¿Preocupado por tu salud? Visita nuestro blog sobre el coronavirus para encontrar todo lo que necesitas saber.

×
Salud

Disfunción eréctil: ¿qué puedo hacer?

18 April 2019 in Salud

Contenidos

Hablar sobre los problemas sexuales puede ser difícil. Pero es importante implicarse en la cuestión y informarse sobre las diferentes causas de la disfunción eréctil, especialmente si está lidiando con este problema y no sabe cómo arreglarlo usted solo.

También es importante entender la diferencia entre los problemas de erección a causa de una patología, como la ansiedad, y los problemas causados por un problema de salud más grave, como la enfermedad cardíaca aterosclerótica.
En muchos casos, tomar medicamentos para la disfunción eréctil (como por ejemplo el sildenafilo) le será de ayuda para manejar los síntomas de la disfunción eréctil. Sin embargo, también es posible que pueda mejorar sus síntomas al hacer cambios en su estilo de vida y su dieta.

En este artículo podrá aprender sobre las diferentes causas de la disfunción eréctil, y cómo podrá solucionar sus problemas de erección.

¿Qué es la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil (o DE) se define como la inhabilidad persistente de tener y mantener una erección suficiente como para tener relaciones sexuales satisfactorias. Es un problema común. Una serie de estudios llevados a cabo en China, los Estados Unidos, Alemania y Brasil demuestran que la disfunción eréctil afecta a un 16-40% de la población masculina adulta, con aproximadamente 150 millones de casos nuevos registrados cada año.

Aunque es más probable que la disfunción eréctil ocurra entre los hombres mayores, esta afección médica puede desarrollarse a cualquier edad. Estudios llevados a cabo en Italia han demostrado que uno de cada cuatro pacientes que buscan ayuda por disfunción eréctil son menores de 40 años.

Los estudios sugieren que la disfunción eréctil se está volviendo más común, y los científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston estiman que habrá 322 millones de casos nuevos por año para el año 2025; esto es un incremento de casi 170 millones de casos de disfunción eréctil cada año. Las prescripciones médicas para medicamentos para la disfunción eréctil (como el sildenafilo, el tadalafilo y el vardenafilo) también está en aumento.

La disfunción eréctil es un problema complejo que está relacionado con una gran variedad de afecciones médicas. Puede darse como resultado de enfermedades como las enfermedades cardiovasculares, hipertensión o esclerosis múltiple, pero también puede darse a causa de un consumo excesivo de alcohol, ansiedad por tener un buen rendimiento sexual o aumento de peso.
La medicación puede ser una forma de producir y mantener una erección, pero puede que también sea capaz de manejar su disfunción eréctil al hacer cambios en su dieta o estilo de vida.

¿Qué causa la disfunción eréctil?

Las erecciones son complicadas. Se desarrollan como parte de un proceso de varias fases que comienza con la estimulación mental o física que nace en su sistema nervioso central liberando una sustancia llamada óxido nitroso. El óxido nitroso fomenta que las arterias que llevan la sangre a su pene se vasodilatan, permitiendo así que la sangre alcance el tejido suave que reviste su pene.

Debido a que la erección depende de los sistemas vascular, endocrino y nervioso, hay muchas enfermedades que pueden impedir este proceso, incluyendo:

  • Aterosclerosis, la cual causa que sus arterias se vuelvan más estrechas y duras, limitando así la cantidad de sangre que alcanza su pene
  • Diabetes, la cual afecta el flujo sanguíneo y los nervios que terminan en su pene
  • Tensión arterial alta, la cual puede dañar las arterias que proveen sangre a su pene
  • Esclerosis múltiple, la cual afecta su sistema nervioso central
  • Enfermedad de Parkinson, la cual afecta la capacidad del cerebro para liberar hormonas importantes
  • Lesiones nerviosas o espinales
  • Enfermedades hormonales, como el hipertiroidismo o el síndrome de Cushing
  • Enfermedad de Peyronie, que afecta los tejidos del pene

Se sabe que ciertos medicamentos causan disfunción eréctil temporal en los hombres, incluidos algunos antihipertensivos y diuréticos, antidepresivos, antihistamínicos y medicamentos que contienen esteroides, entre otros.

