¿Preocupado por tu salud? Visita nuestro blog sobre el coronavirus para encontrar todo lo que necesitas saber.

×
Salud

Cómo aumentar su deseo sexual (libido)

05 July 2020 in Salud

La libido (o deseo sexual) varía de persona a persona. Lo que le parece "normal" podría ser inusual para otra persona: el deseo sexual de cada uno es diferente.

También es normal que la libido de una persona aumente y disminuya en diferentes momentos de su vida. Los estudios muestran que hasta el 20% de los hombres tienen la libido baja en algún momento de sus vidas. Se estima que la cifra es más alta en las mujeres, y se piensa que del 26 al 43% de las mujeres se ven afectadas en algún momento.

Si nota un cambio en su deseo sexual, final puede volver a lo que sea normal para usted, pero existen estrategias de cuidados personales que puede probar para incrementarlo.

Y si está preocupado o si sus síntomas persisten, consulte con su médico.

¿Qué causa la libido baja?

Hay varios factores que pueden afectar su deseo sexual. Los problemas en su relación, el estrés y el cansancio son las causas más comunes. Pero los eventos que cambian la vida como el embarazo, la lactancia o la menopausia también pueden reducir su deseo sexual.

Beber demasiado alcohol, la depresión y el proceso natural de envejecimiento también pueden tener un impacto.

La libido baja a veces puede ser un síntoma de una patología subyacente o un efecto secundario de un medicamento.

Si cree que un problema médico podría estar afectando su deseo sexual, consulte con su médico lo antes posible.

También debe consultar con un médico si cree que un medicamento que está tomando puede estar interfiriendo con su libido. Es posible que puedan cambiárselo a un medicamento diferente con efectos secundarios menos graves.

Cambios en el estilo de vida que podrían afectar su libido

Si cree que el estrés, la ansiedad, el cansancio o un problema en su relación pueden estar afectando su deseo sexual, hacer cambios en su estilo de vida o relación podría ayudarle a arreglar el problema.

Young woman looking tired and yawning at her desk

Combata el cansancio y el agotamiento

El ejercicio regular es un buen punto para comenzar si el cansancio afecta sus deseos sexual. Esto se debe a que la actividad física puede aumentar sus niveles de energía y su deseo sexual. El ejercicio también libera endorfinas que pueden mejorar su sueño y reducir la fatiga.

Se recomienda que los adultos hagan al menos 150 minutos de ejercicio moderado cada semana.

También puede mejorar la calidad de su sueño manteniendo una hora fija para acostarse, asegurándose de que la temperatura de su habitación esté entre 18 y 24° C y relajándose antes de acostarse. Puede hacerlo leyendo un libro, dándose un baño tibio o practicando algunos ejercicios de relajación.
Consulte con su médico si le preocupa su cansancio.

Aborde los problemas en su relación

Si cree que un problema de relación podría estar afectando su deseo sexual, puede resultarle útil sentarse y conversar con su pareja.

Hablar sobre problemas sexuales puede ser desafiante, pero abrirse puede ayudarle a tener menos ansiedad por cualquier problema en su relación.

También puede intentar ponerse en contacto con un servicio local de terapia de pareja.

Afronte el estrés, la ansiedad y la depresión

Si se siente estresado, ansioso o con exceso de trabajo, puede que sienta que está menos interesado en practicar el sexo o que le cuesta “estar de humor".

El estrés y la ansiedad a largo plazo pueden afectar la producción de testosterona en el cuerpo, lo que puede reducir el deseo sexual en los hombres.

Algunas formas de reducir el estrés y la ansiedad en casa incluyen hacer ejercicio (dado que las endorfinas mejoran su estado de ánimo) y practicar ejercicios de meditación, yoga o respiración.

La depresión también puede hacer que pierda el interés o placer en ciertas cosas, incluyendo el sexo.

Si cree que puede estar deprimido o tener ansiedad, debe consultar con su médico, para que pueda discutir las opciones de tratamiento con usted.

Limite la ingesta de alcohol

La ingesta excesiva de alcohol puede reducir la cantidad de testosterona que produce su cuerpo, lo que puede reducir la libido en los hombres. También puede dificultar que hombres y mujeres alcancen el orgasmo al interferir con las señales entre sus genitales y su cerebro.

Si cree que podría estar bebiendo demasiado alcohol, intente reducir el consumo estableciéndose un límite antes de comenzar a beber, o decidiendo un presupuesto de alcohol que se mantendrá en el transcurso de una semana.

También puede resultarle que es útil elegir bebidas más pequeñas, como una botella de cerveza en lugar de una caña grande, o una copa de vino pequeña en lugar de una más grande.

Consulte con su médico si le preocupa su consumo de alcohol.

El envejecimiento y la libido

Envejecer no siempre afecta su deseo sexual, pero muchas mujeres pueden perder interés en el sexo justo antes, durante o después de la menopausia. Esto se debe a los niveles más bajos de las hormonas sexuales (estrógeno y testosterona) en el cuerpo.

Algunos hombres también sienten que sus niveles de testosterona disminuyen a medida que envejecen, lo que puede reducir el deseo sexual.

El envejecimiento también puede aumentar el riesgo de enfermedades como la artritis o las enfermedades cardíacas, que pueden afectar su libido.

Si le preocupan sus hormonas o su deseo sexual, hable con un médico, quien podrá ofrecerle las pruebas apropiadas y tratar cualquier patología subyacente.

El embarazo y la paternidad

El embarazo, el parto y la lactancia pueden cambiar el equilibrio de las hormonas en su cuerpo, lo que puede reducir su deseo sexual.

El embarazo y la paternidad también pueden ser muy agotadores, y es posible que tenga prioridades diferentes o desee centrarse en cuidar a su bebé, lo que puede significar que pase menos tiempo pensando en el sexo.

Si el embarazo o la paternidad han alterado su libido, puede volver a la normalidad con el tiempo. Si no es así, y este es un problema para usted, puede valer la pena hablar con un médico.

¿Y qué hay del chocolate o las ostras como afrodisíaco?

Si busca formas de aumentar su deseo sexual en internet, puede encontrar artículos que recomiendan comer chocolate, ostras o tomar suplementos herbales para aumentar su libido. También puede leer que comer ciertas frutas puede mejorar su deseo sexual.

Desafortunadamente, no hay muchas evidencias científicas que respalden estas afirmaciones, por lo que es mejor seguir los consejos comprobados y centrarse en mantener una dieta equilibrada y saludable.

Article Sources

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud

Ir hacia arriba