¿Preocupado por tu salud? Visita nuestro blog sobre el coronavirus para encontrar todo lo que necesitas saber.

×
Salud

Comer grasa, ¿es malo para usted?

27 December 2019 in Salud

Su cuerpo necesita grasa para funcionar. Es una fuente vital de energía y juega un papel importante en el desarrollo de las células, la producción de hormonas, la absorción de vitaminas esenciales y el mantenimiento de la temperatura corporal.

Pero no todas las grasas deben incluirse en una dieta saludable; algunas grasas son "buenas" y otras son "malas". Por ejemplo, necesitamos ácidos grasos omega-3 para mantenernos saludables, pero las grasas trans pueden provocar enfermedades cardíacas.

Si está confundido con las grasas, es hora de aclarar las cosas. Este artículo le mostrará cómo agregar grasas a su dieta sin dañar su salud.

¿Qué son las grasas malas?

Una grasa buena es aquella que proporciona beneficios para la salud, mientras que las grasas malas están relacionadas con un mayor riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Las grasas saturadas y las grasas trans se consideran perjudiciales para la salud. Estas grasas se encuentran en alimentos como la mantequilla y la grasa de cerdo, y son sólidas a temperatura ambiente. Debe tratar de evitar las grasas trans y limitar su consumo de grasas saturadas.

Grasas trans

Algunas grasas trans provienen de fuentes naturales, pero la mayoría son artificiales. Las fuentes artificiales de grasas trans incluyen productos horneados, alimentos fritos y margarina. Debe evitar las grasas trans porque aumentan los niveles de colesterol malo y reducen los niveles de colesterol bueno.

Prohibidas en Estados Unidos, también existen restricciones sobre las grasas trans artificiales en el Reino Unido. El Comité Asesor Científico sobre Nutrición (SACN, por sus siglas en inglés) del Reino Unido advierte que las grasas trans no deben representar más del 2% de su ingesta diaria de calorías.

Para evitar las grasas trans, asegúrese de leer la lista de ingredientes de los alimentos que consume. Es importante hacer esto porque los fabricantes pueden incluir 0 g de grasas trans si su producto contiene menos de 0,5 g por porción. Estas pequeñas cantidades pueden acumularse, así que busque aceites vegetales parcialmente hidrogenados en la lista de ingredientes, ya que son grasas trans.

Grasas saturadas

Las grasas saturadas solo deben constituir una pequeña parte de su dieta (30 g al día para los hombres y 20 g al día para las mujeres) ya que aumentan los niveles de colesterol malo, lo que puede suponer un mayor riesgo de enfermedad cardíaca. Las grasas saturadas se pueden encontrar en alimentos que van desde productos animales hasta pasteles, galletas y alimentos fritos.

Los científicos ahora saben que los diferentes ácidos grasos saturados tienen diferentes efectos en el cuerpo, por lo que las grasas saturadas de los productos lácteos y las carnes rojas magras pueden no ser tan malas para nosotros como se pensaba.

Sin embargo, su mejor opción es:

  • Reemplazar las grasas saturadas con grasas insaturadas
  • Elegir fuentes vegetales, carnes magras, aves y pescados grasos
  • Limitar el consumo de alimentos grasos ricos en calorías

Grasas buenas

Las grasas monoinsaturadas y las grasas poliinsaturadas se consideran grasas buenas. Pueden aumentar sus niveles de colesterol bueno y están relacionados con una mejor salud del corazón.

Grasas monoinsaturadas

Las grasas monoinsaturadas son líquidas a temperatura ambiente, pero comienzan a endurecerse cuando se enfrían. Buenas fuentes de grasas monoinsaturadas incluyen:

  • Aceite de oliva, maní y canola
  • Aguacates
  • La mayoría de frutos secos
  • Aceite de sésamo

Grasas poliinsaturadas

Las grasas poliinsaturadas son grasas esenciales, lo que significa que debe obtenerlas de sus alimentos porque su cuerpo no las produce. Hay 2 tipos de grasas poliinsaturadas: omega-3 y omega-6.

Una buena fuente de omega-3 es el pescado azul, como:

  • Salmón
  • Caballa
  • Arenque
  • Trucha
  • Sardinas

Y puede obtener omega-6 de aceites vegetales en alimentos como:

  • Semillas de lino
  • Pipas de girasol
  • Nueces
  • Aceite de maíz
  • Aceite de soja
  • Cártamo

Todos necesitamos grasas buenas en nuestra dieta. Entonces, en lugar de evitar todas las grasas, intente reemplazar las grasas trans y las grasas saturadas con grasas insaturadas.

Una vez que haya cambiado las grasas trans y saturadas por grasas insaturadas más saludables, ¿por qué no realizar un seguimiento de sus niveles de energía para ver cómo los cambios en su dieta afectan su energía?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud

Ir hacia arriba