Varios factores del estilo de vida también están relacionados con la disfunción eréctil, que incluyen:

  • Ser fumador
  • Tener obesidad
  • Falta de ejercicio
  • Consumo de drogas recreativas
  • Beber alcohol

Muchos factores de riesgo son comunes con la enfermedad cardiovascular, como algunos de estos factores de estilo de vida (fumar, falta de ejercicio, obesidad) así como otros, como la diabetes mellitus, el colesterol alto y la hipertensión.

Es importante tener en cuenta que la disfunción eréctil es a menudo una señal de advertencia temprana de enfermedad cardiovascular. Si tiene dificultades para lograr o mantener una erección, siempre debe consultar con su médico para descartar o tratar cualquier enfermedad subyacente, como una enfermedad cardiovascular.

Los problemas psicológicos, como la depresión, la ansiedad, el estrés y los problemas en su relación también están vinculadas con los problemas persistentes de disfunción eréctil.

Siempre vale la pena considerar los pasos que puede seguir para minimizar el potencial de problemas de rendimiento sexual.

¿Qué puedo hacer para mejorar la disfunción eréctil?

Si le preocupa poder estar padeciendo disfunción eréctil, o si tiene problemas para mantener una erección, debe pedir una cita con su médico lo antes posible. Podrán discutir el problema, discutir sobre cualquier medicamento que esté tomando y hacerle un examen físico.

Su médico también puede organizar algunas pruebas para identificar o descartar cualquier causa subyacente. Estas pruebas pueden incluir la búsqueda de factores de riesgo para enfermedades cardiovasculares, como una prueba de nivel de azúcar en la sangre y un análisis de sangre para detectar el colesterol y otras grasas (lípidos).

Si sus problemas de erección están relacionados con un factor de su estilo de vida o un problema psicológico como la ansiedad por su rendimiento, es posible que pueda mejorar los problemas de erección, o evitar que empeoren, haciendo cambios positivos en su dieta y su estilo de vida.

Existe cierta evidencia de que alterar los factores del estilo de vida puede mejorar la función eréctil, aunque se necesitan más estudios sobre este tema. Debido a que la disfunción eréctil comparte muchos de los mismos factores de riesgo que la enfermedad cardiovascular, realizar cambios positivos en su dieta, estilo de vida y régimen de ejercicio puede mejorar su salud cardiovascular y su salud general.

Estos cambios en el estilo de vida incluyen:

Perder peso

Hay un fuerte vínculo entre la disfunción eréctil y la obesidad. Las razones exactas de esta asociación no están descritas completamente. La pérdida de peso también se asocia con una serie de beneficios relacionados, incluyendo menor riesgo de diabetes tipo 2 y de enfermedad cardíaca aterosclerótica.
Sin embargo, la pérdida de peso saludable es importante. Las dietas de moda y los regímenes de pérdida rápida de peso rara vez son efectivos, y muchos conllevan sus propios riesgos para la salud. Para obtener los mejores resultados, intente perder entre 450 g (aproximadamente) (1 lb) y 900 g (aproximadamente) (2 lb) por semana:

  • Reduzca la ingesta de comida rápida o alimentos con alto contenido de azúcar
  • Coma más frutas y verduras
  • Coma más alimentos integrales, como pasta integral o arroz integral
  • Haga ejercicio durante al menos 150 minutos por semana
  • Beba más agua

Asegúrese de hacer comidas regulares para reducir la tentación de picotear
Si necesita ayuda para formular un plan de pérdida de peso, podrá encontrar información útil en nuestra guía para perder peso de forma saludable.

Dejar de fumar

Los químicos que se encuentran en el humo del cigarrillo pueden dañar su corazón. Varios estudios han demostrado que fumar aumenta significativamente el riesgo de disfunción eréctil, dado que fumar limita el suministro de sangre al pene.

