¿Preocupado por tu salud? Visita nuestro blog sobre el coronavirus para encontrar todo lo que necesitas saber.

×
Salud

8 alimentos que consume y que no son tan saludables como cree

20 November 2019 in Salud

Los superalimentos son alimentos que comúnmente se cree que son ricos en nutrientes y excelentes para la salud. Pero existe un problema: no existe una definición legal u oficial de un superalimento.

Para obtener el estatus de superalimento, una marca de alimentos debe mostrar evidencias científicas de que su producto tiene beneficios legítimos para la salud. Sin embargo, lo que sucede en un laboratorio de investigación puede ser engañoso. Por ejemplo, la investigación sobre superalimentos a menudo implica extractos de los alimentos en concentraciones mucho más altas de lo que una persona consumiría al comer los alimentos en su estado natural.

Es una de varias prácticas que sugiere que muchos de los llamados superalimentos pueden no ser tan fantásticos como parecen.

Entonces, ¿esto significa que sus alimentos saludables favoritos son una pérdida de tiempo y dinero? No todos lo son, pero aquí hay 8 alimentos que no son tan saludables como cree.

Aceite de coco

¿Utiliza aceite de coco cuando cocina? El aceite de coco se ha vuelto más popular en los últimos años como resultado de las afirmaciones de que puede ayudar a perder peso y proteger contra el Alzheimer y las enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, hay una falta de investigaciones sólidas en humanos que respalden todas estas afirmaciones.

Los estudios sugieren que un tipo de grasa en el aceite de coco, conocido como ácidos grasos de cadena media, puede ayudar a su cuerpo a quemar más calorías de lo normal. Sin embargo, hay menos evidencias que respalden las afirmaciones de que el aceite de coco puede proteger contra enfermedades cardíacas y cerebrales.

El coco contiene alrededor de un 86% de grasas saturadas, que se sabe que aumentan el colesterol malo, un factor de riesgo de accidente cerebrovascular y enfermedades cardíacas. Puede ser mejor usar aceite de oliva, ya que tiene un alto contenido de grasas monoinsaturadas saludables.

Néctar de agave

El néctar de agave se considera una alternativa más saludable al azúcar, ya que está compuesto en gran parte por el azúcar fructosa natural, que no provoca un aumento en el azúcar en sangre. Pero esto no necesariamente lo hace más saludable. Puede tener un impacto negativo en sus niveles de azúcar en sangre, y las personas que consumen fructosa regularmente tienen un mayor riesgo de enfermedad del hígado graso y resistencia a la insulina. La fructosa también puede aumentar el colesterol malo, lo que puede ponerle en riesgo de enfermedad cardíaca.

En lugar de cambiar el azúcar regular por néctar de agave, solo observe su consumo de azúcar. Asegúrese de que el azúcar agregado no represente más del 5% de su ingesta diaria de calorías, generalmente no más de 30 g de azúcar al día.

Sal rosa del Himalaya

La sal rosa del Himalaya se comercializa como un sustituto saludable de la sal de mesa porque tiene niveles más bajos de sodio y minerales más importantes. Si bien contiene minerales como potasio, calcio y magnesio, no tiene suficientes de estos minerales para hacer una diferencia en su salud.

En lugar de reemplazar la sal común con sal rosada del Himalaya, reduzca la ingesta total de sal para no comer más de 6 g de sal al día.

Leche de almendra

Las almendras ofrecen muchos beneficios. Están llenas de proteínas, antioxidantes, fibra y minerales. Desafortunadamente, la leche de almendras está hecha de almendras sin piel blanqueadas, por lo que se pierde gran parte de su valor nutricional. ¿Y sabía que la leche de almendra comprada en tiendas puede contener tan solo un 2% de almendra? Esto es porque la leche de almendra procesada está hecha principalmente de agua. También puede contener aditivos como azúcar, sal y saborizantes.

A menos que tenga una preferencia personal por la leche de almendras o sea intolerante a la lactosa, no hay razón para elegir la leche de almendras en lugar de la leche de vaca.

Frutos de Goji

Se cree que los frutos de Goji ayudan a perder peso, mejoran la vista, el estado de ánimo y la circulación y ralentizan el envejecimiento. Pero no existe una investigación real que respalde estas afirmaciones. Los frutos de Goji proporcionan una serie de nutrientes y antioxidantes, pero no es necesario comerlos solo porque crees que son más saludables. Puede obtener los mismos nutrientes de otras frutas y verduras.

Desintoxicación con zumos

Las desintoxicaciones con zumo implican no consumir nada más que zumo de frutas y/o verduras durante un período corto de tiempo. Se cree que nutren el cuerpo y lo ayudan a eliminar el azúcar, la cafeína y los alimentos refinados. Aunque una limpieza con zymo puede proporcionar a su cuerpo muchos nutrientes importantes, consumir solo zumo no es saludable ni sostenible.

Los zumos limpios también carecen de fibra, que es importante para controlar el apetito. Comer mucha fibra está relacionado con un menor riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, diabetes tipo 2 y cáncer de intestino. En lugar de hacer un ayuno con zymo, intente tomar una pequeña cantidad de zumo como parte de una dieta saludable y equilibrada.

Tés de desintoxicación

Los tés de desintoxicación se venden como una forma de limpiar su cuerpo de toxinas y perder peso, pero no hay suficientes investigaciones para demostrar que realmente funcionan. Algunos tés detox contienen diuréticos o laxantes, que son sustancias que no provocan una pérdida de grasa real. En cambio, le ayudan a perder peso de agua, lo que puede crear una falsa impresión de que ha perdido grasa.

Este no es el único problema con los tés detox. Los tés que contienen laxantes como el sen pueden ser perjudiciales para la salud. La ingesta excesiva de sen puede provocar diarrea, trastornos de la función cardíaca y daño hepático.

¿Patatas fritas dulces o normales?

¿Qué es más saludable: las patatas fritas dulces (o de boniato) o las patatas fritas normales? Si, como la mayoría de las personas, cree que la respuesta son los boniatos, es posible que deba volver a pensarlo.

Los boniatos pueden contener algunos nutrientes más, como vitamina A, pero siguen siendo un alimento frito. No solo son altos en calorías, sino que también contienen un subproducto potencialmente cancerígeno (acrilamida) que se encuentra en los alimentos fritos con almidón.

Si quiere comer patatas fritas, una mejor opción sería cortarlas y freírlas u hornearlas para que pueda limitar la cantidad de aceite o grasa que utiliza.

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud

Ir hacia arriba