¿Preocupado por tu salud? Visita nuestro blog sobre el coronavirus para encontrar todo lo que necesitas saber.

×
Salud

7 causas del dolor lumbar (espalda baja)

20 November 2018 in Salud

Contenidos

¿Sabía que alrededor del 60-80% de los adultos en los países “occidentales” sufrirán dolor lumbar en algún momento de su vida?

Si experimenta dolor de espalda baja una vez, tiene un 50% más de probabilidades de sufrirlo nuevamente en el futuro.

El dolor lumbar puede variar de un dolor sordo a un dolor más agudo y severo.

Afortunadamente, el 90% de todos los dolores de espalda baja se pueden tratar sin cirugía. En general, es el resultado de la tensión muscular causada por estar de pie en una posición durante demasiado tiempo, el trabajo físico duro, levantar peso, los movimientos enérgicos, o agacharse o moverse torpemente.

Sin embargo, hay causas de dolor lumbar que no se relacionan con la tensión muscular o la lesión. Estas incluyen:

  • Coxidinia (Dolor en el coxis)
  • Ciática
  • Hernia discal
  • Espondilolistesis
  • Osteoartritis
  • Artritis reumatoide
  • Espondilitis anquilosante

1. Dolor en la espalda baja causado por coxidinia

Si su dolor de espalda es a causa de la coxidinia, sentirá dolor en la base de la columna, donde se encuentra el coxis. Puede causar desde molestias leves hasta dolor severo, y generalmente ocurre a causa de daños en el coxis o el tejido circundante.

Los síntomas de la coxidinia pueden aumentar al levantarse o sentarse en una determinada posición, y el dolor puede dificultar las actividades cotidianas.

En la mayoría de los casos, la coxidinia se puede controlar con analgésicos como el ibuprofeno, y el dolor generalmente desaparece después de algunas semanas.

Debería ir al médico de inmediato si experimenta:

  • Debilidad en las piernas
  • Entumecimiento de las piernas
  • Nueva incontinencia de esfínteres
  • Y debe ver a un médico en 48 horas si:
  • El dolor no mejora después de algunas semanas
  • El dolor no mejora con medidas simples (como analgésicos y fisioterapia)
  • El dolor es severo y le impide realizar actividades diarias

2. Dolor en la parte baja de la espalda causado por la ciática

El dolor en la parte inferior de la espalda como resultado de la ciática generalmente también causará dolor en las nalgas y las piernas. Esto se debe a que los nervios ciáticos se extienden desde la parte posterior de la pelvis, por ambas piernas, hasta los pies.

La ciática generalmente se da a causa de un disco deslizado, que luego presiona el nervio ciático y causa dolor. Este dolor puede sentirse como una sensación de hormigueo que comienza en la parte baja de la espalda y atraviesa las nalgas, bajando por la pierna y hasta el pie y los dedos de los pies. También puede causar entumecimiento y una sensación de debilidad en los músculos de las piernas.

El dolor de la ciática generalmente se puede tratar en casa con analgésicos, ejercicio y compresas frías y calientes. Revelaremos algunos ejercicios útiles para la ciática más adelante en este artículo.

Woman stretching on a pink yoga mat

En algunos casos, puede ser necesario un tratamiento adicional. Pero debe consultar con un médico de inmediato si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Hormigueo o entumecimiento entre las piernas o alrededor de las nalgas
  • Pérdida reciente del control de la vejiga o el intestino
  • Dolor y hormigueo que afectan ambas piernas
  • Debilidad en las piernas
  • Dolor de espalda intenso

Leer más
Para más información información sobre la ciática, visite nuestra Glosario A-Z.

3. Dolor en la parte baja de la espalda causado por un disco deslizado (prolapso del disco intervertebral)

Un disco deslizado puede causar dolor en la parte baja de la espalda, que puede extenderse a otras partes del cuerpo. Ocurre cuando la caja exterior del disco estalla, haciendo que el gel dentro de él sobresalga.

El disco dañado puede ejercer presión sobre la médula espinal o una sola raíz nerviosa. Esto puede causar dolor en el área del disco que sobresale y en el área que está controlada por el nervio sobre el que está presionando el disco.

