología

Es normal tener miedo de recibir un resultado positivo de su citología, pero recuerde:

  • Un 94% de las citologías dan un resultado negativo, lo que significa que no se encuentra actividad precancerosa
  • Hacerse una citología aumenta de forma significativa sus probabilidades de sobrevivir el cáncer de cuello uterino, especialmente si se ha detectado actividad precancerosa a tiempo y se trata en buen momento
  • Se cree que las pruebas rutinarias ayudan a prevenir el cáncer de cuello uterino. Saltarse la citología se asocia con una disminución de las probabilidades de recuperarse completamente, con lo que si está preocupada por el cáncer de cuello uterino, siempre es mejor ir a sus citologías.

Lea más sobre las pruebas de cáncer del cuello uterino.

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud

Ir hacia arriba