Si realmente quiere dejar los cigarrillos, podría:

  • Escribir una lista de las razones por las que quiere dejar de fumar
  • Desarrollar un plan para hacer frente a sus tentaciones, incluyendo maneras de distraerse
  • Encontrar una terapia de reemplazo de nicotina, como parches, pastillas, chicles y aerosoles nasales
  • Hacer más ejercicio para combatir los antojos
  • Pedirle ayuda a sus familiares o amigos que pueden mantenerlo en el camino correcto

También puede encontrar consejos útiles sobre los momentos clave para dejar de fumar.

Reducir el consumo de alcohol

El consumo excesivo de alcohol puede interferir con su sistema nervioso y puede evitar que tenga una erección.

Beber demasiado alcohol también puede causar otros problemas, como alterar sus niveles hormonales, lo que podría dificultar su capacidad de tener o mantener una erección. Para disminuir los riesgos para la salud del alcohol, debe intentar consumir menos de 14 unidades por semana.

Puede hacer que el proceso de reducir el consumo de alcohol sea más fácil:

  • Estableciéndose un límite diario
  • Estableciéndose un presupuesto semanal para el alcohol
  • Eligiendo de bebidas con una menor graduación de alcohol
  • Tomando bebidas más pequeñas

Aquí hay algunos consejos para beber menos. Su médico también puede ayudarle con esto.

Reducir la ansiedad y el estrés

El estrés y la ansiedad están relacionados con problemas de erección. Esto puede incluir las preocupaciones sobre el trabajo, el dinero, su relación o asuntos familiares.

Si descubre que tiene problemas de erección ocasionales, o que su disfunción eréctil parece ir y venir dependiendo de la situación, es más probable que sea causada por el estrés o la ansiedad.

No siempre puede prevenir el estrés, pero hay algunas cosas que puede hacer para controlar sus emociones y reducir el impacto que el estrés está teniendo en su vida. Esto incluye:

  • Probar la meditación que puede ayudar a mejorar su bienestar mental
  • Hacer ejercicios de respiración
  • Hablar con sus amigos o familiares sobre sus problemas
  • Hacer ejercicio regularmente
  • Asegurarse de que está manteniendo una dieta saludable
  • Asegurarse de dormir lo suficiente

Lidiar con la ansiedad por el rendimiento sexual

Si siente presión por practicar bien el sexo, por su capacidad para complacer a su pareja, o está nervioso por tener relaciones sexuales, puede tener dificultades para lograr o mantener una erección.

Este problema puede desaparecer a medida que usted y su pareja se sientan más cómodos el uno con el otro, pero la ansiedad por el rendimiento sexual puede ser un problema que se perpetúa a sí mismo.

Si no consigue hacerlo una vez, puede sentirse ansioso la próxima vez que tenga relaciones sexuales. Con el tiempo, este problema a veces puede causar disfunción eréctil persistente.

Hablar con su pareja puede ayudar a reducir su ansiedad. Elija un momento en que ambos estén relajados para entablar una conversación honesta y abierta sobre sus ansiedades. Puede que sienta que esto le ayuda a tranquilizarse.
A veces, el asesoramiento para parejas o terapia sexual puede ser útil.

Alternativamente, puede probar la terapia cognitivo-conductual (TCC).

La TCC está diseñada para ayudar a las personas a detener los patrones de pensamiento negativos, que pueden cambiar la forma en que se siente ante las situaciones y la forma en que su cuerpo responde a situaciones que le resultan estresantes o difíciles de manejar.

La TCC puede administrarse de diferentes maneras. Se puede hacer individualmente, en grupo o a través de un libro de autoayuda. Incluso puede usar un servicio en por internet desde la privacidad de su propio hogar.

Conclusión

La disfunción eréctil es un problema multifacético que afecta a muchos hombres. Puede ser el resultado de un problema médico subyacente. Pero hay cambios en el estilo de vida que puede probar para mejorar la disfunción eréctil, que incluyen:

  • Bajar de peso
  • Dejar de fumar
  • Hacer ejercicio regularmente
  • Reducir el consumo de alcohol
  • Abordar el estrés y la ansiedad de manera positiva

El cambio en estos factores puede mejorar su capacidad para tener y mantener una erección, así como mejorar su salud general.

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud

Ir hacia arriba