La causa de un disco deslizado a menudo se desconoce, pero puede ser el resultado de:

  • Agacharse torpemente
  • Levantar objetos pesados ​​o incómodos de levantar
  • Sentarse durante largos períodos de tiempo, como al conducir
  • Fumar
  • Tener sobrepeso
  • Levantar pesas
  • Una lesión traumática en la espalda, como una caída o un accidente de coche

Hay formas de evitar que se produzca un disco deslizado, sobre el cual puede leer más aquí.

El tratamiento de un disco deslizado generalmente implica mantenerse activo, hacer fisioterapia y tomar medicación. Después de aproximadamente 4-6 semanas, el disco deslizado debería recuperarse, pero en algunos casos podría ser necesario un tratamiento adicional.

Consulte con un médico de inmediato si experimenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Entumecimiento alrededor de la región anal y genital
  • Debilidad o parálisis en las piernas
  • Incapacidad para controlar los movimientos intestinales
  • Incontinencia urinaria
  • Incapacidad para caminar
  • Dolor que empeora en lugar de mejorar

4. Dolor en la parte baja de la espalda causado por la espondilolistesis

La espondilolistesis es una patología por la que un hueso de la columna lumbar (parte inferior de la espalda) se desliza fuera de posición y se coloca en el hueso de abajo.

Esto causa dolor en la parte baja de la espalda que, generalmente, se sentirá peor cuando esté activo, y dará como resultado tensión en los tendones isquiotibiales, dolor en las nalgas, rigidez y sensibilidad en el hueso afectado.

El tratamiento de la espondilolistesis suele incluir analgésicos antiinflamatorios, fisioterapia y reposo en cama. Sin embargo, depende de la gravedad del dolor que está experimentando. Algunos casos de espondilolistesis pueden incluso requerir cirugía.

Debería consultar con un médico de inmediato si experimenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Incapacidad para mover las piernas
  • Nueva incontinencia urinaria o intestino
  • Entumecimiento alrededor de los genitales o la región de los glúteos
  • Dolor intenso en las piernas
  • Debilidad repentina en las piernas

5 Dolor en la parte baja de la espalda causado por la osteoartritis

La osteoartritis es la forma más común de artritis y afecta sus articulaciones, causando dolor y rigidez.

Este dolor generalmente solo ocurre en la articulación afectada, pero puede extenderse a otras partes de su cuerpo. El dolor también tiende a empeorar cuando usa la articulación, y para algunas personas el dolor es constante.
La osteoartritis ocurre cuando su cuerpo no puede reparar el daño causado al cartílago protector del hueso.

La razón exacta de esto es desconocida; las articulaciones de todas las personas están expuestas a daños, pero generalmente el cuerpo puede repararlo. Con la osteoartritis, el cartílago protector se rompe, causando dolor, hinchazón y problemas para mover la articulación. Se pueden desarrollar crecimientos óseos (un hueso adicional que se forma en las articulaciones), y el área puede inflamarse (enrojecerse e hincharse).

Aunque no exista una cura, hay cosas que puede hacer para reducir sus síntomas, como hacer ejercicio de forma regular, mantener un peso saludable, usar el calzado adecuado y usar dispositivos que ayuden a reducir la tensión en las articulaciones.

También puede tomar analgésicos y seguir programas de ejercicios estructurados si sus síntomas son más severos. En casos poco comunes, la cirugía puede ser necesaria para reparar, fortalecer o reemplazar la articulación.

Si tiene alguno de los siguientes síntomas, debe consultar a un médico de inmediato:

  • Una articulación roja, caliente o hinchada
  • Fiebre
  • Sensación de malestar
  • Dolor incontrolado
  • Incapacidad de mover la articulación

6. Dolor en la parte baja de la espalda causado por artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune, lo cual significa que su sistema inmunitario, que protege su cuerpo contra las infecciones, ataca por error el sistema locomotor.

Esto causa inflamación de las articulaciones, lo que puede provocar hinchazón, rigidez y dolor.

Al principio, el dolor resulta de la inflamación de las articulaciones, pero a medida que la enfermedad progresa, puede deberse a daños en estas.
Aunque actualmente no existe una cura para la artritis reumatoide, el diagnóstico y el tratamiento precoces pueden ayudar a limitar la progresión de la enfermedad.

Esto incluye tomar medicamentos para evitar que la artritis reumatoide empeore y reducir el riesgo de complicaciones. Además de mantener un estilo de vida saludable, que incluye una dieta variada y equilibrada y hacer ejercicio regular de bajo impacto.

Si desarrolla alguno de los siguientes síntomas, debe consultar a un médico dentro de las 24 horas:

  • Una articulación inflamada y dolorosa repentina que no puede mover
  • Fiebre

7. Dolor en la parte baja de la espalda causado por espondilitis anquilosante

La espondilitis anquilosante es un tipo de artritis que afecta, principalmente la columna vertebral. Causa inflamación de las articulaciones de la columna, lo cual provoca dolor e incomodidad graves y crónicos.

Se desconocen los motivos de esta inflamación, pero podrían estar relacionados con el gen HLA-B27. La inflamación de la columna también puede produción generación ósea, lo que hace que la columna se fusione y puede provocar una pérdida de flexibilidad (anquilosis).

Los síntomas de la espondilitis anquilosante tienden a desarrollarse gradualmente y, a menudo, van y vienen. Existen tratamientos disponibles que pueden aliviar algunos de estos síntomas, aunque no existe una cura.

El tratamiento consiste en retrasar el proceso de fusión de la columna, que se logra a través del ejercicio, la fisioterapia y la medicación.

La espondilitis anquilosante puede afectar la base de la columna vertebral a medida que avanza, lo que puede causar dolor severo en la parte baja de la espalda.

Si desarrolla alguno de los siguientes síntomas, busque ayuda médica de inmediato:

  • Ojos rojos dolorosos
  • Dolor de pecho intenso y repentino
  • Dolor o entumecimiento en la parte baja de la espalda o los pies
  • Incontinencia urinaria o intestinal
  • Debilidad de las piernas
  • Dolor en las articulaciones y fiebre

Ejercicios para el dolor en la espalda

Cuando experimente dolor lumbar inespecífico o dolor lumbar, es posible que desee evitar el ejercicio. Pero moverse más puede ser bueno para su espalda.

Los ejercicios para el dolor lumbar pueden ayudar a fortalecer los músculos de la espalda, el abdomen y las piernas, los cuales apoyan la columna vertebral y pueden reducir el dolor de espalda.

Siempre hable con su médico antes de hacer ejercicio para el dolor de espalda. Dependiendo de la causa y la gravedad del dolor, algunos ejercicios pueden ser dañinos.

Hacer ejercicios para la parte baja de la espalda puede ayudar a mejorar la estabilidad y la flexibilidad de la columna vertebral. Para reducir su dolor de espalda baja, puede intentar estos ejercicios simples:

  • Estirar los talones hacia las nalgas
  • Juntar las rodillas y moverlas de un lado a otro
  • Extensiones de espalda
  • Fortalecimiento abdominal profundo
  • Estiramientos de pelvis

Si su dolor de espalda es a causa de la ciática, hay estiramientos específicos que puede hacer para ayudar a aliviar el dolor movilizando el nervio ciático. Estos incluyen:

  • Estiramiento de rodilla a pecho
  • Estiramiento movilizador ciático
  • Extensiones de espalda
  • Estiramientos del tendón isquiotibial
  • Estiramientos de glúteos

Existen medidas preventivas que puede tomar para evitar el dolor de espalda baja en el trabajo, como sentarse correctamente, levantarse de forma adecuada y tomar descansos regulares.

Conclusión

El dolor lumbar puede ser debilitante. Para tratarlo, necesitas saber cuál es el origen del problema. Si el dolor es el resultado de una patología subyacente, debe tratar tal patología para aliviar el dolor.

Sin embargo, si se trata de un dolor de espalda no específico (dolor de espalda que no está relacionado con una patología específica), es posible que pueda hacer ejercicios para reducir el dolor.

Si le preocupa el dolor lumbar, debe consultar con su médico.

Entrada anterior:

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud

Ir hacia arriba